Motorizado: «Dejar un margen a la interpretación del público genera magia y conexión»

Santiago Barrionuevo, alias Santiago Motorizado, segundo por la derecha./DV
Santiago Barrionuevo, alias Santiago Motorizado, segundo por la derecha. / DV
Santiago Motorizado, músico

Él Mató a un Policía Motorizado, el grupo argentino de moda en la escena indie, regresa hoy a la sala Dabadaba para presentar su nuevo álbum

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

'La síntesis O'Konor' (2017) es el tercer larga duración en casi quince años de carrera de Él Mató, que también ha publicado media docena de EPs. Ellos mismos definen su sonido así: «Autopistas de guitarras y melodías indelebles. Emotivas explosiones de verdad y belleza. Ladrillos de armonía cementados con distorsión y amistad».

- Sin embargo, en 'La síntesis O'Konor' suenan ustedes más depurados, menos abrasivos, más pop...

- El plan fue dar un giro a las canciones y desarrollar nuevos aspectos. En trabajos precedentes el sonido era más crudo y directo y ahora hay un plano más de laboratorio en cuanto a detalles, arreglos y texturas que antes obviábamos. Fue muy divertido y placentero hacerlo: hay cambios en las líneas instrumentales, una mayor presencia de las percusiones y si antes las guitarras tenían mucho protagonismo, en algunos temas nuevos apenas aparecen para dar paso a los sintetizadores.

- Se diría que se alejan del 'noise-rock' y de la crudeza de bandas como Yo La Tengo, Sonic Youth, Pavement o Guided By Voices...

- Los grupos que vos comentás nos marcaron de chicos y el amor que sentimos por ellos perdura en el tiempo, pero es un lenguaje que hemos abordado durante años. Quizá como respuesta a eso, porque escuchamos música de diversos estilos y vamos acumulando mucha información, queríamos buscar otras cosas y otros climas sin perder la esencia.

- ¿Grabaron el disco en el estudio Sonic Ranch de Texas para sonar más 'norteamericanos'?

- No era esa la idea. Antes barajamos otra opción, más económica, para grabar en la provincia argentina de San Luis, pero en Texas teníamos cantidad de instrumentos y posibilidades para explorar, y Eduardo Bergallo, nuestro productor habitual, estaba entusiasmado. En Sonic Ranch se jactan de tener la consola de grabación más grande del mundo con 80 canales. Cuentan que la creó un japonés uniendo dos consolas de 40 canales: una perteneció a Madonna y otra a Motown Records. Nos reíamos pensando que estábamos registrando el disco en la mesa en la que habían grabado Madonna y Michael Jackson...

«Planteamos un clima en lo musical que a veces se corta con las letras y genera un optimismo extraño»

«No nos gusta que con el tiempo la independencia haya terminado asociada a un sonido o estilo artístico»

- En lo referido a las letras, sigue mandando el (des)amor y ese «oscuro optimismo» del que habla la hoja promocional. ¿No es eso un oxímoron?

- (Risas) Es un juego de palabras pero en verdad, nos gusta esa sensación que se genera con la mezcla de cosas contrapuestas. A veces planteamos un clima en lo musical que luego se corta un poco con las letras, que tienen ese tono melancólico. Esa mezcla produce una especie de optimismo extraño al que luego se suman las imágenes que sugieren los textos. Es un combo que nos gusta mucho.

- Las letras, minimalistas y repetitivas cual mantra, son campo abonado para la imaginación del público. En 'Excálibur', por ejemplo, se repite continuamente una sola frase: «¿Por qué tuviste que decirme eso? ¿Por qué?»

- Nos agrada dejar un margen a la interpretación porque genera una magia y una conexión. Como escuchantes y consumidores de arte en general, preferimos que vos completés la idea.

- Entonces no querrá desvelar a qué alude el título del disco ni quién es el tal O'Konor...

- (Risas) Siempre está bueno generar un cierto misterio. Nos gusta cómo suena el título y el concepto de síntesis siempre estuvo presente en nuestro arte.

- Son la punta de lanza del indie argentino. ¿Qué significa para ustedes el adjetivo «independiente»?

- Desde que tenemos uso de razón elegimos el camino de la independencia, una categoría que con el tiempo ha terminado asociada a un sonido o estilo artístico. Eso no nos gusta tanto porque preferimos no encasillarnos artísticamente. Tratamos de ser libres por ese lado. Sin entrar en confrontación con las bandas que optan por el camino de la industria, nosotros militamos para que el espacio independiente crezca y en el mundo existan diversas posibilidades para recorrer un proyecto artístico. No hay un solo camino, ni dos ni tres. Nos interesa que haya un espacio para que los artistas puedan desarrollarse de manera independiente en ciclos, salas, medios alternativos... Cuando de chico tenías una banda, ¿cuál era el único camino? Grabar un demo y que lo editara un sello. Eso nos parecía horrible porque supone poner límites a un universo que, como el arte, puede ser infinito.

- Utiliza a menudo la palabra «arte»... ¿En su música pesa más el componente artístico que lo lúdico?

- Siempre aclaro que uso la palabra «arte» en su significado más puro. No importa si son buenos o no: la música, la literatura o el cine son arte porque siguen unas consignas que los definen como tal. Puede ser la peor canción del mundo y seguir siendo arte. No me gusta darle una carga de valor al término y procuro despojarlo de toda solemnidad.

Los datos

Lugar
Sala Dabadaba (Donostia)
Fecha
22/08/2017 (Hoy)
Horario
21.00 horas
Precios
12 euros (anticipada) y 15 euros (taquilla).

Fotos

Vídeos