Tras la estela de Cristóbal Balenciaga

El museo de Getaria expone el proyecto 'Transmisiones', con 26 creaciones de alumnos de seis escuelas internacionales de moda

R. KORTA

El Museo Balenciaga ha inaugurado este jueves la muestra dedicada al proyecto 'Transmisiones', en el que profesores y alumnos de diseño de seis escuelas internacionales de moda han desarrollado sus obras a partir de la reinterpretación personal de las creaciones del modisto de Getaria. Una selección de 26 obras de los 150 modistos participantes se expone desde este jueves en el atrio del museo hasta el 2 de septiembre.

Miren Vives, directora del museo, ha explicado durante la presentación que «hemos querido abrir el legado de Cristóbal Balenciaga a la nueva creación desde la perspectiva de un tema que define la obra del maestro de la alta costura: la revolución de la silueta».

El proyecto 'Transmisiones', promovido por el museo desde 2016, ha reunido a profesores y alumnos de seis escuelas de moda: Central Saint Martins (UAL, Londres), The Royal Danish Academy of Fine Arts (Copenhague), Iceland Academy of the Arts (Reykjavik), Shenkar College of Engineering, Design and Art (Ramat Gan, Israel), Seika Kyoto University (Kioto) y Parsons The New School (Nueva York). Además, la plataforma Bilbao International Art and Fashion ha participado en el proyecto integrando a 12 diseñadores vascos. Los participantes han tenido acceso directo a determinadas piezas del archivo del museo para contextualizar sus diseños.

Cada alumno en su respectiva escuela, ha desarrollado durante dos meses su propio proceso de investigación y creación, cuyo resultado se han materializado en la realización de un 'outfit' inspirado en los conocimientos adquiridos. Los trabajos resultantes de este proceso han sido valorados, tanto por sus profesores como por los responsables del proyecto, para llegar a una selección de 26 creaciones que se exhiben ahora el Museo.

Elisa Palomino, responsable del BA Fashion Print en Central Saint Martins y asesora educativa en el proyecto, ha explicado que «como diseñadora de moda y educadora, creo en la necesidad y el deber de cambiar los sistemas de la moda a través de la educación, haciendo hincapié en las formas revolucionarias de Balenciaga y en los oficios tradicionales que están desapareciendo, y animando a los jóvenes diseñadores a volver a introducir dichas técnicas en su trabajo». En este sentido, valora que el proyecto ha desarrollado «nuevas prácticas de moda para cambiar la mentalidad de los alumnos, sacándolos del aula y llevándolos a los archivos del museo para inculcarles los valores de la exquisita habilidad artesanal y del innovador diseño de Balenciaga».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos