El nuevo Koldo Mitxelena aumentará en al menos un 50% la superficie de la biblioteca

Vista de una de las salas de consulta del Centro Koldo Mitxelena./USOZ
Vista de una de las salas de consulta del Centro Koldo Mitxelena. / USOZ

Los casi mil metros cuadrados de la última planta de edificio, que ocupan en la actualidad la oficinas de Cultura, se abrirán al uso público. Cinco estudios de arquitectura de entre los 19 presentados desarrollarán el anteproyecto

Alberto Moyano
ALBERTO MOYANO

El futuro Centro Koldo Mitxelena contará con al menos 1.000 metros cuadrados más destinados a los servicios de biblioteca, según el Programa Funcional que los responsables del Departamento Foral de Cultura presentarán este próximo jueves. Este incremento supone prácticamente un 50% de espacio bibliotecario, que pasará de los 2.400 metros cuadrados actuales a los casi 3.500 que contempla el proyecto. Y la superficie del centro destinada a biblioteca podría ser aún mayor, en función del destino que el proyecto definitivo para la reforma del edificio dé a los tres patios interiores, indicaron fuentes del Koldo Mitxelena.

El centro donostiarra cuenta con un total de 3.600 metros cuadrados abiertos al usuario, de los cuales 2.400 corresponden a la biblioteca, otros 1.000 a la sala de exposiciones y unos 200 a la Ganbara. Ahora, con la redifinición de la distribución de los espacios, los responsables forales de Cultura prevén incorporar a la zona de biblioteca los cerca de 1.000 metros cuadrados que ocupan las oficinas del Departamento en la última planta. El destino de los trabajadores del centro durante las obras, así como el definitivo una vez concluida la reforma del KM, está aún por decidir, pero sus responsables barajan varias posibilidades. Por otra parte, será el proyecto ganador el que resuelva cómo quedan finalmente el patio central, ocupado actualmente por la escalera principal, y los dos laterales, que en total suman unos 500 metros cuadrados. A falta de la solución que proponga el estudio ganador del concurso en función de los accesos y la circulación del público, desde Cultura no se descarta que alguno de estos espacios pueda recuperarse para el uso público, incorporándose a alguno de los servicios que presta el centro.

El Dato

3.500
metros cuadrados ocupará al menos la biblioteca del futuro Koldo Mitxelena, tras la incorporación de los 1000 metros de la última planta que actualmente ocupan las oficinas de Cultura. Este espacio podría incluso aumentar en función del destino que se dé a los tres patios del edificio.

Será a comienzos del próximo mes de mayo cuando el jurado formado para la reforma del Koldo Mitxelena elija a cinco estudios de arquitectura de entre los diecinueve que se han presentado al concurso de ideas. El director del Koldo Mitxelena, Patxi Presa; la directora foral de Cultura, Mari José Tellería; la secretaria técnica de Cultura, Ana Urkola; la técnica de la Secretaría del Departamento Isabel Arriola; la jefa del Servicio foral de Arquitectura, Sofía Juaristi, el arquitecto Josu Maroto, dos representantes de Medio Ambiente y de Hacienda, y un representante del Colegio de Arquitectos de Gipuzkoa conforman este jurado.

El próximo jueves se dará a conocer el Programa Funcional que deberá cumplir el futuro centro

Los cinco estudios seleccionados tendrán diez semanas para trazar sus anteproyectos

El ganador, en septiembre

Los cinco estudios seleccionados deberán desarrollar en un plazo de diez semanas un anteproyecto de reforma, a partir de las directrices marcadas por el Departamento Foral de Cultura en un Programa Funcional cuya presentación tendrá lugar este próximo jueves. Junto a esta ampliación de la superficie destinada a espacio bibliotecario, el documento recoge una mejora de los accesos al Koldo Mitxelena, la creación de nuevas zonas destinadas a conservar al actual público del centro y a atraer a otros nuevos, y cambios en la circulación de los usuarios por el interior de un edificio que está catalogado en el Plan donostiarra de Protección del Patrimonio Urbano Construido. El estudio que resulte ganador, que se conocerá en septiembre, percibirá 8.000 euros más IVA, mientras que los cuatro finalistas obtendrán 5.000 más IVA. El contrato para la firma de arquitectos cuyo proyecto resulte elegido recibirá 382.000 euros, de los cinco millones en los que está presupuestada la reforma, en concepto de honorarios para la redacción del proyecto y la dirección de la obra.

Los responsables del Departamento de Cultura se muestran especialmente satisfechos del resultado de la convocatoria arquitectónica que finalizó el pasado 26 de febrero. Han sido un total de diecinueve estudios los que han presentado sus credenciales para optar primero a pasar esta primera fase del concurso y en segundo término, resultar elegidos para la ejecución del proyecto definitivo. «La valoración es positiva, no sólo por el número de estudios presentados, sino porque son de primera línea, con amplia experiencia la mayoría en la reforma de equipamientos culturales similares al Koldo Mitxelena», señalan fuentes de Cultura, que no ocultan la grata sorpresa que ha supuesto atraer a «firmas muy potentes para una obra como ésta, de dimensiones muy contenidas».

Los responsables del Koldo Mitxelena cuentan también ya con los resultados de los grupos de trabajo desarrollados tanto con usuarios como con no usuarios del centro. Las conclusiones van en dos direcciones: «Por un lado, hay una amplia satisfacción con los servicios que presta el centro y por otro, reclaman una ampliación de sus prestaciones, como pueden ser unos espacios para trabajar en equipo o salas para el uso exclusivo de internet».

Desde Cultura se recalca que la reforma del KM, además de obligada por el deterioro arquitectónico de algunas zonas del edificio, mantendrá las actuales prestaciones a la vez que incorporará otras porque «lo que se busca es consolidar al actual público y atraer a otro nuevo que garantice el relevo generacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos