Músicas del mundo en el siglo XXI

JUAN G. ANDRÉS SAN SEBASTIÁN.

Quien aún tenga suela en las zapatillas tras los bailoteos de ayer, hoy podrá culminar el atracón de electrónica con los platos fuertes de Dantz Festival. Aunque la Plaza Nestor Basterretxea seguirá animada gratuitamente por infinidad de discjockeys y artistas locales, los nombres más internacionales se repartirán entre los escenarios de la Sala Patio de Tabakalera y Gazteszena, recintos a los que se accede con entrada de pago.

A partir de las 20.00 horas, el primero de esos espacios albergará las músicas del mundo del siglo XXI, es decir, propuestas que permitirán conocer la electrónica más exótica facturada lejos de Occidente. Kiki Hitomi, compositora y alquimista sónica japonesa, trabajó el dubstep y según apunta el festival, su música «proporciona una atmósfera fantasmal que a veces puede parecer desalentadora pero siempre es dolorosamente hermosa». Por su parte, los egipcios Islam Chipsy & EEK prometen ser los amos de la fiesta con su bailable electro chaabi, el estilo de moda en El Cairo, mientras que Skip&Die mostrará el collage sonoro resultante de la unión de la sudafricana Cata Pirata con intérpretes de distintas latitudes.

Por otro lado, a partir de medianoche la sala grande de Gazteszena recibirá a reputados discjockeys europeos como George Evelyn, ecléctico DJ que pincha tras el nombre de Nightmares on Wax, en activo desde los años 90. Los otros invitados son Session Victim, dúo germano de discjockeys formado por Hauke Freer y Matthias Reiling, y su compatriota Daniel Haaksman, que también gusta de mezclar electrónica con ritmos africanos. De manera simultánea, y hasta altas horas de la madrugada, la sala pequeña acogerá el trabajo de pinchadiscos vascos como Manci, Piek o Keep_A & Balza.

Fotos

Vídeos