«El precio de los hoteles empieza a ser un gran problema»

¿Qué le quita el sueño al director de la Quincena Musical días antes de que arranque el festival?

– Las cancelaciones de última hora, aunque todavía no hemos tenido ninguna. Y luego la taquilla, que a día de hoy, supone el 40% del presupuesto y hay que mantenerlo. Incluso en alguna edición, el dinero obtenido con la venta de las entradas llegó a suponer la mitad del presupuesto. En otros festivales este porcentaje ronda entre el 10% y el 20%. El público responde pero es cierto que me quita el sueño.

¿En qué números se mueve el festival?

–Gobierno Vasco, Diputación y Ayuntamiento han aportado 390.000 euros cada uno, el Ministerio de Cultura 125.000 y la suma de los patrocinadores privados llega a los 300.000 euros. Nuestro presupuestos ronda los 2’4 millones, de los que 1’3 se gasta en los artistas, y el resto en alquileres o montajes. Uno de los gastos que no para de crecer en la cuenta de resultados es el que corresponde al alojamiento. El año pasado se pagaron 1.400 noches de hotel, y los precios no paran de subir. De hecho, para el año que viene ya hay algún hotel que no nos ha querido hacer la reserva. El precio de los hoteles empieza a ser un gran problema que nos preocupa mucho.

¿Cómo va la venta de entradas este año?

– Bien, rondando los 770.000 euros, aunque todavía nos queda y en los próximos días irá creciendo la cifra. La venta va mejor que el año pasado, aunque esta vez tenemos más actividades.

Ya hay dos funciones que cuelgan el cartel de ‘no hay billetes’...

– Sí, la primera representación de ‘Carmen’, con Lucía Lacarra, ha tenido mucho tirón y ha agotado entradas. Todavía quedan para la segunda función del míercoles. Y el Requiem de Verdi, con el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo también ha vendido casi todo.

¿Qué le quita el sueño al director de la Quincena Musical días antes de que arranque el festival?

– Las cancelaciones de última hora, aunque todavía no hemos tenido ninguna. Y luego la taquilla, que a día de hoy, supone el 40 por ciento del presupuesto y hay que mantenerlo. Incluso en alguna edición, el dinero obtenido con la venta de las entradas llegó a suponer la mitad del presupuesto. En otros festivales este porcentaje ronda entre el 10 y el 20 por ciento. El público responde pero es cierto que me quita el sueño.

¿En qué números se mueve el festival?

–Gobierno Vasco, Diputación y Ayuntamiento han aportado 390.000 euros cada uno, el Ministerio de Cultura 125.000 y la suma de los patrocinadores privados ronda los 300.000 euros. Nuestro presupuestos ronda los 2´4 millones, de los que 1´3 se gasta en los artistas, y el resto en alquileres o montajes. Uno de los gastos que no para de crecer en la cuenta de resultados es el que corresponde al alojamiento. El año pasado se pagaron 1.400 noches de hotel, y los precios no para de subir. De hecho, para el año que viene ya hay algún hotel que no nos ha querido hacer la reserva. Es un tema que nos preocupa mucho y al que todos los años le damos muchas vueltas.

¿Cómo va la venta de entradas este año?

– Bien, rondando los 770.000 euros, aunque todavía nos queda. La venta va mejor que el año pasado, aunque esta vez tenemos más actividades.

Ya hay dos funcionaes que cuelgan el cartel de ‘no hay billetes’...

– Sí, la primera representación de ‘Carmen’, con Lucía Lacarra, ha tenido mucho tirón y ha agotado entradas. Todavía quedan para la segunda función del míercoles. Y el Requiem de Verdi, con el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo también ha vendido casi todo el taquillaje.

Fotos

Vídeos