Noche Bowie en el Kursaal de la mano de sus excompañeros

Los componentes del proyecto 'Holy, Holy', en plena acción. /
Los componentes del proyecto 'Holy, Holy', en plena acción.

El productor Tony Visconti y el batería Woodmansey encabezan el proyecto Holy Holy. Los vasco-argentinos de Cápsula abren la velada

M. EZQUIAGA SAN SEBASTIÁN.

Insisten en que no son una banda tributo. «Somos los auténticos, los que trabajamos con David Bowie hasta el final», dicen el productor Tony Visconti, compañero habitual en los trabajos del músico británico, y el batería Woody Woodmansey. Los dos encabezan la banda que conforma el proyecto Holy Holy y que promete una noche Bowie hoy en el auditorio del Kursaal (20.00 horas). En el programa figura la interpretación del repertorio de la última gira de 'Ziggy Stardust'.

Como aperitivo el grupo vasco-argentino Cápsula ofrecerá media hora de música con guiños también a David Bowie y «sorpresas», según adelantan sus líderes, Martín Guevara y Coni Duchess Duchess, bonaerenses afincados en Bilbao desde hace 20 años. Están unidos al universo Bowie por el propio Visconti, productor con el que lanzaron su disco 'Solar Secrets', y porque en 2005 publicaron el disco 'Dreaming of the Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders froms Mars', su particular versión de 'The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars'. «Vamos a presentarnos en el Kursaal en una formación con seis músicos y emplazamos al público a que llegue a las ocho en punto porque se va a sorprender», afirma Martín Guevara.

Banda de estrellas

Pero el plato de fuerte de la noche llega de la mano de Tony Visconti, en una minigira por España que comenzó ayer en Madrid y parará en Barcelona después de su paso por el Kursaal. Visconti, además de productor fetiche de Bowie, ha trabajado con otros artistas como T. Rex o Thin Lizzy. Los componentes de Cápsula le conocen bien, de cuando trabajaron con él, e invitan a asistir al concierto de hoy «más allá de debates sobre tributo o no». Dice Coni que «cuando empiezas a escuchar la batería de Woody Woodmansey te transportas al mundo de Bowie, y sus canciones son tan poderosas que te siguen embriagando. Es la gente que ha estado con el artista hasta el final la que interpreta su música». Y Martín Guevara aporta un dato sorprendente, con aparente seriedad: «Hicieron a Visconti una prueba genética y le dijeron que el 55% de sus genes eran vascos, aunque él no lo sabía».

Sea de donde sea, Visconti y el batería Woodmansey, uno de los supervivientes de la época dorada de Bowie, estarán acompañados esta noche por una 'all star band' compuesta, según la información de Kursaal Eszena, por Glen Gregory (cantante; Heaven 17), James Stevenson (guitarra; The Alarm, Scott Walker, Gen X, Chelsea), Paul Cudderford (voces y guitarra; Bob Geldof, Ian Hunter), Berenice Scott (teclados, Heaven 17), Terry Edwards (saxo, guitarra, percusión, voces; PJ Harvey, The Blockheads, Departament S) y Jessica Lee Morgan (voces).

La cita hoy, a las 20.00, con entradas a 31 euros. La última visita 'real' de Bowie a Donostia fue en 1997, con su concierto en el Velódromo. Hoy regresa su música.

Oferplan

Fotos

Vídeos