«Emociona saber que a mi madre se le quiere en su tierra como para hacerle este homenaje»

Josean García, Manuel Cabrera, Eneko Goia, Plácido Domingo, Federico Moreno-Torraba Larregla, Imanol Lasa y Jon Insausti. / ARIZMENDI

Plácido Domingo ensayó con el Orfeón para el concierto en homenaje a Pepita Embil del día 1 El tenor madrileño lamentó no poder asistir por compromisos de trabajo a la zarzuela 'Sor Navarra' de la víspera en el Victoria Eugenia

ALBERTO MOYANOSAN SEBASTIÁN.

Conmovido. Es la palabra que describe el estado de ánimo con el que el tenor Plácido Domingo participó ayer en la presentación del homenaje que la ciudad de San Sebastián tributará a su madre, Pepita Embil, los próximo días 28 de febrero y 1 de marzo, con motivo del centenario de su nacimiento. Domingo habló «con la emoción que representa para un hijo llegar al centenario del nacimiento de su madre y después, por saber que en su tierra se le quiere y tanto se le recuerda que se han puesto a hacerle un homenaje». El tenor madrileño no podrá asistir por compromisos profesionales a la representación de la zarzuela 'Sor Navarra' que la Asociación Lírica Sasibill llevará a cabo en el Victoria Eugenia el día 28 -fecha del aniversario de Pepita Embil-, pero sí ejercerá de director musical del 'Requiem' de Verdi que el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Sinfónica Vérum interpretará al día siguiente. «Una obra monumental que tendré la posibilidad de hacer con el Orfeón y cuatro cantantes extraordinarios». Reiteró su agradecimiento porque «vamos a recordar con gran cariño a mi madre. Gracias a tantísimas personas que se acuerdan aún de ella a pesar de los años».

Plácido Domingo (Madrid, 1941) aprovechó su presencia ayer en Donostia con motivo de un ensayo de esta obra junto al Orfeón para participar en la presentación del homenaje donostiarra a Pepita Embil, junto al alcalde de la ciudad, Eneko Goia; el presidente de Sasibill, Josean García; el hijo de Federico Moreno Torroba -compositor de 'Sor Navarra'-, Federico Moreno-Torroba Larregla; y el gestor artístico Manuel Cabrera, que ha pergeñado en buena parte este doble tributo a la cantante getariarra, fallecida en 1994. Por parte del Orfeón, no pudo asistir ninguno de sus representantes a un acto que, además de evocar la figura de Embil, se convirtió en una reivindicación de la zarzuela, mal llamado con desdén «género chico» por cuanto esta denominación obedece exclusivamente a motivos de duración, tal y como se encargó de recordar Josean García. Cuando el presidente de Sasibill citó que la mayor parte de las más de 3.000 composiciones de este género reposan en el olvido, la presentación dio en un distendido intercambio de opiniones sobre la necesidad de recuperar algunas de ellas. La propia 'Sor Navarra', cuya partitura original con las anotaciones de Moreno Torroba llevó Cabrera al acto, «cayó en el olvido» -en palabras del hijo del compositor- y no se ha vuelto a interpretar desde 1954.

El propio Plácido anunció su interés de grabar próximamente 'Sor Navarra', una pieza que se entreteje con la propia trayectoria biográfica del tenor. En primer lugar, porque con motivo de su representación en Pamplona se conocieron sus padres. De hecho, se refirió con afecto al compositor Federico Moreno Torroba como «el culpable de toda mi vida». Así fue: Plácido Domingo padre, que había estrenado esta zarzuela en el propio Victoria Eugenia donostiarra el 7 de diciembre de 1938, conoció a Pepita Embil en Pamplona dos años después, con motivo de la representación de la obra. «Se casaron y nueve meses después nací yo», recordó el tenor. Posteriormente, el propio Torroba montó una compañía de zarzuela en México en la que figuraron los padres de Plácido Domingo, que viajó con siete años al país centroamericano. Allí descubrió su vocación musical, primero atraído por el piano, después por la dirección de orquesta -ya lo es- y luego como cantante, después de que una interpretación suya provocará las lágrimas de emoción de su madre. Y el resto es ya es historia.

«Por motivos de edad no podría cantar 'Sor Navarra' en escena, pero tengo mucho, mucho interés en grabarla», dijo Plácido Domingo, antes de lamentar que «la zarzuela haya sido menospreciada por una parte del gran público y por algunas compañías que la han representado mal» y que, según apuntó, ha provocado el uso despectivo del término 'zarzuelero'. «Se ha modernizado tanto el país que no se piensa en la música española. Tendríamos que darle más fuerza», recalcó.

En otro registró, también lamentó el tenor español más internacional el hecho de no hablar el euskera, una lengua que, según dijo, su madre y su tía utilizaban para comunicarse cuando no querían que Plácido y su hermana se enteraran de qué estaban hablando. Sí dijo recordar canciones en euskera de cuando era pequeño, como ese 'Haurtxo txikia', de Gabriel Olaizola -creador del grupo Eresoinka en el que también formó parte Embil-, que Domingo y su madre interpretaron a dúo en el Polideportivo de Anoeta en la Quincena Musical de 1990. También rememoró la amistad que unió a su madre con Luis Mariano y con su vecino en Getaria Cristóbal Balenciaga. Sobre la propia Pepita Embil, Plácido Domingo recordó que «se lucía en las misas, le gustaba oírse, como si estuviera interpretando una romanza de ópera».

«El prestigio del Orfeón»

Tuvo también palabras, no sólo de agradecimiento, sino de admiración hacia «la categoría y el prestigio» del Orfeón Donostiarra, un coro que, según recordó, «los más grandes directores buscan para que les acompañe en la interpretación de obras difíciles de Verdi, Mahler o Berlioz». En la misma línea se manifestó respecto a la soprano portorriqueña de origen cubano Ana María Martínez, la mezzosoprano canaria Nancy Fabiola Herrero, el tenor mexicano Arturo Chacón y el bajo-barítono estadounidense Nicholas Brownlee, a los que dirigirá el día 1 para la interpretación del 'Requiem'. Finalmente, mencionó a la Orquesta Sinfónica Vérum, creada por impulso de una bodega manchega. Antes, Cabrera señaló que con «la Orquesta Sinfónica de Euskadi no pudo ser por motivos que no vienen al caso y que prefiero tener en el olvido».

Manuel Cabrera, que mostró su agradecimiento a la Diputación Foral, al alcalde donostiarra y al Orfeón por su respaldo a este proyecto, completó el retrato de Pepita Embil, «una mujer divertidísima, al punto que parecía mentira que pasara los calvarios que pasó». Y que, según evocó, decía de su hijo: «Plácido es como los toreros, que después de una función siempre me llama». El gestor artístico recordó también que Pepita Embil ayudó a la difusión de la zarzuela en México a través de la cadena Televisa, de cuyo propietario era amiga, y señaló que en todo el tiempo en el que la trató, «jamás le oí una queja. Pensaba siempre en su tierra natal», añadió.

'Sor Navarra'

Organizada
por la Asociación Lírica Sasibill, con Ximena Agurto, Marifé Nogales, María Jesús Gurrutxaga y Klara Mendizabal, y con la Orquesta Ciudad de Pamplona, bajo la dirección de Juan José Ocón.
Fecha y lugar
28 de febrero, en el Victoria Eugenia.
Precios
36, 25 y 15 euros. Ya a la venta.

'Requiem' de Verdi

Participan
el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Sinfónica Vérum, bajo la dirección musical de Plácido Domingo. Solistas: Ana María Martínez, Nancy Fabiola Herrero, Arturo Chacón y Nicholas Brownlee.
Lugar y fecha
en el Victoria Eugenia, el 1 de marzo
Precios
60, 45 y 30 euros. A la venta, el próximo miércoles a partir de las 11.30 horas por los canales habituales. Preventa para los socios de Donostia Kultura: el lunes y el martes.

En nombre de la Asociación Lírica Sasibill, su presidente, Josean García, afirmó que la agrupación «no podíamos dejar pasar esta oportunidad», en línea con los homenajes que ya ha tributado a otros grandes nombres de la zarzuela. Reconoció que «tener a una personalidad de esta categoría es impensable» para Sasibill y recordó que parte de lo recaudado en taquilla se destinará a los más necesitados en México.

El doble homenaje comenzará el próximo día 28, con la zarzuela 'Sor Navarra' a cargo de Sasibill y se cerrará al día siguiente, 1 de enero, con el 'Requiem' de Verdi que dirigirá el propio Plácido Domingo, también en el Victoria Eugenia, con el Orfeón y la Orquesta Sinfónica Vérum. Las entradas para el primer evento ya están a la venta, mientras que para el segundo saldrán el próximo miércoles.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos