Pablo y Manuel 'Chopera': «En Donostia habrá toros mientras nos dejen. ¡No nos vamos a rendir!»

Pablo Martínez Labiano y Manuel Martínez Azcarate sostienen el cartel de la Feria de Semana Grande en la arena del coso donostiarra.
Pablo Martínez Labiano y Manuel Martínez Azcarate sostienen el cartel de la Feria de Semana Grande en la arena del coso donostiarra. / USOZ
Pablo y Manuel 'Chopera', promotores de la Feria de Semana Grande)

MANUEL HARINASAN SEBASTIÁN.

Pablo Martínez Labiano y su hijo Manuel Martínez Azcarate son las cabezas visibles de una saga empresarial taurina que se remonta a principios del pasado siglo. En las oficinas que los Chopera tienen en la plaza de toros de Illunbe se pueden ver carteles con toreros de otras épocas: Cámara, Urcola, Ibarra, Mazzantini. Bombita, 'El Algabeño'... También referencias a la inauguración en 1903 de la plaza del Chofre. Como empresarios, un grupo de donostiarras que 'se tiraron al ruedo' y constituyeron una sociedad con un capital de 750.000 pesetas. El cartel que lo recuerda preside la antesala de las oficinas de la Casa Chopera. Pablo y Manuel son el presente y el futuro de esta dinastía donostiarra que estuvo detrás de la construcción de Illunbe y también promueve la Feria de Semana Grande. En la entrevista falta Óscar, el hermano de Pablo, ausente de Donostia, en quehaceres taurinos.

- Después de un invierno de dudas e incertidumbres, finalmente se publicaron los carteles de la Semana Grande 2017, con cuatro corridas de toros; igual que la temporada pasada. ¿Ese número de festejos es ya definitivo?

- . Vamos a ir un poco para atrás; a 2013, que es cuando tuvimos un problema grave en San Sebastián. Ese año, gracias a Bildu dejó de haber toros en la ciudad. Después de todo un esfuerzo, no únicamente nuestro, sino de toda la afición, de todo un pueblo, un partido político de forma unilateral prescindió de una forma de ocio que una parte importante de la sociedad demandaba. Pero eso no podía ser definitivo y, cercanas las elecciones municipales de 2015, contactamos con el resto de grupos políticos y fuimos conscientes de que si había cambio, habría toros. Comenzamos a trabajar en esa base y finalmente en agosto de 2015 recuperamos algo que no tendría que haber desaparecido nunca. Ese fue el segundo hito de la historia de Illunbe; el primero la inauguración, aparte de otros muy importantes que se desarrollaron en todos estos años. La feria fue extraordinaria, y al año siguiente, en 2016, la guinda del pastel fue la presencia de José Tomás, que tuvo una repercusión máxima dentro y fuera de San Sebastián. Donostia fue el pasado año capital mundial del toro; conseguimos poner de manifiesto que había ganas de toros; el público respondió. Hemos pasado un invierno raro, con la consulta arriba y abajo, pero las sentencias y resoluciones judiciales y administrativas han venido a demostrar que no ha lugar a su celebración.

El Ayuntamiento siempre habla de que la consulta daba respuesta a la petición de 8.000 ciudadanos, pero ¿donde están guardadas las mas de 16.000 firmas de apoyo a la continuidad de los toros en Illunbe, que presentó la plataforma 'Toros en Donosti, sí'?

- . Por lo tanto, debíamos comprometernos claramente a dar una feria. ¿De cuántas corridas?, ¿ de tres, cinco, seis..? Partimos de un esquema con cuatro corridas de toros alrededor del día de la Virgen, esquema que hemos repetido también este año, y que está suscitando una muy buena acogida. Los toros se eliminaron por una voluntad antidemocrática y han vuelto para quedarse. Mientras nos dejen, Donostia va a tener toros. ¡No nos vamos a rendir!

- De cualquier forma, es cierto que el número de festejos ha bajado en muchas ferias.

- . Es normal, porque ha variado también el concepto de ocio ciudadano. Antes, las fiestas consistían en música, toros, teatro y además la gente no se movía, no salía. Ahora en cambio se sale, se abandona la ciudad... Efectivamente, la oferta de ocio se ha multiplicado, hay muchas más cosas que hacer y que ver; pero también es cierto que cuando la oferta llamémosle tradicional es buena, la gente la hace suya: José Tomás.

«Los empresarios tienen que dar al público lo que el público demande»

«Al primero que llamamos este año fue a José Tomás»

«Que el GBC juegue en Illunbe no nos perjudica porque es una instalación multiusos»

«Estamos muy satisfechos de la feria y de la respuesta del aficionado»

El número de espectáculos taurinos ha bajado, por lo tanto hay que adaptarse. Mi padre decía que 'los empresarios tienen que dar al público, lo que el público quiera'. Por eso consideramos que cuatro, hoy por hoy, responden a la demanda, cosa que no descarta una posible ampliación de festejos en años sucesivos.

- Años sucesivos, futuro... ¿Cómo se plantean ustedes la relación con el Ayuntamiento de Donostia a partir de septiembre?

- . Para nosotros es preciso, es fundamental, salir de esa especie de limbo jurídico-administrativo en el que nos encontramos. No podemos seguir con esa incertidumbre de año en año. El Ayuntamiento es propietario de un equipamiento municipal que nosotros queremos utilizar para el fin con el que fue construido, pero con unas garantías de continuidad.

- . No podemos continuar con esta incertidumbre. Ni nosotros como empresa, ni el aficionado. Se ha demostrado fehacientemente que hay una afición que quiere toros. Nosotros hemos respondido, hemos invertido, y hay toros. Pero ha llegado el momento en que tendremos que sentarnos con la administración municipal para buscar una solución a más largo plazo. Existen muchas variantes en el mundo del toro: concesión, concurso . ¿si se puede vender la plaza? ... No lo sé. El resto de Illunbe ya se ha vendido, creo, exceptuando el propio coso. Para nosotros mismos un acuerdo en el tiempo, es una inversión a largo. Porque lo que hacemos ahora, un horizonte anual, no se lo plantearía ningún otro empresario. A nosotros nos mueve, la tradición, el ser donostiarras, que construimos la plaza... todo eso; necesitaríamos un horizonte más lejano para poder justificar un plan de inversiones a largo, incluso con otro tipo de espectáculos, que la propia ciudad pueda demandar. Construimos Illunbe como espacio multiusos.

- Continuando por ese lado, ¿cuál es la relación con el GBC? ¿son compatibles baloncesto y toros?

- A nosotros no nos influye directamente. Cuando el entonces Bruesa ascendió por primera vez, yo mismo, como propietarios entonces, llamé a mi amigo Jesús Santos para ofrecerles Illunbe, si lo necesitaban, como cancha para disputar sus partidos. Que haya un Festival de Cine, de Jazz, toros en Semana Grande, equipos deportivos de alto nivel... todo lo que es bueno para la ciudad es bueno para sus ciudadanos.

- . Al GBC le deseamos toda la suerte del mundo y que se mantenga en la élite durante muchos años.

- Aunque las combinaciones de toros y toreros ya las conocemos desde hace días, ¿cómo concibieron ustedes la feria?

- . La feria de 2016 giró en torno a José Tomás, a quién este año hemos vuelto a llamar, pero que no se viste de luces, y solamente faltó, de las primeras figuras, Morante de la Puebla. Este año Morante encabeza la primera corrida y el nivel es muy alto. Son de las mejores combinaciones posibles para cuatro festejos. En cuanto a las ganaderías, repite Zalduendo, que el año pasado lidió una gran corrida de toros, igualmente Garcigrande. José Vázquez nos parece una apuesta segura y qué mejor feria para que una ganadería como 'El Parralejo' debute en una plaza de primera. Vuelven también los toros de Angel Sánchez para rejones. En cuanto a los toreros, Morante y los dos toreros emergentes Roca Rey y Ginés Marín; la primera vez en 89 años que dos hermanos mejicanos torean juntos en España en una plaza de primera; los dos triunfadores del pasado año y el resto de figuras consagradas desde Ponce a Cayetano. ¿Qué más se puede pedir?

- Una frase para concluir.

- . Estamos muy satisfechos de la feria. El abono de 2016 hizo aflorar a la afición y eso se va a mantener.

Más

Fotos

Vídeos