La segunda vida de un 'steinway' centenario

El párroco Jesús Mari Zabaleta, Carlos Ruiz (Kutxa) y el pianista Jon Urdapilleta posan con el piano./MICHELENA
El párroco Jesús Mari Zabaleta, Carlos Ruiz (Kutxa) y el pianista Jon Urdapilleta posan con el piano. / MICHELENA

Kutxa Fundazioa restaura un piano de la legendaria firma para su espacio en Tabakalera. Jon Urdapilleta y Miguel Ituarte presentan 'en sociedad' hoy el instrumento, dentro de la II Semana Bach que se celebra en la parroquia IESU de Riberas de Loiola

ALBERTO MOYANOSAN SEBASTIÁN.

Un siglo después de su construcción y tras permanecer durante décadas en un domicilio privado, el piano Steinway & Sons de Germán Alzueta se reestrena hoy, en el marco de la programación de la II Semana Bach que se celebra hasta el próximo viernes en la parroquia IESU del barrio donostiarra de Riberas de Loiola. Y lo hace de la mano de Kutxa Fundazioa, que se ha encargado de su puesta a punto y de que vuelva a sonar en público dentro de este programa musical que hoy comienza. En concreto, se trata de un 'steinway' de media cola, modelo O, de 180 centímetros de largo y acabado en negro, construido en México en 1906. Su destino inmediato será el espacio Kutxa Plaza que la Fundación dispone en la cuarta planta de Tabakalera, en donde el propio instrumento va a generar una programación de conciertos.

Hasta aquí, la noticia y a partir de aquí, la historia de una recuperación. ¿Quién fue German Alzueta? En primer término, un personaje al que el paso del tiempo ha convertido en un pequeño enigma. Los intentos, tanto de Kutxa Fundazioa como de otras entidades por recabar datos en torno a este músico, han cosechado unos resultados muy limitados. El Archivo Vasco de la Música-Eresbil es quizás quien más lejos ha llegado. Su director, Jon Bagüés, señala que el único rastro hallado en sus fondos documentales sobre Alzueta son dos programas musicales: el primero, fechado en 1922 y perteneciente al Gran Kursaal, en donde figura como acompañante al piano del violonchelista Gaspar Cassadó; el segundo, de de 1932, en el que Germán Alzueta aparece como participante en un «Festival Ravel». En este segundo programa figuran algunos datos biográficos de Alzueta: «Nacido en Irura, empezó sus estudios bajo la dirección de D. Eduardo Mocoroa, en Tolosa, terminándolos brillantemente en Madrid en las clases de Tragó, Arín y Bretón, obteniendo un primer premio de composición». Además de confirmar que figura como pianista en varios programas del Teatro Gran Kursaal en los años veinte y treinta, una consulta de Bagüés en la web del Archivo Diocesano le permitió averiguar que su fecha de nacimiento fue el 20 de enero de 1892. Una última huella en Eresbil: una partitura de la 'Plegaria' de la 'Suite Vasca' de Nemesio Otaño acredita los arreglos para sexteto a nombre de Germán Alzueta. Tras la década de los años treinta, se pierde su pista en lo que a la documentación que se conserva catalogada se refiere.

Herencia familiar

¿Cómo ha llegado su piano a manos de Kutxa Fundazioa? Germán Alzueta tuvo dos hijas y un hijo, este último, fallecido recientemente. Arantza Alzueta reside aún en Bayona, mientras que Maite Alzueta, que fuera directora del Liceo Santo Tomás y viceconsejera de Cultura en uno de los primeros ejecutivos vascos de la Transición, a comienzos de los años ochenta, recibió en herencia el piano como parte del contenido del domicilio de su padre en el donostiarra Paseo de Francia. A su muerte, hace unos años, este legado fue a parar a manos de una mujer que desea permanecer en el anonimato y que fue quien contactó con la Fundación Kutxa a través de su director general, Carlos Ruiz, para consultarle sobre el posible destino del instrumento.

«Abrí la tapa, vi en qué estado se encontraba, comprobé la fecha de su construcción y le dije a su propietaria: 'O te deshaces de él o nos lo cedes para que lo restauremos'. Y su respuesta fue afirmativa, con la única condición de que en los programas que lleváramos a cabo con el piano figurara alguna mención a Germán Alzueta», explica Carlos Ruiz. Así se llegó a la firma de un acuerdo de cesión.

II Semana Bach

Hoy
Jon Urdapilleta, con cuatro composiciones, y Miguel Ituarte, con las 'Variaciones Goldberg'. 20.00 horas
Martes
Andoni Sierra y Conductus Ensemble, con obras de Bach, Pachelbel y Buxtehude. 20.00 horas.
Miércoles
Concierto de la organista Montserrat Torrent i Serra, con obras de Antonio de Cabezón, Jan Pieterszoon Sweelink, Nicolas de Grigny, Johann Pachelbel, Benedetto Marcello y Johann Gottfried Walther. 20.00 horas.
Jueves. 'Bach con niños
Bach, el profe de latín-II', con Xabier Lizaso. 18.00 horas. Proyección del documental 'Música Florea interpretan Bach'. 20.00 horas.
Viernes
Concierto de órgano a cargo de Montserrat Torrent i Serra. 20.00 horas.

La rehabilitación del instrumento se ha llevado a cabo durante cuatro meses en la empresa madrileña Hinves Pianos, una de las autorizadas en España para la reparación y puesta a punto de los legendarios 'steinways', procedentes de la fábrica que el inmigrante alemán Heinrich Engelhard Steinweg fundó en Nueva York en 1853. El presupuesto de la intervención, que ha incluido la reparación de algunas grietas, la instalación de clavijas, cuerdas y bordones nuevos, así como de fieltros de apagadores y de un ajuste completo, ha ascendido a 11.718 euros, sufragados por Kutxa Fundazioa. En Hinves también se han ocupado del desmontaje y limpieza del mecanismo del piano y su teclado, de la restauración de las básculas originales, y del lijado y pulido del marfil, en una rehabilitación poco intervencionista en lo que se refiere a la estética del piano. «Ha sido una restauración más técnica que estética», explica el director general de la Fundación. Sin ser un instrumento de excepcional rareza, el centenario 'steinway' de Alzueta tampoco es una pieza corriente. Desde Hinves aseguran que «no hay muchos, pero periódicamente nos ofrecen alguno para ver si lo queremos comprar». El bilbaíno Palacio Euskalduna cuenta con dos pianos de esta firma, uno de los años sesenta y otro, de los noventa. En Gipuzkoa los hay también, por supuesto, aunque no consta ninguno construido a principios del siglo XX.

'Variaciones Goldberg'

Ya a punto y listo para que alguien pulse sus teclas, el piano se reinaugura hoy en el primer concierto de la II Semana Bach, que correrá a cargo de Jon Urdapilleta y de Miguel Ituarte, este último, con una interpretación de las 'Variaciones Goldberg', un pequeño deseo personal de Carlos Ruiz, confiesa el director de la Fundación Kutxa. En cuanto a Urdapilleta, que ha completado sus estudios en la Royal Academy Of Music de Londres con una ayuda de la Fundación Murua Balzola obtenida con el apoyo de Kutxa Fundazioa, interpretará cuatro composiciones de Bach.

Una vez concluido este programa, la fundación tiene previsto para mediados o finales de diciembre destinar el piano a su Kutxa Plaza de la cuarta planta de Tabakalera, en donde organizará un calendario de conciertos para piano. «Es un piano ideal para Tabakalera -señala Ruiz- y el interés que tiene recuperar un piano de estas características de la primera marca mundial es evidente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos