«¿Es normal que unas tetas sean mucho más tabú que la violencia?»

De izquierda a derecha, Adriana Moscoso, Héctor Pérez, Joshua Delgado y Christian Muñoz, integrantes de Texxcoco, en una imagen promocional./DV
De izquierda a derecha, Adriana Moscoso, Héctor Pérez, Joshua Delgado y Christian Muñoz, integrantes de Texxcoco, en una imagen promocional. / DV

Texxcoco. La banda canaria presenta en el Dabadaba 'Disorder' (Subterfuge, 2018), disco en el que figura una canción cuyo vídeo fue censurado por YouTube

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Las Palmas de Gran Canaria, mediados de 2015. Adriana Moscoso (voz y guitarra) llama a Cristian Muñoz (batería) para tocar sus composiciones en formato dúo. Poco después se incorpora Joshua Delgado (bajo) y antes de sumar a sus filas a Héctor Pérez (guitarra) bautizan el grupo con el nombre de una ciudad mexicana a la que añaden una &ldquox&rdquo adicional. Joshua responde a las siguientes preguntas poco antes del debut de Texxcoco en Donostia. Actuarán mañana en el Dabadaba precedidos de Green Bananas, nuevo proyecto musical puesto en marcha por el donostiarra Mikel Sagüés.

Cartel
Texxcoco + Green Bananas.
Lugar
Sala Dabadaba (Donostia).
Fecha
7/4/2018 (mañana).
Hora
21.30.
Precio
10 euros en venta anticipada y 12 en taquilla.

-¿Cómo era el ambiente musical de Las Palmas?

-Muy distendido. Todo el mundo se conoce y tiene varios proyectos con esos conocidos. Al final se produce una endogamia musical. Ojo, hay buenas bandas, pero escasean y, por lo general, no duran mucho.

-¿Y qué hay de sus primeros pasos musicales?

-Fueron muy rápidos, nos conocimos y al poco estábamos grabando nuestros dos primeros EPs, 'Blu' y 'Psychonaut', ambos editados por Clifford Records y producidos por Mariano Gracia García.

-¿Fue fácil mudarse a Madrid?

-Lo hicimos en julio de 2016. Nos habían salido varios conciertos en septiembre -el Fuzzville en Benidorm y algunas citas en Madrid- y pensamos que era mejor alquilar una casa y mudarnos que pagar dos semanas de alojamiento cutre. No fue fácil porque todos partimos nuestras vidas por la mitad al hacerlo, pero era la decisión acertada y lo teníamos muy claro.

-Y en Canarias no habrían conseguido el mismo eco...

-Es completamente imposible. Para labrarse un nombre hay que ganarse al público, y eso se hace yendo sala tras sala y dando lo mejor que puedas para las 15 personas que haya esa noche. Después de un año a ese ritmo te empezarán a tomar en serio. Para un grupo radicado en Canarias es inviable pagar vuelos, bultos adicionales, hospedajes, alquileres de coches, combustible, dietas, etc. sin morir en el intento.

-¿Cómo recalaron en Subterfuge?

-Gracias a Laureano Navarra, el capo de Clifford Records, sin cuyo apoyo no estaríamos aquí. Nos puso en contacto con Subterfuge y desde el primer momento el flechazo fue mutuo: hemos crecido con Sexy Dadie, Dover...

-¿De dónde les viene la vena garajera y punk?

-En el garaje, el punk y el noise es donde más confluimos. Aunque a todos nos van muchos estilos, no somos muy cerrados. Desde el new wave al disco, a la cumbia psicodélica y a Rachmaninoff: mientras sea música en toda regla, nos entra.

-¿En Madrid han congeniado con grupos de la nueva escena garajera? Juventud Juché, Parrots, Hinds...

-Conocemos a algunas de esas bandas y nos llevamos bien. También con Los Vinagres, Wild Ripple, Branquias Johnson, Hollywood Sinners, Aullido Atómico... Son muchos.. Pero aunque a veces los medios nos etiqueten así, no nos sentimos parte de esa escena. En nuestro último trabajo estamos más cerca del punk, el post-punk y del noise que del garaje.

-Hábleme, por tanto, de 'Disorder', el primer álbum largo de Texxcoco...

-Es un trabajo con un sonido más maduro. Es a la vez más simple y más complejo, y en esa contradicción nos gusta movernos.

-El título remite a Joy Division y 'Velvet Love', el tema más sonado, a la Velvet Underground, cuyo 'Heroine' homenajean en los primeros compases de la canción...

-El disco está plagado de pequeños homenajes. Si te fijas bien, en la intro de 'Velvet Love' no sólo suenan las guitarras de 'Heroine', sino también el bajo de 'Baba o'Riley'. Por otro lado, 'No Beac'h es nuestra aproximación visual y sonora a los Beach Fossils. Y por supuesto, todo el disco está salpicado de la onda Pixies, Sonic Youth, The Breeders, Placebo, Interpol...

-¿'No Beach' es su 'Aquí no hay playa'? ¿Echan en falta el mar?

-Más que a nada.

-En las letras hay conflictos de pareja y abundantes alusiones a los desórdenes mentales: 'Crazy Mama', 'Depressure', 'Brain Eraser', 'Disorder'... ¿Cuál es el motivo?

-Conflicto de pareja para nada, la pareja en este caso es uno mismo. Esa dualidad que todos llevamos dentro y los trastornos que se producen en tu día a día cuando pasas sin control de una parte a otra de tu psique.

-'Thank You For Being a Whore' suena un poco a las Vulpes y su mítico 'Me gusta ser una zorra'...

-Bien visto.

-Por otro lado, 'I.D.G.A.F.' será el acrónimo de 'I Don't Give a Fuck'. ¿Qué es lo que sí les importa?...

-Nos importa disfrutar día a día y ser lo mejor que podemos. Lo demás, I.D.G.A.F. (Risas).

-YouTube les censuró durante unos días el vídeo de 'Velvet Love' porque Adriana aparecía junto a un grupo de chicas desnudas de cintura para arriba en un ambiente distendidísimo...

-A la semana de publicarse el vídeo ya no estaba, YouTube lo eliminó por no cumplir con las políticas de desnudos, aunque había miles de videoclips con muchas más visitas y contenidos que sí que eran sexuales.

Componente sexista

-Tengo entendido que el vídeo fue una reacción de hartazgo porque Facebook e Instagram estaban retirando continuamente las fotos que Adriana tomaba de sus pechos... Ayer, sin ir más lejos, Facebook cerró la cuenta del Dabadaba por crear el borrador de un anuncio en el que aparecía su vídeo...

-Sí, una de las intenciones era reivindicar la injusticia que supone siempre la censura, y en este caso, con componente sexista añadido. Hicimos el vídeo así porque nos dio la gana. Somos los únicos que deciden qué imágenes son las más adecuadas para nuestras canciones y dentro de esa libertad decidimos exaltar la belleza bajo nuestros criterios artísticos. No creo que Rubens tuviera que justificar por qué pintaba lo que pintaba. Me parece que, aunque la reivindicación existe como parte de la idea inicial, darle todo el bombo es innecesario. El arte no necesita justificarse.

-¿A quién se supone que quieren proteger con esa censura? ¿A quién puede molestar la visión de los pezones de una mujer?

-Quieren proteger sus egos, principalmente, que de alguna manera se ven heridos al ver mujeres que hacen lo que les da la gana.

-Texxcoco ha denunciado la hipocresía y el doble rasero de unas redes que prohiben mostrar unos pezones de mujer mientras otro tipo de contenidos violentos y morbosos pasan el corte sin problema...

-Así es, en muchas redes sociales los vídeos extremadamente violentos simplemente tienen un botón con una advertencia si quieres verlos. Unas tetas son mucho más tabú. ¿Es eso normal?

-Aunque lógicamente no era su objetivo, el suceso ha hecho que se hable más de Texxcoco, aunque imagino que les dará rabia que muchas entrevistas se centren casi en exclusiva en esa anécdota y obvien las cuestiones musicales...

-Éramos conscientes de que podía pasar y estábamos preparados para llevarlo lo mejor posible. Creo que muchos medios han sabido abordarlo muy bien y nos han hecho buenas entrevistas sin centrarse sólo en eso. Esta charla, sin ir más lejos, es un ejemplo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos