Diario Vasco
Saltó a la fama con 'Un paso adelante', pero tuvo que emigrar a Miami para seguir su carrera. Ahora compone para artistas como Ricky Martin o Shakira y atesora hasta un Grammy.
Saltó a la fama con 'Un paso adelante', pero tuvo que emigrar a Miami para seguir su carrera. Ahora compone para artistas como Ricky Martin o Shakira y atesora hasta un Grammy. / R. C.

Beatriz Luengo: «Con la fama te salen primos de la nada»

  • La actriz y compositora regresa de Miami para participar en 'Tu cara me suena'. «El encasillamiento ha jugado en mi contra», dice

Con tan solo 17 años, Beatriz Luengo (Madrid, 1982) comprobó que la fama podía tener también cosas malas. Su papel en la serie 'Un paso adelante', de la que se cumplen 14 años de su estreno, le valió el reconocimiento, pero la encasilló en el papel de bailarina. Harta de ser rechazada en los castings, hizo las maletas y se fue a vivir a Miami, donde inició su carrera como compositora de artistas como Ricky Martin o Shakira. Ahora regresa a España para participar en la quinta edición de 'Tu cara me suena' (Antena 3, esta noche, 22.30 horas), que el viernes pasado se estrenó con un espectacular dato de audiencia: 3,3 millones de espectadores y el 16,5% de 'share'.

- De vuelta en España.

- Desde la segunda temporada del programa me estaban llamando para participar, pero yo trabajo en Miami. En esta ocasión se debió a una razón personal, me quedé embarazada y quería que mi bebé comiera los purés de mi madre (risa). Me apetecía estar en España.

- Dicen que es la favorita de esta edición. ¿Hay rivalidad?

- Participamos cuatro personas que nos dedicamos a ser cantantes profesionalmente, pero se nota mucho que Blas Canto y yo nunca hemos estado en un concurso y no tenemos esa sensación de rivalidad. Un minuto antes de salir a cantar estamos haciendo tonterías y tampoco el programa alimenta eso.

- El humor también juega en este programa.

- Y creo que no ha habido una persona más divertida que Yolanda Ramos en todas las ediciones de 'Tu cara me suena'. Hemos tenido que parar dos veces la grabación porque el público lloraba y los cámaras no podían seguir grabando. De normal ella es muy graciosa, pero cantando...

- ¿Cómo le va en Miami?

- Allí tengo mi casita y me va muy bien, sobre todo como compositora de Shakira, Diego Torres, Ricky Martin... ¿Te suena la canción de 'La mordidita'? Pues esa la compuse yo. El año pasado me dieron un Grammy.

- Algo echará de menos de aquí...

- El Cola-Cao (risas). Aquí me siento muy bien cuando estoy con mis amigas en mi barrio.

- ¿Y tiene intención de quedarse mucho más en España?

- Estoy muy feliz, pero no creo que me quede, tendría que tener un proyecto concreto y de momento no lo tengo.

- ¿A su niño le canta también?

- Es muy bailongo, le gusta mucho el 'reageton' cubano, en eso se parece a su padre (Yotuel Romero). Le tira más Cuba que el flamenco.

- ¿No le apetecería dar un dueto con su chico?

- Sería estupendo, yo lo he pedido varias veces, pero pasan de mí. Lo entiendo, ellos conocen muy bien a la audiencia y les va muy bien, pero siempre les digo que a mi chico no le hace falta maquillaje, que viene ya negro de casa (risas).

- Se van a cumplir 14 años del estreno de 'Un paso adelante'.

- Ahora soy más alta (carcajada), en esa serie no había dado el estirón. No, ahora en serio, su éxito me ayudó a darme cuenta de que cuesta abajo se aprende mucho. Cuando das el pelotazo con 17 años, como me pasó a mí con esa serie, que la tenía que compaginar con el instituto, todo el mundo te quiere de repente, te salen primos de la nada. Pero se acaba, porque todo es cíclico, y cuando quieres retomar tu carrera estás marcada, eres 'la de UPA Dance'. Me he hecho muy fuerte y realista, eso me gusta. No me pongo metas a largo plazo.

- ¿En España se la ha reconocido menos?

- Esta palabra, reconocimiento, no me gusta, pero nunca olvidaré que mi primera oportunidad me la dio mi país. También es cierto que pasé mucho tiempo yendo a 'castings' y todo el mundo me decía '¿pero tú no eras bailarina?' No, yo soy actriz. He tenido ese encasillamiento, que ha jugado en contra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate