Un orgulloso José Moya recibe el Trofeo Paco Apaolaza 2017

El ganadero posa con el trofeo que recibió en una foto de grupo ayer en la sociedad Istingorra. / ARIZMENDI
El ganadero posa con el trofeo que recibió en una foto de grupo ayer en la sociedad Istingorra. / ARIZMENDI

El propietario de la ganadería El Parralejo reivindicó la categoría taurina de la Feria de Semana Grande

MANUEL HARINA SAN SEBASTIÁN.

Un año más, y ya son veinte, la sociedad Istingorra fue el marco elegido para la entrega ayer del Premio Paco Apaolaza a la corrida más completa de las lidiadas en los cosos guipuzcoanos de Azpeitia y Donostia durante las ferias de julio y agosto de 2017. Isabel Cortadi, directora de eventos de El Diario Vasco, abrió el acto recordando la figura de Paco Apaolaza, tristemente desaparecido hace veinte años, justo unos meses antes de la inauguración de Illumbe, para a continuación entregar el Premio a José Moya, propietario de la ganadería de El Parralejo.

Fue lidiada el día 13 de agosto por Alberto López Simón y los hermanos Joselito y Luis David Adame. Cortaron cuatro trofeos y Luis David se alzó con la Concha de Oro. En el encierro, del que el jurado del premio opinó que era una corrida de raza, con mucha clase, humillación y recorrido, dieron buen juego casi todos los toros, destacando el quinto, 'Rabanito', que resultó premiado con la vuelta al ruedo.

En sus palabras de agradecimiento, el ganadero expresó la satisfacción que sentía al recoger la distinción: por ser su primera corrida, por ser en una plaza de primera categoría, por ser la culminación de todo el empeño que puso al crear la ganadería y buscar un tipo de toro; además por haber sido Donostia la plaza elegida, dando dos razones: la categoría y la historia de la Semana Grande y, en segundo término, el orgullo por el origen vasco-navarro de parte de su familia. Moya insistió en que la distinción ha sido un sueño: «El desarrollo de la ganadería obedece a una estrategia muy elaborada, pero entre los objetivos del proyecto no estaba conseguir en la primera corrida un éxito tan rotundo», dijo.

«Nunca pensamos conseguir un éxito tan rotundo con nuestra primera corrida»

Además de los integrantes del jurado y de los directivos de la Peña Paco Apaolaza, estuvieron también presentes representantes de la empresa de Illumbe, de la Comisión de Azpeitia, ganaderos y una buena representación de la afición guipuzcoana. Finalizado el protocolo de la entrega, un almuerzo en la propia sociedad puso punto y final al acto. Se habló, cómo no, de toros; de Azpeitia, con los carteles en la calle y de Donosti, con un festejo más este año y a la espera de conocerlos... también de San Fermín y de Bilbao.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos