Tolosa homenajea a Tomás Hernández Mendizabal por sus 50 carteles del carnaval

Hernández Mendizabal, junto a varios de sus carteles./IÑIGO ROYO
Hernández Mendizabal, junto a varios de sus carteles. / IÑIGO ROYO

El Ayuntamiento celebrará mañana un acto institucional y popular e inaugurará una exposición con sus carteles de los Iñauteriak

JUANMA GOÑITOLOSA.

Tomás Hernández Mendizabal lleva cincuenta años ininterrumpidos dibujando, -y regalando-, el cartel anunciador del carnaval de Tolosa. «Es mi manera de participar en esta fiesta. Recibí el encargo en 1969 y me gustaría seguir hasta que los tolosarras quieran. No creo que exista en Euskadi un artista que tenga tantos carteles en la misma localidad», contaba ayer orgulloso el pintor donostiarra.

Esta vinculación desinteresada de Hernández Mendizábal con los Iñauteriak tolosarras ha servido de oportuna excusa para que el CIT y el Ayuntamiento de la localidad le homenajeen mañana, jueves. Primero se celebrará un acto oficial en el salón de Plenos, y después se inaugurará una exposición con los cincuenta carteles, incluido el de este año, en el palacio Aranburu. También se quiere editar un libro con todos los dibujos.

¿Cómo recibió el primer encargo? Hernández Mendizabal recuerda que él formaba parte del CAT de San Sebastián cuando se acababa de crear el CIT de Tolosa. «Nosotros intentamos ayudar a sus componentes en aquellos primeros años, les ofrecimos colaboración y asesoramiento. Poco a poco, nos fuimos conociendo más, y fortalecimos nuestras relaciones. Y la amistad derivó en el encargo que me hizo Antxon Elósegui en 1969».

El dato

Mañana, jueves.
19.30 horas, salón de Plenos del Ayuntamiento de Tolosa. Homenaje a Tomás Hernández Mendizabal. A las 20.15 horas, en el palacio Aranburu, inauguración de la exposición de sus carteles de carnaval.

Todos los carteles del carnaval contienen, así, ese sello inconfundible del autor que, en palabras del escritor Karlos Linazasoro, le hacen ser «siempre iguales, pero también siempre diferentes, como en realidad es el propio carnaval». Se han convertido, de hecho, en un verdadero icono de los Iñauteriak.

El pintor donostiarra confiesa ser un apasionado de las fiestas populares, y dice que todo lo que se plasma en sus dibujos responde a vivencias que manan de su propia visión personal del carnaval. «En general, dice, siempre me ha gustado vivir la fiesta y no asistir a ella como mero espectador; no sólo en Tolosa, también en Donostia y otros lugares. De esta manera, las vivencias se trasladan casi sin querer a los dibujos».

El artista donostiarra es un apasionado del carnaval de Tolosa. «Creo que es una fiesta que ha sabido transmitir lo que es realmente el carnaval desde sus comienzos. El hecho de haberse celebrado siempre, con el camuflaje de 'fiestas de primavera' durante el franquismo, ha sido determinante, sin duda, para garantizar su arraigo». El artista entiende que la de Tolosa es una «fiesta muy sana, muy del pueblo». Opina que un carnaval nunca tiene que ser un desfile «donde todo le montan y ya está», tiene que llevar implícita la participación espontánea de todo el pueblo, incluso individualmente. No tiene que estar muy 'organizado', tiene que dejar vía libre a las vivencias de los grupos. Y esto en Tolosa se da siempre».

A Hernández Mendizabal le gusta venir a Tolosa de 'incógnito'. Recuerda sus años de juventud. «Veníamos tres de la cuadrilla desde Donosti. Eran los años sesenta. Veníamos disfrazados y un año incluso nos dieron un premio, pero cuando vinimos a recogerlo, nos dijeron que no podían dárnoslo porque no éramos de Tolosa. Siempre cuento esta anécdota a mis amigos tolosarras».

«Sorprendido y emocionado»

En su día, el cartelista donostiarra fue nombrado 'Distinguido de los Iñauteriak' por su colaboración con el carnaval. Y ahora le llega el homenaje de mañana, ante el que confiesa sentirse «abrumado y sorprendido». «No tengo más que expresar mi gratitud al pueblo de Tolosa. Cuando hago estos carteles no pienso en premios ni en reconocimientos, sólo siento que estoy haciendo lo que me gusta, participar en la fiesta y colaborar con ella pintando. Me basta con el 'sentir popular' de que te recuerden porque has hecho algo, pero nada más, nunca espero premios ni reconocimientos».

El artista y dibujante de Donostia dice, «con humildad y orgullo» que el suyo es un «caso único» en la historia del arte vasco. «No es normal que un pintor tenga cincuenta obras en una localidad, ni que haya diseñado ya 180 carteles. Estoy muy orgulloso por ello».

A Tomás Hernández le gustaría seguir colaborando con los Iñauteriak «hasta que me muera o los tolosarras me dejen». «De hecho, ya tengo dibujado el cartel del carnaval del 2019». «Otra cosa sería -añade-, que el Ayuntamiento adopte otra decisión».

El homenaje de mañana pretender ser más popular que institucional. Participarán la alcaldesa, Olatz Peon, los representantes del CIT, Julián Lacunza (presidente) y Antxon Elósegui (fundador), grupos carnavaleros como el Arpegi y la txaranga del Kabila, que interpretará algunas piezas. En el palacio Aranburu, el propio artista hará la visita guiada por sus carteles, en los que nunca faltan elementos consustancias a la fiesta: la máscara, las txarangas, los disfraces, los toros...

Hernández Mendizabal diseñó también para Tolosa una escultura que preside la plaza de toros, donde confluyen dos vivencias muy arraigadas en la villa: los carnavales, representados por un arlequín,y la tradición taurina, de la mano del toro en movimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos