Diario Vasco

Almodóvar, una década sin Goya es demasiado

Almodóvar, una década sin Goya es demasiado
  • El director manchego aspira con 'Julieta' a llevarse el galardón a mejor película, que no consigue desde 2006 con 'Volver'

¿Se animaría Almodóvar a rodar una película sobre su relación con la Academia del Cine? El guión tendría todos los ingredientes necesarios para enganchar a los espectadores: enfados, envidias, sorpresas, giros radicales, y la cinta la protagonizarían las caras más conocidas de la pantalla en los últimos 30 años, desde Antonio Banderas y Carmen Maura hasta Penélope Cruz y Alex de la Iglesia. Porque desde que Almodóvar se convirtió en el niño bonito del cine español, su amor-odio con los Goya ha sido la comidilla de todos los años.

En este 2017 parece que toca amor. Su trato con la Academia pasa por un buen momento y lo más importante, su última película, 'Julieta', ha recibido siete nominaciones a los premios, una cifra más que digna, aunque en 'El deseo', la productora de los hermanos manchegos, saben que la pugna para llevarse los 'cabezones' va a ser dura. Y es que desde que en 2006 lo hiciera 'Volver' ninguna de sus películas se ha llevado galardones de los considerados importantes.

Un tobogán emocional une a Almodóvar con los Goya. Ha conseguido seis, como director, guionista o mejor película, y los tiene en su despacho en la productora 'El deseo', al lado de otros premios nacionales e internacionales. Pero aun así, el cineasta no se siente tan amado como le gustaría por sus colegas nacionales.

El primer año en que se entregaron los premios, 1987, el director tenía película, 'La ley del deseo', que no consiguió ninguna nominación. Pero al año siguiente, las cosas fueron muy diferentes: 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' ganó cinco estatuillas, incluidas a mejor película y mejor director, y nada hacía presagiar posteriores tempestades.

Pero las tormentas arreciaron. Por ejemplo, en 1991, cuando 'Átame' y 'Ay, Carmela' llegaron a la gala empatadas a 15 nominaciones. El resultado final resultó escandaloso: 13 premios para la cinta de Saura y cero en el casillero de Almodóvar. Fue el inicio de una travesía del desierto que duró casi toda la década. 'Tacones lejanos', 'Kika', 'La flor de mi secreto' y 'Carne trémula' no dejaron ningún 'cabezón' en la factoría 'El deseo'. Pero en 1999 llegó 'Todo sobre mi madre', que arrasó con siete premios, incluidos los grandes, y Almodóvar volvió a sentirse querido por la Academia.

La gala de 2003

Hasta que algo muy raro ocurrió en la gala de febrero de 2003. Ese año había choque de trenes. Por un lado, una buena película de Almodóvar, 'Hable con ella'. Por otro, una buena cinta (política) de Fernando León de Aranoa, 'Los lunes al sol'. Aquella fue la ceremonia del 'No a la guerra' y de una Academia alzada contra el Gobierno de Aznar. Ganó 'Los lunes al sol', que además fue la cinta elegida para representar a España en los Oscar. Pero no pasó el corte en Hollywood, mientras que 'Hable con ella', que iba por libre a Estados Unidos, ganó el Oscar al mejor guión y le dio a Almodóvar una nominación. Que la película se codeara con la flor y nata del cine mundial en Los Ángeles y sin embargo, no ganara el Goya en España fue algo que no gustó nada a los Almodóvar.

Por eso, y por un cambio en la manera de votar las nominaciones a los Goya, los Almodóvar se empezaron a alejar de la Academía, y la ruptura se consumó en 2005, cuando 'La mala educación' no se llevó ninguno de los cuatro premios a los que optaba. "Hay algo en la Academia con respecto a mí y a la gente que trabaja conmigo que me parece muy injusto", dijo Pedro. Los Almodóvar se dieron de baja.

Dos años después, 'Volver', posiblemente la mejor película del director manchego, arrasó, pero él no estaba allí para verlo. Eso sí, la semilla de la reconciliación estaba sembrada, y la semilla germinó en 2010, cuando un Alex de la Iglesia de estreno como presidente de la Academia consiguió convencer a Pedro para que entregara el premio a mejor película. En 2011 Pedro y Agustín volvieron a hacerse socios de la casa, 'La piel que habito' logró una buena recompensa con cuatro premios (eso sí, menores) y después de que 'Los amantes pasajeros' pasara sin pena ni gloria, 'Julieta' vuelve a ser la apuesta de los Almodóvar para recuperar, 11 años después de 'Volver', el cetro del cine español.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate