Diario Vasco
Adam McKay.
Adam McKay. / Mike Nelson (Efe)

Adam McKay, humor para diseccionar la crisis financiera

  • Creador junto a Will Ferrell de la web 'Funny or Die', opta al Oscar por 'La gran apuesta', un filme que le confirma como un hombre todoterreno

A primera vista podría parecer como poco apropiado que un director forjado en la comedia como Adam McKay (Denver, 1968) procedente de los shows televisivos de 'Saturday Night Live', era el menos apropiado para hacerse cargo de una película de contenido social como 'La gran apuesta', pero fue precisamente esto y su interés por la novela de Michael Lewis, lo que decidió a Brat Pitt, productor a través de su compañía Plan B, encargarle la dirección del filme, sabiendo, como así ha sido, que aportaría algo de humor a la historia de Lewis.

McKay estudió en Great Valley y asistió a la Universidad Estatal de Pensilvania y a la Universidad de Temple. Tentado por el mundo del espectáculo, fue uno de los fundadores de Upright Citizen Brigade, uno de grupos de improvisación más famosos de Estados Unidos, subiéndose con sus compañeros a los escenarios de diferentes locales americanos para desarrollar, sin preparación previa, cualquier tema que le proponían los espectadores. La seguridad que le aportaron las tablas le llevó a presentarse a los castings del show televisivo 'Saturday Night Live' como actor cómico. No pasó la selección, pero fue contratado como guionista del programa, lo que determinó su trayectoria posterior. Allí tuvo además la oportunidad de dirigir diferentes 'sketchs'. Y allí también conoció a su productor y guionista colaborador de toda la vida, el actor Will Ferrell.

De ahí a debutar como director fue apenas un paso. Pronto se convierte en uno de los más originales directores de comedia de la primera década del siglo XXI. Con 'La leyenda de Ron Burgundy' (2004, su debut como director de largometrajes), 'Pasado de vueltas' (2006) y 'Hermanos por pelotas' (2008), el estilo y la sensibilidad de McKay no sólo pasa la prueba del público, sino que se convierte también en alguien atractivo desde el punto de vista creativo para los actores. Su éxito prosigue en la segunda década del siglo, siempre circunscrito a la comedia: 'Los otros dos' (2010) y 'Los amos de la noticia' (2013). McKay va más allá: trabaja como actor en muchas de sus películas, es a la vez guionista, productor… McKay produjo 'Welcome to Me', protagonizada por Kristen Wiig, y coescribe el éxito de la Marvel 'Ant-Man', firma guiones para la televisión como el de 'The awful truth' de Michael Moore, también para la televisión firma el guion y produce 'De culo y cuesta abajo' de la HBO y produce la serie nominada al Emmy 'Drunk History'. Pero también firma temas musicales de sus propios filmes.

El éxito de McKay va más allá del cine: En Broadway, McKay ha dirigido la obra nominada al premio Tony 'You’re Welcome America', es un colaborador frecuente en el Huffington Post, y ha creado (junto a Ferrell) el sitio web de comedia 'Funny or Die', que recibe más de 35 millones de visitas al año. Con estos antecedentes estaba claro que McKay estaba a punto de ampliar horizontes. La llamada de Brad Pitt para que dirigiese 'La gran apuesta', le llegó como agua de mayo. La nominación al Oscar le confirma como un hombre todoterreno, capaz de dar muchas sorpresas fuera de la comedia. Pero en estos momentos se prepara, por si acaso tuviese que agradecer el Oscar. McKay tiene un desorden neurológico que a veces causa que tiemble. No quiere que, si gana el Oscar, se le viese temblando porque sería interpretado como una inseguridad que no posee.