Tabakalera acogerá un centro que impulse las creaciones audiovisuales en euskera

Garazi Goia, durante la ponencia que presentó ayer en las instalaciones de Orona Fundazioa en Hernani. / JOSÉ IGNACIO UNANUE

Todas las instituciones del centro de cultura asumirán esta entidad, que ocupará más de mil metros cuadrados de superficie en el edificio. La factoría funcionará desde principios de 2018 como un laboratorio que explore iniciativas

ALBERTO MOYANOSAN SEBASTIÁN.

Tabakalera completará su ecosistema audiovisual con la apertura a comienzos del próximo año de un «laboratorio de impulso a la creación de contenidos en euskera». Esta iniciativa, generada desde la Dirección foral de Igualdad Lingüística -dependiente del diputado general, Markel Olano- se presentó en sociedad ayer, en un acto celebrado en el Orona Fundazioa de Hernani. La de ayer fue la primera de las tres convocatorias institucionales con el sector audiovisual vasco -las siguientes serán el 31 de octubre y el 16 de noviembre- para dar a conocer y testar el proyecto. Al acto acudieron alrededor de sesenta representantes institucionales, de ETB, del Zinemaldia y de varias productoras del sector audiovisual euskaldun.

Este nuevo centro, resultado de un año de trabajo entre Diputación, Mondragon Unibertsitatea, además de Goiena, el departamento de Audiovisuales de la UPV/EHU, EITB y representantes del sector, ocupará más de 1.000 metros cuadrados en la fachada suroeste de la planta 1 de Tabakalera. Su objetivo será detectar, filtrar, testar prototipar y ayudar a la producción inicial de cuantos proyectos audiovisuales, preferentemente en euskera, se presenten en la Factoría. Y por «proyectos audiovisuales» el proyecto entiende cuantos se consumen a través de una pantalla, desde series de televisión a películas, pasando por vídeojuegos, aplicaciones de móvil o programas informáticos.

Las previsiones apuntan a que las obras de acondicionamiento del espacio de Tabakalera salgan este otoño a concurso, con un presupuesto aún por determinar. La Diputación sí ha consignado ya una partida de 400.000 euros -200.000 en los presupuestos de 2018, pendientes de aprobación- a este proyecto para los dos próximos años. Enmarcada en el programa foral Etorkizuna Eraikiz, la iniciativa prevé que, una vez puesta en marcha, pase a estar financiada por la propia Tabakalera a través de sus tres instituciones -Ayuntamiento de Donostia, Diputación Foral y Gobierno Vasco- y atendida por personal del Centro Internacional de Cultura Contemporánea -una cuatro personas, según las estimaciones los responsables forales que han trabajado en el proyecto-.

La Diputación ha consignado ya una partida presupuestaria de 400.000 eurosL

Cuatro miembros de la plantilla de Tabakalera se ocuparán de atender este nuevo laboratorio

a previsión es que las obras se liciten este año y la factoría arranque a comienzos de 2018

El director de Igualdad Lingüística de la Diputación, Mikel Irizar, señala que este proyecto nace de «la necesidad que hemos detectado de impulsar la creación audiovisual en euskera» e indica que así como «hace diez años hubo un gran impulso en determinados ámbitos, como la Wikipedia, en donde es el idioma 35 en número de entradas, en otros campos ha habido un desarrollo menor». Irizar cita la creación cinematográfica en euskera como el sector más desarrollado y los vídeojuegos o los youtubers como los que menos se han explorado». En la gestación del centro han participado 2.500 jóvenes de entre doce y dieciséis años que han ayudado a perfilar los modelos de consumo cultural de las nuevas generaciones. Un ejemplo: el 70% de estos contenidos son en castellano, el 20% en euskera y el 10% en inglés.

Más laboratorio que factoría

Aunque a falta de una denominación definitiva de esta entidad, la provisional es la de 'Laboratorio de impulso a la creación de contenidos audiovisuales', también se barajó el término 'factoría'. «Una factoría es un lugar de producción y aquí no se va a producir. Esto está más vinculado a la experimentación y a la búsqueda» de proyectos innovadores, aclara Irizar.

El proyecto ofrece un recorrido en cinco pasos: captura y génesis de ideas. «Será una recepción abierta tanto a ideas de profesionales como a propuestas 'amateurs' para estudiar iniciativas originales o explorar qué se está haciendo en otros sitios». En este punto, Irizar recuerda que Garazi Goia ha diagnosticado que «las tendencias audiovisuales del mundo anglosajón tardan en llegar a Euskadi unos tres años». Goia, directora de Desarrollo Estratégico de la cadena Sky tras su paso por la BBC, participó ayer en la presentación del centro con una ponencia sobre 'Tendencias de los audiovisuales británicos y posibilidades los audiovisuales en lengua vasca' y un posterior debate con el director de Donostia Kultura, el periodista Jaime Otamendi.

El segundo apartado se encargará de «filtrar y contrastar» las ideas con profesionales del sector o incluso con público. A continuación, «se explorarán a fondo cada una de las ideas para sacar todas las potencialidades que encierren». Y tras decidirse «qué desarrollo pueden tener, será el laboratorio el que dé forma al prototipo», se desarrollará éste. Irizar ilustra este aparentemente complejo proceso con el caso del programa 'Goazen' de ETB1, que a partir de noviembre desarrollará también productos transmedia, según una idea gestada, testada y puesta en marcha en apenas dos meses. «Otros proyectos llevarán más tiempo», aclara el director foral de Igualdad Lingüística.

Más

Fotos

Vídeos