«Trazar puentes con Mikel Laboa ha sido más fácil de lo esperado»

Ekhi Lopetegi, Guillermo Astrain, Igor Escudero y Unai Lazcano./ Alba Yruela
Ekhi Lopetegi, Guillermo Astrain, Igor Escudero y Unai Lazcano. / Alba Yruela
Guillermo Astrain, componente de Delorean

Delorean publica ‘Mikel Laboa’, un disco en el que hacen suyos a través de la electrónica algunos de los temas más experimentales del cantautor de Donostia

IKER MARIN

El Ayuntamiento de San Sebastián instauró en el año 2014 el galardón Adarra Saria para reconocer y premiar la trayectoria de los artistas que se han significado a lo largo de su carrera en el campo de la música en euskera. Aquel primer premio fue concedido a la memoria de Mikel Laboa, fallecido en 2008. El acto de entrega de la distinción se celebró en un abarrotado Victoria Eugenia y el consistorio donostiarra organizó un festival musical en el mismo teatro, que comenzó una vez Marisol Bastida, viuda de Laboa, hubo recogido el premio. Es en ese momento cuando los caminos artísticos del tótem homenajeado y Delorean se entremezclan. La banda de Zarautz recibe, y acepta, el encargo de adaptar temas del cancionero ‘laboniano’ para presentarlas en directo en dicho acto.

Tres años después Igor Escudero, Guillermo Astrain, Unai Lazkano y Ekhi Lopetegi, es decir, Delorean, siguen embarcados en el proyecto y presentan el disco ‘Mikel Laboa’ (Elkar), el noveno de su carrera. Los temas del cantautor donostiarra se han adaptado hasta la fecha de manera sinfónica, jazzística, en formato pop y rock pero nunca hasta ahora como lo ha hecho el grupo que opera desde Barcelona. Delorean hace suyas las canciones de Laboa desde un enfoque más experimental, electrónico, sin ese influjo festivo que suelen tener sus composiciones habituales. Guillermo Astrain desentraña para este periódico las claves que han llevado a una banda de house, pop y electrónica a abrazar el legado del recordado músico.

-Después de recibir aquel encargo en 2014 Delorean sigue inmerso en el mundo Laboa. ¿Por qué toman la decisión de editar el álbum?

-Es una idea que nos empezamos a plantear a medida que trabajábamos las primeras adaptaciones y empezábamos a sentirnos satisfechos con los resultados, pero nunca supimos en qué momento encajarlo. Tras la publicación y la gira de ‘Muzik’, nos encontramos en un momento en el que nos apetecía romper la dinámica de la banda y decidimos formalizar esa idea en un disco.

-¿Durante estos años cómo ha sido la relación con el legado del donostiarra?

-Aquella invitación a adaptar el trabajo de Laboa nos introdujo en su discografía y descubrimos cosas que no esperábamos. Conocíamos su repertorio más popular pero nunca habíamos prestado demasiada atención al aspecto más experimental de su obra hasta ahora. La manera en la que trabajaba las canciones en sus Lekeitios creemos que es algo único. Estos tres años nos han servido para conocer y entender su relevancia.

-Contaron con la complicidad de Elkar para poder grabar este disco y acceder al archivo sonoro de Laboa. ¿Cómo fue ese momento de poder acceder sin cortapisas a canciones tan veneradas?

-En cuanto Elkar supo que estábamos preparando adaptaciones para un directo, nos ofreció todos sus medios. Digitalizaron las bobinas de los másters de estudio que aún conservaban únicamente para que nosotros hiciéramos un uso libre de ellas, nos ofrecieron su estudio para grabar las adaptaciones para editarlas, etc… Nos dieron permiso para hacer lo que quisiéramos sin condicionantes y eso nos motivó mucho para llevar el proyecto a un disco. Aunque en Elkar no tenían los másters originales de todas sus canciones, poder disponer de pistas de estudio y tomas inéditas fue decisivo para definir lo que ha acabado siendo este disco.

-A la hora de elegir y adaptar los temas, ¿qué parámetros siguieron?

-Desde el principio intuimos que nuestra adaptación de su música no debía seguir los parámetros que manejamos a la hora de hacer material propio. Decidimos evitar cualquier premisa y darnos más libertad que nunca para que cada uno probase cualquier idea que le pudiera sugerir una canción: jugando con diferentes tiempos, contrastes, etc. Acabamos acercándonos de manera más natural a Lekeitios como ‘Orreaga’ o ‘Dialektikaren laudorioa’ por su carácter experimental y abierto pero con canciones como ‘Kantuz’ o ‘Bentara noa’ pudimos probar cosas que nunca habíamos planteado en Delorean. La clave de este proyecto es que cada paso que hemos dado ha sido un proyecto en sí mismo; desde aquel primer encargo, pasando por el concierto en el teatro Arriaga donde adaptamos seis canciones más o este disco, el cual hemos trabajado sin premisas estilísticas que nos limitasen. No hay una elección previa de lo que queríamos hacer sino que a medida que trabajábamos sus canciones, hemos ido encontrando un camino que nos permitía trabajar libremente. Precisamente en los Lekeitios es donde hemos encontrado esa inspiración para trabajar la música sin límites auto impuestos.

