Javier Castillo: «Pensaba que mi novela no iba a funcionar en la edición en papel»

El autor es uno de los fenómenos literarios del momento./N. SALAS
El autor es uno de los fenómenos literarios del momento. / N. SALAS
Javier Castillo, escritor

El escritor presenta su segundo libro, 'El día que se perdió el amor', esta tarde en San Sebastián

RAMÓN ALBERTUSSAN SEBASTIÁN.

Borges defendía que los sueños eran el género literario más antiguo. De alguna manera, el éxito del joven Javier Castillo (Málaga, 1987) nace de estirar su mundo onírico. En realidad, una pesadilla. Se plasmó en el arranque de su primera novela, 'El día que se perdió la cordura', en la que un hombre caminaba desnudo por la calle con la cabeza de una mujer. Aquella novela la envió a cuatro editoriales que no le hicieron demasiado caso.

«No te puedo decir cuáles son. Una de ellas me dijo que iba a tardar un año en leerme y decirme si le interesaba o no», comenta. «Ni en broma» iba a esperar tanto tiempo. Él mismo hizo una portada, una sinopsis y la subió al portal de libros de Amazon. Vendió 30.000 ejemplares digitales. Le dio la vuelta a la tortilla. «Después del éxito empezaron a surgir ofertas editoriales todo el tiempo».

Su segunda novela, 'El día que se perdió el amor', ya con Suma de Letras y que presenta esta tarde en la Casa del Libro (Avenida de la Libertad, 12), a las 18 horas, también discurre en el terreno de la intriga y la investigación policiaca. Además, está protagonizada por alguno de los personajes de la primera. «Es una continuación que te la puedes leer sin haber leído la primera», resalta. «Arranca -cuenta Castillo- con una chica desnuda caminando por el centro de Nueva York con unas notas amarillentas en la mano a la que detienen por alteración del orden público. Ella alega que en las notas que lleva hay nombres escritos de gente que va a morir. Nadie la cree hasta que aparece el primer cadáver decapitado en un descampado y ahí comienza la investigación».

¿No tenía miedo a repetirse? «Esta historia ya termina. Quería lo mejor para la novela y lo mejor para los lectores. Ahora estoy escribiendo otra novela negra que no tiene nada que ver con esta», cuenta este diplomado en Empresariales que dejó su trabajo abrumado por el éxito de su debut literario.

«No podía disfrutar de lo que estaba pasando con la primera novela. No podía concentrarme», explica el autor malagueño. «No estaba ni en un mundo ni en otro. Me llamaban para anunciarme una nueva edición, la publicación en Italia y en ese momento tenía que seguir trabajando sin poder celebrarlo. No disfrutaba del éxito. Decidí dejar las finanzas para hacer lo que me apasiona». Y eso era la escritura. En los últimos meses de trabajo como consultor financiero, sus compañeros ya sabían que era uno de los fenómenos editoriales del año. «Me miraban con mucha curiosidad», comenta entre carcajadas.

«No disfrutaba del éxito de mi debut. Decidí dejar las finanzas para hacer lo que me apasiona» DIPLOMADO EN EMPRESARIALES

No tardó mucho en sacudirse el principal temor que tenía al abandonar la oficina. «Pensaba que no iba a funcionar la novela en papel», confiesa. En las firmas de sus ejemplares se empezaron a juntar una gran cantidad de seguidores y «el boom fue mayor que cuando lo publiqué en digital».

La primera vez que vio tanta gente se sintió «abrumado». Fue en Murcia el año pasado -cuando se publicó en papel con la editorial Suma de Letras su primera novela-. «400 o 500 personas. La cola se perdía al fondo de la calle. Yo decía no puede ser verdad». También en Cartagena, Barcelona, Madrid, Sevilla... «a todas las firmas acudieron más de 300 personas», señala sin ocultar su alegría.

Número uno en ventas

«Ya es difícil que la gente te lea. Es increíble que quieran una firma y conocerme», resalta el escritor que en su método de trabajo siempre elabora primero la trama y luego escoge el mejor sitio para esta trama. Su debut literario estaba ambientado en Boston, en 2013. Su nueva novela en Nueva York 2014... «La siguiente en Málaga, 2015...», bromea. «No, no. Volverá a ser en Estados Unidos».

En las listas de Euskadi aparece como la segunda novela más vendida, por detrás de 'Patria' de Fernando Aramburu y por delante de 'Los ritos del agua' de Eva García Saenz de Urturi.

Le pedimos que haga cálculos sobre las ventas de 'El día que se perdió el amor'. «En la primera edición se imprimieron 50.000 ejemplares y ya vamos por la tercera edición. No sé cuánto se habrá vendido exactamente. Pero lleva tres semanas en el número uno de España, según los datos de la compañías auditoras Nielsen y GFK».

A Javier Castillo le salen las cuentas, también con la escritura. «Sí, de momento sí. Tengo mucha suerte porque es muy difícil vivir del libro. De momento, gracias a Dios me da para vivir y estar en ese 1% que lo puede hacer».

No echa de menos su anterior trabajo. Ahora le acompañan los editores Gonzalo Albert y Ana Lozano. «Trabajar con gente que sabe tanto y te aportan su punto de vista es una pasada. Personalmente son buenísimas personas. Tengo la suerte de trabajar con amigos. Es el sueño de cualquiera».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos