Un oasis en Times Square

Javier Zubiría/
Javier Zubiría

El arquitecto donostiarra Javier Zubiría crea una instalación en el corazón de Nueva York | La obra 'Paréntesis', una invitación a la meditación de los paseantes, estará todo el verano en uno de los puntos más estresados del planeta

MITXEL EZQUIAGA San Sebastián

Será una invitación a la calma en uno de los puntos con más estrés del planeta. Javier Zubiría, arquitecto donostiarra afincado desde hace cinco años en Amsterdam, inaugura el sábado en Times Square 'Paréntesis', una instalación que invita al viandante a tumbarse y desconectar. La obra permanecerá colocada en el corazón de Nueva York todo el verano y Zubiría se muestra «muy ilusionado» ante un desafío profesional en el que conjuga su vocación artística con su inclinación personal por la meditación. «La gente podrá tumbarse, con la inclinación que desee, en una de las siete piezas colocadas en círculo, y estar un rato centrada en sí misma ajena a los estímulos que llegan de fuera».

Zubiría fundó hace cuatro años en Amsterdam el estudio Zu de arquitectura, desarrolla proyectos en distintos puntos de Europa y ahora trabaja asimismo con su padre, el también arquitecto Joaquín Zubiría, en la construcción del nuevo hotel Lasala, el establecimiento de cuatro estrellas que pronto inaugura la empresa Sade junto al puerto de San Sebastián.

«Después de terminar la carrera trabajé dos años con Luis María Uriarte, arquitecto de Bilbao con el que aprendí muchísimo, pero quería experimentar en el extranjero», recuerda Zubiría, de 31 años de edad. «Fui a Amsterdam como podía haber elegido Copenhague o Berlín. Me planté allí con dos maletas y sin conocer a nadie, pensando en trabajar en algún estudio ya establecido. Pero al poco tiempo de llegar me fueron surgiendo encargos y un año después, ahora hace cuatro, fundé el estudio Zu. Cuando hay proyectos incorporo a más profesionales específicos para cada trabajo».

«A veces se nos olvida parar y mirar hacia el interior de nosotros mismos», dice el autor

En este tiempo Zubiría ha realizado numerosos trabajos, que pueden verse en la web de su estudio. Él destaca su propuesta de 'ágora contemporánea', elegida por The New York Times para unas jornadas de debate que se celebrarán en Atenas, o la propuesta que llegó a ser finalista para el Museo de la Libertad en Nueva York. Ahora prepara la construcción de un restaurante flotante en Amsterdam que estará terminado en un año.

Inspirado en un árbol

Precisamente en la ciudad holandesa surgió la chispa del proyecto que desembarca ahora en Times Square. Responsables de una prestigiosa revista norteamericana de diseño conocieron el trabajo de Javier Zubiría y su propuesta de 'paréntesis' y se pusieron las condiciones para que fuera realidad. La instalación está pensada en un principio para la celebración del NYC Design and Design Pavillion, la fiesta anual del diseño en la ciudad de los rascacielos, que se celebra del 12 al 20 de mayo, pero los responsables del distrito de Times Square quieren mantenerla al menos durante todo el verano.

«Vivimos en un mundo rápido, estresado, volcado en el trabajo, las redes sociales, las tensiones...», reflexiona Zubiría. «A veces se nos olvida parar y mirar hacia el interior de nosotros mismos. Quien prueba la meditación o el 'mindfulness', como hice yo en su momento, sabe los efectos beneficiosos que provoca». Y lo curioso en este caso es llevar esa filosofía al sitio acelerado por excelencia: Times Square, el punto neurálgico de la ciudad más acelerada.

¿Cómo? Son siete 'muebles' («siete, como los chakras del cuerpo») a modo de camillas y dispuestos en círculo, colocados con un punto de inclinación que tampoco es casual. «El modelo me surgió en un parque de Amsterdam: había unos árboles con unas ramas de esa forma, y parecía que la naturaleza había dispuesto esas ramas para tumbarse a meditar». Es una inclinación que puede parecer forzada, pero Zubiría ha consultado a médicos e ingenieros y coinciden en que esa postura facilita la circulación de la sangre y la posibilidad de 'cortar' mejor los estímulos exteriores para centrarse en uno mismo.

La colocación de las siete piezas en círculo también tiene su explicación. «Esa disposición es un signo de amor, paz y unidad entre los seres humanos», dice el autor del proyecto. Y plantea que instalaciones similares podrían colocarse en el futuro en aeropuertos, museos, escuelas, oficinas o espacios públicos para propiciar oasis de tranquilidad. ¿Por qué no en su Donostia natal?

Javier Zubiría recuerda a las personas que le ayudaron con los primeros prototipos ( Josu Iturrioz, Ane Garmendia, Mari Mar Arrieta & Jon Garbizu, Beñat Santamaría) y agradece el respaldo a la NYC Design y el Design Pavillion. Ese 'paréntesis' es un paso más en su búsqueda de la dimensión humana de la arquitectura. El objetivo de su Zu Studio es «construir ciudades donde la gente pueda experimentar la Eudaimonia». ¿Y qué significa esa palabra? «Es una palabra griega, inventada por Aristóteles, que significa 'realización humana', autosatisfacción. ¿Estamos construyendo ciudades que mejoran nuestra experiencia de la Eudaimonia?», se pregunta Zubiría. «¿Cómo puede la arquitectura ayudar al ser humano a entrar en ese estado?». En Times Square se verá dentro de unos días la primera respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos