El palacio Basozabal acogerá una biblioteca y la oficina de turismo

Vista exterior del palacio Basozabal de Azpeitia / DV

El edificio, actualmente en desuso, será rehabilitado para que pueda acoger ocho espacios diferentes

DV Y AGENCIAS

La Diputación de Gipuzkoa impulsará la rehabilitación del palacio renacentista Basozabal de Azpeitia, el edificio más antiguo de esta localidad, actualmente en desuso y que, tras las obras, acogerá ocho espacios diferentes, entre ellos, la biblioteca y la oficina de turismo.

El diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, y el alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, ha firmado este viernes el convenio para rehabilitar este inmueble del siglo XV, uno de los más singulares del patrimonio guipuzcoano y protegido por su interés histórico y artístico. El palacio de Basozabal, que se encuentra en el casco antiguo de Azpeitia, fue declarado monumento en 1964 por el Ministerio de Cultura y en 1984, bien cultural en la categoría de monumento por el Gobierno Vasco.

Fue rehabilitado hace 35 años, pero ahora es necesario acometer de nuevo reparaciones porque "son notorios los daños y el deterioro sufrido" desde entonces, ha informado la Diputación en un comunicado.

Fue rehabilitado hace 35 años, pero ahora es necesario acometer nuevas reformas

"Los trabajos de rehabilitación que vamos a llevar a cabo tienen un objetivo claro y es darle al edificio un uso. En Gipuzkoa tenemos muchos edificios de gran valor cultural y no nos podemos permitir el lujo de tenerlos vacíos y sin ningún uso, porque así es como se deterioran", ha destacado Itxaso.

Ha agregado que "la mejor manera de recuperar el patrimonio y garantizar su conservación es proporcionarle utilidad y asignarle una función que lo ponga en contacto con la sociedad y sea coherente con su sentido histórico".

En Basozabal, además de la biblioteca y la oficina de turismo, se instalará un centro de interpretación y de exposiciones, un salón de actos y un aula de formación, y una sala multiusos.

Fotos

Vídeos