-Tras tres años sumergidos en este proyecto, ¿han encontrado puntos en común artísticos que quizás no esperaran con Mikel Laboa?

-En medio de todo esto compusimos ‘Muzik’ y continuamos trabajando dentro del contexto pop de la banda. Su música y la nuestra pertenecen a épocas y contextos muy diferentes y lejos de buscar o encontrar puntos en común, hemos intentado trazar puentes entre ambos. Lo sorprendente para nosotros es que nos ha sido mucho más fácil y natural de lo esperado en un inicio.

-¿Consideran que este es su disco mas arriesgado?

-Este disco no es 100% nuestro y es verdad que se aleja de los parámetros en los que nos hemos movido hasta ahora pero nosotros siempre nos hemos planteado cada disco de manera diferente al anterior. Quizás no es un disco para todos los públicos pero las canciones originales que adaptamos de Mikel Laboa tampoco lo son. Nos gusta creer que, tal y como nos dijo su familia, a Mikel le habría gustado.

-¿Cómo plantean los directos teniendo en cuenta que Ekhi no canta?¿Llevan apoyos audiovisuales de algún tipo?

-Los primeros conciertos que hicimos los apoyamos con proyecciones abstractas pero el directo que estamos planteando hoy en día está basado más en la iluminación y el diseño del escenario. Queremos respetar la centralidad de la música y la voz pregrabada, y aunque no descartamos incluir visuales, la idea es que todo lo que ocurra en el escenario refuerce la narrativa de la música y no al revés. Para nosotros la voz es un elemento musical que puede jugar su papel, sea un sampleo, un tarareo o una frase cantada en directo. Lo que planteamos es un concierto de música electrónica con voces de Laboa pregrabadas, ni más ni menos.

-Y esas voces son en algunos casos muy potentes y emotivas, por ejemplo, en ‘Orreaga (Lekeitio 6)’. ¿Cómo se sienten en el escenario cuando la presencia de Laboa se magnifica de tal manera?

-‘Orreaga’ siempre ha sido una de nuestras favoritas. La primera vez que la tocamos en el Victoria Eugenia en los premios Adarra, Marisol Bastida nos felicitó por esa adaptación en concreto y de hecho cuando estábamos terminando el disco, nos comentó que en la mezcla se perdía la potencia y la sensación que ella había vivido aquel día y nos sugirió que subiéramos más la voz. Nosotros disfrutamos un montón con este formato ya que todos vamos con instrumentos que no solemos tocar con el repertorio habitual de Delorean y vivimos la experiencia de una manera más experimental, añadiendo efectos a su voz y acompañándola con los instrumentos. Cada concierto que hemos dado con este repertorio ha sido algo único para nosotros.

-Para cerrar el círculo de esta producción, firma la portada del disco José Luis Zumeta.

-Era una idea que teníamos en mente pero que no nos habíamos atrevido a proponer, y cuando nos llegó la propuesta desde Elkar nos pareció más que perfecto. Creemos que esta portada rompe con los parámetros estéticos de Delorean y nos encanta que con ella todo ha adquirido una identidad propia que trasciende a la banda.

-Por el momento han presentado estas canciones en Donostia, Arriaga, Pasaia, Mataró y BIME-Bilbao. ¿Van a compaginar en directo ‘Muzik’ y este nuevo disco?

-Nos gustaría tocar las fechas que tenemos ya programadas con el repertorio habitual y empezar a programar solo fechas presentando ‘Mikel Laboa’ al menos hasta verano. Las próximas presentaciones del nuevo disco serán en Hernani el 15 de diciembre y en Azpeitia el 16.

Implicación y apoyo de la familia de Laboa

Delorean ha contado con la complicidad de la familia de Mikel Laboa desde que presentaron por primera vez en directo las revisiones de los temas del donostiarra. «Tanto Marisol Bastida como sus hijos nos felicitaron y desde entonces hemos intentado mantenerles al tanto de todos los pasos que dábamos con el proyecto», reconoce Astrain. Una vez que la banda tuvo claro grabar el disco se sucedieron los contactos, «quedamos con ella y con Anjel Valdes de Elkar para tomar algo en el Buenavista de Igeldo e intercambiar puntos de vista. Compartió con nosotros ideas en cuanto al orden de las canciones, el título del disco... Después nos envió una carta explicando más cosas. Su implicación, su apoyo y la libertad que nos ha dado es algo que le agradeceremos siempre y que hace que este trabajo sea tan especial para nosotros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos