El Orfeón y Musikene vuelven a unirse en el Concierto Solidario de los Jóvenes

Los promotores del concierto animan a la ciudadanía a sumarse al objetivo solidario./LUSA
Los promotores del concierto animan a la ciudadanía a sumarse al objetivo solidario. / LUSA

Interpretarán el Réquiem de Mozart el viernes 23 en el auditorio del Kursaal

ITZIAR ALTUNASAN SEBASTIÁN.

El Concierto Solidario de los Jóvenes que organizan los alumnos residentes en el Colegio Mayor Ayete volverá a contar en su décima edición con el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Sinfónica de Musikene como protagonistas. Una cita que durante estos años se ha consolidado y tiene una doble vertiente social. Por una parte, recaudar dinero que se destinará a Cáritas Gipuzkoa y, por otra, involucrar a alumnos en su producción y difusión. El concierto tendrá lugar el próximo 23 de febrero y volverá a celebrarse en el auditorio del Kursaal, escenario donde ya agotaron las entradas hace dos años.

Juan Marcos Cano es uno de los jóvenes que colabora en la organización de esta cita. Estudió piano y dirección de orquesta en Musikene y desde hace ocho años su cometido se centra en contactar con los artistas invitados y diseñar la programación. «Hace casi un año que cerramos el concierto de esta edición y decidimos repetir experiencia con el Orfeón y la Orquesta de Musikene, porque las dos ocasiones en las que han compartido escenario el resultado ha sido muy bueno», explica.

La cita

Intérpretes
Orfeón Donostiarra y Orquesta Sinfónica de Musikene.
Programa
Sinfonía Concertante y Réquiem de Mozart.
Lugar
Auditorio del Kursaal.
Fecha y hora
Viernes, 23 de febrero, a las 20 horas.
Precios
25 y 35 euros.

El Centro Superior de Música del País Vasco organiza encuentros con directores de orquesta invitados que concluyen en conciertos formativos y «aprovechando» esta circunstancia, dice, «acceden a participar en nuestra iniciativa». Así, será el director de orquesta británico Rumon Gamba quien lleve la batuta en el concierto, que servirá de colofón a su semana de trabajo con los alumnos de Musikene. Gamba ha dirigido numerosas orquestas, entre ellas la London Philarmonic Orchestra, la Tivoli Symnphony Orchestra y la Orquesta Sinfónica de Euskadi.

En el caso del Orfeón Donostiarra, es el quinto año consecutivo que se suma a esta iniciativa, en esta ocasión para interpretar el Réquiem de Mozart y su Sinfonía Concertante. «Carmina Burana, la Novena de Beethoven y el Réquiem de Mozart son tres de las obras más conocidas y espectaculares; las dos primeras ya se han interpretado en ediciones anteriores y por eso hemos apostado por el Réquiem de Mozart», añade Cano.

Un centenar de colegiales de Ayete colabora en este proyecto. «Nuestro esfuerzo se centra en dar a conocer el concierto y los fines que tiene entre los alumnos de todas las universidades de la ciudad», señala Borja Apaolaza, estudiante de master en Tecnun. Y esos objetivos tienen un fin solidario. El dinero recaudado se destinará a Cáritas, que dedicará la mitad a la ayuda internacional a los refugiados a través de sus programas de acogida, y la otra mitad a proyectos locales de la organización, como Aterpe y Hotzaldi. «En sus orígenes el dinero se destinaba a proyectos internacionales, pero llevamos años colaborando con Cáritas Gipuzkoa porque creemos que en nuestro entorno también hay necesidades a las que dar respuesta».

Las entradas para el concierto se pueden adquirir en la taquilla del Kursaal o a través de internet, al precio de 25 y 35 euros. También es posible hacer una donación como fila cero en la cuenta ES63 0075 0019 11 0600284814 (concepto: concierto solidario).

El concierto ha ido consolidándose y creciendo hasta convertirse en una importante cita solidaria. Lo que comenzó como un «modesto» concierto de la mano de la Orquesta Académica de Madrid e Iñigo Pirfano en la parroquia de Santa Cruz de Aiete en enero de 2009 se ha consolidado como un evento capaz de llenar el Kursaal. La segunda edición se celebró en el teatro Victoria Eugenia, al igual que los dos siguientes años. En 2013 se trasladó ya al Kursaal, con la participación del Orfeón Donostiarra, aunque en los dos años siguientes el concierto alternó escenario con la basílica de Santa María.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos