La recaudación en taquilla asciende a 975.000 euros, un tercio del presupuesto

Lucía Lacarra, en el 'Carmen' de Víctor Ullate Ballet.
Lucía Lacarra, en el 'Carmen' de Víctor Ullate Ballet. / J. M. LÓPEZ

El festival alcanzó este año un 88% por ciento de ocupación y agotó entradas en seis de los trece eventos que se han celebrado en el Kursaal

A. MOYANOSAN SEBASTIÁN.

La Quincena Musical donostiarra ha recaudado en su 78 edición 975.000 euros en concepto de venta de entradas, una cifra que supone un incremento del 21% respecto al pasado año y que representa alrededor de un tercio de su presupuesto total. Así consta en el balance facilitado ayer por el propio festival, en el que se destaca el 88% de ocupación media alcanzado en los trece espectáculos celebrados en el Kursaal, de los cuales seis lograron agotar el taquillaje. En cuanto a la cifra global de espectadores, han sido un total de 39.000 las personas que han asistido a alguno de los eventos programados en esta edición, frente a los 35.000 del pasado año.

Este incremento de público en un 10% obedece al mayor número de eventos programados este año con respecto a 2016 -un total de noventa, veinte más que en la 77ª Quincena Musical-. Así, el Kursaal acogió el pasado año diez conciertos -de los cuales se llenó en siete-, mientras que en esta recién clausurada edición han sido trece -con seis llenos absolutos-. También San Telmo ha acogido un nuevo ciclo con tres actuaciones que el pasado año no se programaron.

En lo que respecta al Auditorio Kursaal, los trece espectáculos celebrados este año han tenido un 88% de ocupación medio, frente al 95% que alcanzaron los diez montajes de 2016. Las dos representaciones de 'Carmen', a cargo de Víctor Ullate Ballet, la segunda de las citas de la BBC Philarmonic junto al Orfeón y la Filarmónica de Luxemburgo fueron algunas de las propuestas más exitosas. En el Victoria Eugenia lo fue, paradójicamente, la de Arcadi Volodos, en un recital que sustituía al inicialmente programado a cargo de Yuja Wang y Leonidas Kavakos.

Para la 79 edición del próximo año, el equipo de Quincena adelantó ayer la presencia de la Budapest Festival Orchestra, con Ivan Fischer a la batuta, que ya actuó en 2016 con tres programas distintos en el Kursaal. Finalmente, el festival pondrá en escena una ópera de Giochino Rossini, cuyo título está aún por determinar.

Las cifras

39.000 personas
han asistido a alguno de los espectáculos programados este año por Quincena, un 10% que en 2016.
21% es el incremento
en la recaudación por venta de entradas, en una Quincena que ha programado 90 eventos, frente a los 70 del año pasado.
5.200 espectadores
han asistido a los doce conciertos del Ciclo de Órgano celebrado en Donostia y otras localidades del territorio.

Fotos

Vídeos