Diario Vasco

Premian a la reportera que agredió a Osama

vídeo

El momento de la agresión. / R. C.

  • Tras ser imputada hace un mes por aquella escena, ahora la periodista húngara ha sido galardonada en un festival de cine de su país con un premio al mejor documental

La reportera húngara Petra Laszlo se hizo tristemente famosa en septiembre de 2015 después de que la grabaran zancadilleando a Osama y su hijo pequeño Zaid, que huían de la policía en la frontera entre Hungría y Serbia. Tras ser imputada hace un mes por estos hechos, ahora ha sido galardonada en un festival de cine de su país con un premio al mejor documental. Curiosamente, el conflicto que la periodista retrata en el reportaje, titulado 'Foreing To The Nation', es la Revolución Húngara de 1952, que provocó la huida de 200.000 personas de su nación.

László, que trabajaba para la televisión N1, cercana al partido de extrema derecha Jobbik, fue despedida y después pidió perdón por sus actos. Un mes después de su agresión, la reportera declaró al diario ruso 'Izvestia' que no podía encontrar un nuevo trabajo y que incluso estaba pensando en emigrar a Rusia, algo que no ha hecho. El caso sucedió antes de que Hungría sellase su frontera con Serbia y cuando todavía entraban al país miles de refugiados a diario.

Segunda patada a Osama

Después del «accidente» de Hungría, Zaid enfermó, pero cuando llegaron a Austria, lo atendieron los médicos y un periodista egipcio reconoció al entrenador. Su historia dio la vuelta al mundo. Cuando estaba en Múnich, sonó el teléfono. Emilio Butragueño le ofrecía un viaje a Madrid y un puesto de entrenador. Cuando llegó a la capital de España, a Zaid lo saludó CR7 y a su padre le dieron trabajo y piso en Getafe.

Su mujer Mutaha y sus dos niñas están a punto de llegar a España desde Turquía. «Ahora no me renuevan el contrato y no sé qué hacer», dice Mosen.

Miguel Ángel Galán, de Cenafe, asegura que no le renuevan el contrato porque no ha aprendido español, y que le dan la opción de cobrar el paro y aprender el idioma durante cuatro meses y reincorporarse, pero Osama jura que no tiene le menor noticia de esta oferta.

Galán también alega que ha estado «un año en la oficina sentado» por no poder hacer su trabajo, pero la temporada anterior entrenaba al Villaverde Boetticher, un equipo de primera regional. En el equipo aseguran que, después de esa temporada en que les entrenó, descendió a Segunda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate