Diario Vasco
El actor Brays Efe.
El actor Brays Efe. / RC

Paquita Salas... y bastante más

  • Brays Efe es la cara más visible de la serie emitida a través de la plataforma Flooxer

Si busca en un canal convencional la mejor serie española de la temporada perderá el tiempo. Por más vueltas que le dé al mando no la localizará. Porque resulta que se cuelga cada quince días en una plataforma en internet de vídeos cortos, Flooxer. Tras ella están los Javis, Calvo y Ambrossi, actores reconvertidos en hombres orquesta que en el teatro han generado mucho ruido con 'La llamada' y en la tele están demostrando su potencial como 'showrunners'. Ellos han evidenciado que lo patrio puede ser gracioso, interesante y fresco; que no es necesario copiar formatos o comportamientos yanquis para interesar al espectador; y, sobre todo, que es posible hacer en España capítulos de media hora. Milagro.

La cara más visible de este proyecto es Brays Efe. Bueno, él da la cara, el cuerpo, el sentido del humor, el estilo. Lo da todo. Él es Paquita Salas. Representante de actores. O algo así. 'Alma mater' de PS, agencia de representación. O eso vende. Experta en generar éxito. O eso intenta. Persona a la que todo el mundo adora. O eso cree. En ella se sustenta una serie que describe como pocas las bambalinas del cine, el teatro y la televisión, que muestra la cara menos glamurosa de la interpretación, que se ríe de los tópicos de esta profesión y se nutre de autocrítica. Habla de actores, pero en realidad la mayoría de situaciones que se plantean en sus tramas se podrían extrapolar a otros ámbitos. Paquitas hay en todos los lados. En los supermercados, en las oficinas, en los bancos, en las fábricas, en los periódicos, en los ultramarinos. Ya era hora de que alguien las reivindicase. Con solo cuatro episodios, 'Paquita Salas' es ya un fenómeno del que se habla mucho y bien.

Brays Efe no cumple los parámetros que se repiten en la mayoría de actores de las series de hoy en día. Esos cortados por idéntico patrón. Los que lo mismo están en 'El internado', en 'Gran Hotel' o en 'Bajo sospecha'. Que sirven para ser polis, quinquis o titis. Y no será porque Efe no reúna condiciones de todoterreno. Escribe, dirige y actúa. Ha sido relaciones públicas de discotecas, promotor de fiestas, chico de anuncio y colaborador de medios como 'ICE España', 'i-D Magazine' o 'Madriz'. El cine lo descubrió con 'Cómo sobrevivir a una despedida', de Manuela Moreno, aunque ha estado también en filmes como 'El futuro' y 'Faraday' y algunos cortos. Fue mayordomo de Alaska y Mario y blogger de 'Roomies'. ¿Alguien da más? «Actuar es un oficio, tratamos de trabajar con gente que tiene esto claro y que no se anda con hostias, para decirlo rápido». Lo dice Paquita en un capítulo y en la descripción Brays encaja a la perfección.

Nació en Las Palmas, pero se crió en Pontevedra. Hijo de marinero y de cocinera. El sentido del humor domina casi todo en su vida. «La vis cómica creo que me sale del bullying. El humor es una herramienta que te sirve para superar una situación incómoda», confesó en una entrevista.

Bagaje cultural e imaginación

No es la única herramienta que guarda en su caja. También acumula un bagaje cultural relevante (citar a escritores como Elfriede Jelinek o Fran Lebowitz no suele ser habitual en alguien de 28 años) y una imaginación desbordante. Paquita surgió en un vídeo de 15 segundos que grabaron un grupo de amigos mientras esperaban a ver 'Gran Hermano' y que publicaron en Instagram, la red social en la que Efe lo mismo se fotografía con Carlos Baute que muestra su colección de DVDs, que incluye títulos de Kiarostami o de Manoel de Oliveira. Echa mano de referentes que pululan por internet, por la tele, por las estanterías, por las noches de Madrid. Todo vale.

Confiesa que lo de actuar se ha cruzado de repente en su camino y está encantado. Aunque le exija depilaciones dolorosas y mantener una melena que sólo puede defender Terelu (inspiración estética de Paquita). ¿Lo próximo? Quién sabe. Tal vez 'Puente Viejo', «que no es poco, es una oportunidad». Aunque posiblemente para que alguien como él participase en proyectos televisivos se deberían «escribir historias donde haya otros tipos de personaje», reivindica.

Mientras tanto, su actividad no se detiene. Tiene algún cortometraje en mente y no descarta seguir acumulando facetas a su ya de por sí amplio y variado currículum. Y más Paquita, claro. Los 'paquiters' no perdonarían que los abandone.

PANTALLAZOS

Paquitazos. Los momentazos de Paquita deberían denominarse ya 'paquitazos'. En el episodio 4 de la serie protagoniza un destape digno de la Cantudo y se pega un revolcón con Pajares, nada menos. Representa a artistas tan variados como Belinda Washington o Lidia San José. Y cree en las actrices 360, de esas que sirven para casi todo. En su caso para alcanzar la cifra le falta cantar, según admite.

Teatro. Ha protagonizado 'Dextrocardiaco', comedia romántica escrita y dirigida por Juan Arcones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate