Beñat Igerabide: «La oferta de ocio es tan enorme que cuesta mover a la gente a los conciertos»

Beñat Igerabide, retratado por su compañero de banda en el Paseo de la Zurriola./GORKA URRA
Beñat Igerabide, retratado por su compañero de banda en el Paseo de la Zurriola. / GORKA URRA
Beñat Igerabide (Músico)

El músico de Aduna y su banda presentan hoy su segundo disco, 'Geldialdi bakoitzean', en Kutxa Kultur Kluba

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Igerabide (Aduna, 1988) acaba de publicar su segundo trabajo, 'Geldialdi bakoitzean' (Elkar, 2017), y lo presentará hoy a las 20.00 horas en Kutxa Kultur Kluba de Tabakalera. Le acompañarán Gorka Urra (guitarra), Mathieu Aranburu (bajo), Pello Gorrotxategi (teclados) e Ibai Ros (batería). Este último sustituye a David Etura, que empuñó las baquetas en una grabación en la que han colaborado Leire Insausti y Sara Azurza, entre otros.

- Por su apellido y su lugar de nacimiento es fácil imaginar sus lazos familiares con Juan Kruz Igerabide...

- Sí, es mi padre. (Risas)

- ¿Lo de escribir le viene de él?

- Bueno, él escribe literatura y yo hago canciones, son mundos muy distintos, pero puede ser que me haya contagiado algo: el hecho de jugar con las palabras o buscar modos bonitos de decir las cosas...

El concierto

Cartel
Beñat Igerabide.
Lugar
Kutxa Kultur Kluba (Donostia). Fecha: 27/10/2017 (hoy).
Hora
20.00 horas. Precio: Gratis.

- ¿Y la afición a la música?

- En casa mi hermana toca el arpa e incluso hizo la carrera en el mundo clásico. En ese sentido, yo soy un poco la oveja negra porque rock no se escuchaba mucho en casa.

- ¿Qué música sonaba en la casa materna?

- Música clásica y cantautores vascos como Xabier Lete, Benito Lertxundi, Mikel Laboa...

- ¿Y cómo se 'descarrió' usted?

- A los 14 o 15 años, cuando estaba en el instituto, la profesora de música consiguió comprar unas guitarras para aprender música con ellas en lugar de con la habitual flauta. Yo antes también había tocado algo el piano y fui a la musika eskola. Aprendí guitarra y de manera natural surgieron las ganas de escuchar y escribir canciones. Empecé poco a poco y estuve en grupos de rock, heavy...

- Da la impresión de que le han influenciado más los sonidos foráneos que los propios...

- Eso viene de una profesora de clases de canto que tuve, que era estadounidense y me aficionó a estilos como el country, el folk y la americana. Me atraen artistas como Amos Lee, John Mayer, Jason Mraz... Me gusta su manera de componer, su música, aunque a mí me ha quedado el idioma: he intentado escribir en inglés y castellano pero el euskera es mi lengua materna y me salen mejores letras, me siento más cómodo...

- También le influiría el semestre que pasó como alumno en el Musicians Institute de Hollywood. ¿Cómo influyó aquella experiencia en su formación?

- Fui a estudiar sonido porque entonces ya tenía intención de utilizar esa formación para montar mi propio estudio de grabación, pero allí también había cursos de guitarra, canto, batería, marketing musical... Fue una estancia increíble, viví rodeado de gente interesada en la música y con profesores que no eran realmente docentes, sino artistas de la industria que nos enseñaban mediante su experiencia. Escuchar sus historias fue muy positivo, me hizo crecer musicalmente, hacerme un oído más crítico y, obviamente, me ayudó en mi desarrollo creativo.

- Hasta que en 2014 llegó su primer disco, 'Orbainak'...

- A la vuelta de Los Ángeles me llevó un tiempo montar el estudio de grabación en Aduna. Ahorré para comprar micrófonos, tarjeta de sonido y demás material. Mientras iba preparando el estudio fui escribiendo y haciendo maquetas. En 2012 ya tenía algunas canciones y empecé a contactar con músicos de la zona, básicamente con gente que conocía de coincidir en jams. Empezamos a ensayar, registramos una demo que llegó a la final de 'Gaztea' y logramos grabar y publicar el primer disco.

- Acaba de lanzar su segundo trabajo, 'Geldialdi bakoitzean'. ¿Ha notado mucha diferencia?

- Las canciones del primer disco las escribí cuando aún no tenía banda, y en cambio, las nuevas están desarrolladas entre todos en la sala de ensayo. Cuando compones en solitario lo quieres llenar todo con la guitarra acústica pero si tienes un grupo, puedes trabajar más el conjunto.

- Intuyo que lo ha grabado y producido usted mismo en su estudio...

- Sí, lo único que no he hecho es la masterización, pero está grabado y mezclado en Aduna con la ayuda del guitarrista del grupo, Gorka Urra, que tiene mucho oído y me ayuda en algo clave: tener una visión externa.

- Es un disco en clara onda pop-rock aunque tiene sorpresas como 'Numinous', abiertamente funky...

- Mi voz se mueve dentro del pop y el rock pero me gusta buscar sonidos de otro tipo: folk, funk, algún tema más rock que pop... En ese sentido también es un disco más variado...

- La pieza que da título al disco habla de la tentación de estar siempre en la carretera, de empezar en cada estación...

- 'Geldialdi bakoitzean' habla de viajar. Está inspirada por el Camino de Santiago que hice el año pasado en bicicleta. Fue una experiencia preciosa y la canción resume muy bien la esencia del disco: cada tema es una parada para reflexionar sobre algo y coger fuerzas para llegar a la siguiente.

- ¿Qué cuestiones le interesan como letrista?

- No hay algo concreto. Suelo crear primero la melodía y según lo que me inspira, empiezo a escribir la letra, que depende del día a día, de cómo me sienta... En este disco, por ejemplo, hay muchas canciones que hablan de mirar hacia adelante, de renovarse, del vigor, de viajar, del amor...

- Forma usted parte del circuito Katapulta de la Diputación, que será de gran ayuda en una escena musical complicada...

- Desde luego. Te consiguen varios conciertos en un año y te ahorran el trabajo de andar buscando. Son tiempos difíciles. La oferta de ocio y entretenimiento es tan enorme -el ordenador, Netflix, el fútbol, etc- que es difícil competir con eso. Antes igual no había tanta cosa para divertirte. Hoy cuesta hacer que la gente se mueva a los conciertos. Igual es error nuestro y deberíamos hacer más marketing, pero a mí me gusta más la parte creativa y aunque intento trabajar la promoción, tampoco me quiero volver loco ni quemarme.

Fotos

Vídeos