«He querido hacer poemas profundos, pero no herméticos», dice Linazasoro

Karlos Linazasoro, ayer en San Sebastián.
Karlos Linazasoro, ayer en San Sebastián. / PEDRO MARTÍNEZ

El escritor de Tolosa ha traducido al castellano el libro que ganó el Premio Xabier Lete, y que contiene obras escritas entre 2004 y 2011

Félix Ibargutxi
FÉLIX IBARGUTXI

Karlos Linazasoro (Tolosa, 1962) ha publicado el poemario 'Nada más necesito' (Edit. Adeshoras), traducción al castellano del libro que consiguió en 2012 el premio Xabier Lete de poesía, instituido por la Diputación Foral de Gipuzkoa. Contiene más de un centenar de poemas, escritos entre 2004 y 2011, con el paso del tiempo, la naturaleza, el amor y la muerte como temas centrales.

En la presentación de ayer, el colaborador de DV se mostró «muy contento» por haber conseguido la publicación del poemario. «Me ha hecho mucha ilusión. Ves el libro y parece que no ha costado nada, pero detrás hay mucho trabajo. Tienes que traducir tú mismo, que no es batalla sencilla. No puedes encargarlo a nadie, porque hay que pagar, pero sobre todo porque luego no sabes qué puede suceder. A continuación hay que buscar una editorial. No te conocen, hay que esperar meses para recibir una respuesta...».

Nostalgia de la infancia

Según el poeta, el libro «tiene un tono sobre todo nostálgico. Hay muchos recuerdos de gente que ya no está entre nosotros [como el padre y la madre]. Se canta al paso del tiempo, porque pasamos toda la vida queriendo recuperar la infancia, el tiempo en el que fuimos ingenuos, felices. La naturaleza también es importante, es un ejemplo en el que me miro, y un motivo de felicidad. Y también aparece el amor, que es el motor principal de mi vida».

Además, Linazasoro ha querido hacer «poemas profundos, pero no herméticos. Intento ser transparente, llegar a la gente». Y hay muchas preguntas, «pero ninguna respuesta. Las respuestas las tendrá que dar la ciencia, la filosofía, la religión... no sé». Otra de las intenciones de este escritor y bibliotecario de Tolosa es «hacer poemas que buscan los ojos, la luz, y quieren penetrar en el misterio».

Para Linazasoro, la poesía es «una búsqueda de la belleza y de la verdad, una forma de conocerte, una forma de conocimiento».

El poeta, a la hora de traducir, ha intentado «ser fiel a los textos. Siempre hay tentación de retocar, de mejorar, pero, exceptuando alguna frase en castellano que no funcionaba, no lo he hecho. Porque, si empiezas a cambiar cosas, al final haces otro libro. Pese a haberme mantenido fiel al original, me da la impresión de que es otro libro, tiene otra sonoridad, otros colores».

En opinión de la editora, Susana Noeda, el primero de los cuadernos del libro «es desgarrador, el segundo tiene un corte más optimista, el tercero indaga en el interior, el cuarto usa la luz como metáfora de la existencia, y el quinto se sirve de imágenes en torno a la nieve».

Como es costumbre en la editorial Adeshoras, la publicación cuenta con ilustraciones, concretamente de Raquel F. Sáez. «Elegí a esta joven madrileña porque previamente había hecho un buen trabajo para el poemario 'Farewell', de Rafa Yáñez.

No es la primera vez que la poesía de Linazasoro -que es autor de más de 50 libros- se traduce y publica en castellano. El año pasado vio la luz 'Llueve siempre y no es en vano', selección realizada de tres poemarios, con prólogo del crítico literario Ibon Egaña. «Pero la editorial se desentendió de la publicación, no hizo presentaciones», declaró ayer el poeta.

Además, los lectores en castellano cuentan con dos libros de aforismos, el libro de cuentos breves 'Depósito ilegal', que publicó la casa Alberdania y un par de novelas breves en la colección bilingüe de la editorial Atenea.

NADA MÁS NECESITO

Fotos

Vídeos