«Todavía sigo buscando el Arteleku de hoy en día»

«Todavía sigo buscando el Arteleku de hoy en día»

La artista, que ultima una obra en Suecia, opina que «hay cosas en las que no puedo ser flexible porque la pieza dejaría de ser la que es»

A. M. SAN SEBASTIÁN.

Maider López, que viajará este mes a Texas para preparar un proyecto y ultima una obra para Gotemburgo, reconoce que Arteleku «es algo muy importante en mi vida. No sé si va a suceder nunca algo como lo que pasó allí», añade.

- ¿Han usurpado otras disciplinas el término 'arte urbano'?

- Sí que hay una vinculación del arte urbano al grafiti. Cada vez trabajo más en la naturaleza, aunque durante años, y tengo mil piezas, trabajé en la ciudad. Miro mucho cómo se mueve y relaciona la gente en el espacio público y cómo éste está definido de una manera que marca nuestro comportamiento. Hay una tendencia a la alineación y son las propias personas las que no permiten eso. Siempre hay un espacio que se sale de esa normativa.

- ¿Trabaja más en el extranjero?

- Yo creo que igual, en este momento. Hubo un momento en el que, sin ninguna duda, trabajaba más fuera. Por ejemplo, el año pasado he estado en la bienal Prospect de Nueva Orleans, en Belgrado con una exposición colectiva, también en México y aquí, en el Estado, otros tantos proyectos. Lo único, que a veces unos proyectos son más grandes que otros, pero me gusta mucho compaginar los trabajos de fuera con los de aquí.

- ¿Qué supuso Arteleku?

- Es algo muy importante en mi vida y todavía sigo buscando el Arteleku de hoy en día. Fue un lugar de encuentro y producción, un espacio para el artista en el que se miraba sus necesidades. No sé si va a suceder nunca algo como lo que pasó allí.

- ¿Se siente parte de una generación de artistas?

- Por edad, soy más joven que la mayoría de los que pasaron por Arteleku. Sí, sí hay algo en común: los vínculos que ahí se generaron. Lo personal.

- ¿Hasta qué punto dependen los artistas de las instituciones públicas? ¿Hay dependencia?

- Hay una relación estrecha. ¿Dependencia? No lo sé.

- ¿Les utilizan?

- Se trata más bien de generar una relación de confianza, como la que existía en Arteleku, en la que el artista se sienta libre. Siempre que me llaman para un proyecto hay que generar una relación en la que te sientas cómodo y si no lo estás, no lo haces.

- ¿Y cómo hacer que le respeten?

- Soy una persona flexible, pero en el arte hay cosas en las que no puedo porque ya la pieza dejaría de ser la que es. Se trata de tener muy claros esos límites, los artistas sabemos qué es lo que no se puede pasar. Lo que me diferencia de otros profesionales no relacionados con el arte es que lo que a mí me importa es mi proyecto. Los artistas estamos seis meses o un año trabajando en una obra y lo importante es algo poco tangible, pero que hará que esa pieza sea esa pieza.

- ¿Próximos proyectos?

- En unos días voy a Texas para una exposición en un museo, pero que no sé muy bien qué es. Y llevo tiempo trabajando en un proyecto para una piscina pública en la ciudad sueca de Gotemburgo. He hablado con las usuarias, les he escuchado para saber qué les inquieta, qué les gusta y a partir de ahí, he propuesto una obra que realizaré este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos