Diario Vasco

'Gran Hermano 17' expulsa a Álvaro por sus polémicos comentarios

Álvaro, tras conocer la decisión del programa de expulsarlo.

Álvaro, tras conocer la decisión del programa de expulsarlo.

  • Más de 148.000 personas pidieron su salida en Change.org al considerar que ciertas intervenciones del concursante eran machistas o hacían apología al matrato animal

  • Pablo, el primer expulsado, sufre un ataque de ansiedad al entrar en el 'Contraclub'

Noche polémica la vivida este jueves en la casa de 'Gran Hermano 17'. La organización del programa decidió expulsar de forma disciplinaria a uno de los concursantes, Álvaro, por unos desafortunados comentarios realizados a lo largo de varias emisiones y que han sido considerados machistas, homófobos o que hacían apología del maltrato animal. "Álvaro abandona esta noche la casa y lo hace por decisión del programa. Sus comentarios ya no tienen justificación", anunciaba el conductor del formato, Jorge Javier Vázquez, al inicio de la gala que se celebra cada jueves.

Durante la última semana, cientos de personas habían criticado con dureza a través de varias redes sociales que el 'reality' no expulsara al concursante por unos comentarios que consideraban inaceptables. Más de 148.000 personas firmaron en la plataforma Change.org una petición para que Telecinco actuara. "Algunos de tus comentarios no se pueden tolerar dentro de ‘Gran Hermano’, por eso la dirección del programa ha decidido expulsarte”, argumentaba el 'Súper' a la hora de comunicar a Álvaro su expulsión.

“¿En serio? Lo siento muchísimo. No quería molestar a nadie", respondía el sevillano entre lágrimas. Más tarde, ya en plató tras abandonar la casa, se intentaba explicar ante el presentador: "Tengo la conciencia muy tranquila, recuerdo cada cosa que he dicho y nada ha sido con maldad", aseguraba.

Sus declaraciones más polémicas

El polémico comportamiento de Álvaro en la casa estaba siendo observado detenidamente por la dirección del programa. La última de estas intervenciones tuvo lugar el pasado 21 de septiembre cuando el concursante decidió coger un pájaro muerto del jardín para meterlo en la vivienda y bromear con los demás participantes lanzándolo a través del tejado.

Otro de los momentos más desafortunados fue cuando el sevillano preguntaba a Pol, otro de los concursantes, sobre su forma de comportarse con las mujeres: "¿Tú has abandonado alguna vez a una hembra? Que hayas quedado con ella, hayas hecho el amor en un descampado y luego la hayas dejado tirada", ejemplificaba Álvaro.

Los espectadores del formato de Telecinco mostraron igualmente su indignación por varios comentarios en relación a los animales. "¿A ti te preocupa el puto perro? ¿Tú llorarías por un galgo si yo atropello a uno? ¡Que le den por culo al animal! ¡Que se muera! A mi me daría pena por el coche", se escucha decir a Álvaro ante el estupor del resto de concursantes.

El regreso de Maite y la ansiedad de Pablo

La tercera gala de 'Gran Hermano' tuvo también otros momentos álgidos. La audiencia eligió que Pablo fuera el primer consurante en abandonar la decimoséptima edición. Pero lo que no se esperaba el 'gofrero' -como se le bautizó por su profesión en Londres en un negocio de gofres- es que los expulsados pasaban a formar parte del 'Contraclub', un espacio instalado al lado de la casa y en el que se encontró con las exconsursantes Maite Galdeano, Amor Romeira y María José Galera.

Pablo no pudo evitar su sorpresa al descubrir la nueva estancia y pronto se mostró agobiado por el acercamiento de Maite, la primera expulsada de la anterior edición, que insistía en explicarle cómo debía comportarse con la gente para triunfar en la vida. Minutos más tarde, se refugiaba en el confesionario y sufría un ataque de ansiedad. "No puedo estar aquí, ellas me están cogiendo, me agobian y se nota que no lo hacen de verdad, que es forzado. No puedo quedarme aquí”, le decía al 'Súper'. Finalmente, el concursante dejó el 'Contraclub' y fue definitivamente expulsado de Guadalix de la Sierra.