Sara Comerón: «Seguimos nuestra senda pero envueltos en una piel más gruesa»

Sara Comerón junto a Iñigo Bailador, Andoni Etxebeste y Christian Rodríguez, sus compañeros en Frank./DANIEL GARCÍA VALERO
Sara Comerón junto a Iñigo Bailador, Andoni Etxebeste y Christian Rodríguez, sus compañeros en Frank. / DANIEL GARCÍA VALERO

La banda donostiarra acaba de autoeditar 'Atlas', un segundo disco en el que el rock gana peso frente al folk de sus trabajos anteriores

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Tras su aplaudido debut largo, 'The Mud And The Thirst' (2016), Frank sintió el «impulso primario» de ir sacando a la luz nuevos temas. Con ganas e ilusión se sumergieron «en el siempre interesante fango» de trabajar el nuevo material a las órdenes de Álvaro Turrión, productor de 'Atlas' (2018). Su vocalista, guitarrista y compositora, Sara Comerón, ejerce de portavoz de un grupo que completan Iñigo Bailador (guitarra eléctrica), Christian Rodríguez (bajo) y Andoni Etxebeste (batería). Habrá que esperar al 11 de mayo para verles actuar en Kutxa Kultur Kluba de Tabakalera.

- Entre su EP 'My Wild Kingdom' (2014) y este segundo disco parece que el rock ha ganado peso frente al folk o el sonido Americana... Es algo evidente ya desde el contundente inicio con 'Total Blackout'...

- No pensamos premeditadamente si queríamos ser más o menos rock... Donde sí notamos diferencia fue en el local de ensayo, cuando Iñigo y yo enseñábamos los nuevos temas, que eran mucho más cortos, directos y con más estribillos que los anteriores. Visto con distancia, es cierto que ha habido un cambio natural en nuestro sonido y creo que se debe a que todos echábamos un poco de menos la inmediatez y lo sugestivo de un sonido más crudo. Quizá por eso las nuevas canciones nacieron así: seguimos nuestra senda pero nos envolvemos en una piel más gruesa...

- Tienen temas en la onda de Neil Young y Tom Petty, artistas a quienes ustedes han versionado en directo... ¿Ese engrosamiento del sonido puede guardar relación con la experiencia de los conciertos?

- Pues no lo sé, pero al fin y al cabo, las que citas son figuras musicales que nos encantan y nos inspiran, aunque a veces no nos demos ni cuenta. Lo que sí es cierto es que en directo hay más rock porque todos venimos de ahí, y creo que al componer 'Atlas' hemos tendido más a eso, quizá inconscientemente.

- Hay arreglos de Hammond, violines, una trompeta, armonías vocales... pero no han abusado de ellos y el resultado no es recargado...

- Eso formaba parte de la visión que Álvaro Turrión y nosotros mismos teníamos de los temas: menos es más y el toque necesario embellecedor es suficiente. Basta con algo que eleve las canciones más allá de sí mismas sin perder de vista lo que son. Es un poco como el veneno, que está en la dosis.

- Dedican el disco a 'Atlas', personaje de la mitología griega que fue condenado a soportar el cielo sobre sus hombros... ¿Es una metáfora de la vida del músico?

- Es una metáfora de nosotros mismos como individuos y como banda, y a su vez, cuando escribí la letra me encajaba muy bien la figura de Atlas. Luego coincidió que nos topábamos con muchas referencias al personaje, hasta que una noche en Corella, momentos antes de tocar, nos dimos literalmente de bruces con una efigie de Atlas. Fue como una señal en plan: «Venga, que sí, 'Atlas' tiene que ser el título del álbum».

- 'The Necromancer' también incluye un trasfondo mítico o mágico. La letra dice: «Un nigromante te convirtió en arena oscura / porque tú no intentaste despertar».

- Es quizá una de mis canciones más crípticas y ni yo misma sé a qué me refería cuando escribí eso. (Risas) Pero como siempre, releyéndola creo que es aplicable la visión de cada uno y sus filtros particulares. Al tener todo el texto símbolos muy visuales, los significados están abiertos a la interpretación personal. Pero es cierto que el punto místico y misterioso lo tengo siempre muy presente.

- Como el mar y la naturaleza...

- Me sale escribir así. Lo oculto en el arte, el ser humano y la naturaleza me llaman muchísimo la atención; me parece que son expresiones cargadas de mensajes, aunque metafóricos, muy directos, y eso es lo que transmiten los textos de las canciones.

Los 10 temas de 'Atlas' según Sara Comerón

1. 'Total Blackout'
«El poder del miedo y el poder del cambio consciente».
2. 'The Necromancer'
«La magia de lo desconocido y nuestra capacidad de sentir y presentir».
3. 'You Can, You Say'
«La alegría y pena al percatarse de las cosas».
4. 'Captain, Captain'
«Asumir los procesos desde el humor pese a la nostalgia».
5. 'Mysteries Of A Dream'
«La dulzura y sensualidad de la intimidad».
6. 'Atlas'
«La tristeza ante lo que no se comprende frente a la capacidad para pedir ayuda».
7. 'This Wheel's On Fire'
«La necesidad de fuerza, fuego e intensidad».
8. '9 Acres'
«El sentimiento de desarraigo ante la pérdida del hogar y el olvido de la identidad propia».
9. 'Liquid and Stone'
«La soledad y la búsqueda».
10. 'Veils'
«Un grito al vacío que supone entregarse y no hallar nada al otro lado, pero celebrar el haberse entregado a uno mismo pese a todo

- 'Captain, Captain' tiene un tono deliciosamente ligero con esos teclados a lo Eels, y 'Liquid and Stone' es un tema redondo...

- También está relacionado con Álvaro y su papel de productor. Él pensaba detalles y arreglos que nosotros ni habíamos imaginado. Al escucharlos en las maquetas que grabamos fue como decir: «¡Oh, sí, qué maravilla!». Por supuesto, no coincidíamos en absolutamente todo, pero lo que finalmente ha quedado en 'Atlas' me parece precioso y encaja a la perfección con el alma de cada canción.

- ¿Por qué eligieron el 'This Wheel's on Fire' de The Band y Bob Dylan para la única versión del disco?

- Porque la hicimos en El Último Vals de Frías, un festival maravilloso para celebrar el 40º aniversario de 'The Last Waltz'. Tocamos varios grupos del Estado haciendo versiones de aquél último concierto de The Band, y aunque nuestra versión no aparecía en aquél mítico disco, The Band sí la tocaba. Eso sí, nosotros le dimos un tufillo más a The Byrds, que también solían tocarla...

- En la cara B, más tranquila y con más medios tiempos, destaca una balada polvorienta, '9 acres', que incluye un verso de Steinbeck...

- Steinbeck es uno de mis autores favoritos y desde que leí 'Las uvas de la ira' quise componer una canción que expresara un poco lo que a mí me llegó de esa obra. Eso es exactamente '9 Acres', una canción que intenta comprender los sentimientos de aquélla gente en aquél momento de la 'Dust Bowl'.

- El final es muy potente con ese 'Veils' de inicio desnudo -sólo voz y acústica- que a los dos minutos se quiebra con una explosión rockera propia de los Crazy Horse...

- ¡Mola mucho que menciones Crazy Horse! Por estructura y feeling, esa canción me recuerda a 'In The Storm' de nuestro EP de 2014: empieza desde la sutileza y la delicadeza pero va creciendo y creciendo hasta que la intensidad del sentimiento la hace estallar.

- No hay crónica ni reseña que no mencione el poder de su voz, dulce o agresiva en función del tema. ¿Qué formación tiene, cómo la entrena y quiénes son sus referentes?

- Pues no tengo ninguna formación y no entreno la voz; hago muy mal, debería cuidarla porque es una de mis herramientas de expresión. ¿Referentes? No me fijo demasiado en cómo cantan otros, pero sí hay cantantes que me llegan al alma, aunque las voces que más me conmueven son casi siempre de hombre, al margen de sus estilos musicales: Nino Bravo, Phil Ochs, Rob Tyner, Sam Cooke, David Eugene Edwards, Nick Cave, Townes Van Zandt, Scott Walker y un sinfín más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos