La cara íntima de La Oreja de Van Gogh

El grupo relata en un libro su gira ‘El planeta imaginario’: fotos y textos desvelan los detalles de su periplo por América y España

Paseando por Nueva York antes de uno de los conciertos de mayo. /Mario cuevas, javier Bragado y J.M. Rodríguez
Paseando por Nueva York antes de uno de los conciertos de mayo. / Mario cuevas, javier Bragado y J.M. Rodríguez
Mitxel Ezquiaga
MITXEL EZQUIAGA

Son 400 fotografías y unos textos, escritos por los propios músicos, que completan el retrato más íntimo de La Oreja de Van Gogh. «Este libro es un regalo que hacemos a nuestros seguidores pero también a nosotros mismos, porque nos ha servido para reflexionar sobre la relación que nos une, sobre nuestro trabajo y sobre los 20 años del grupo», explica Pablo Benegas, componente de la banda donostiarra. «Seguimos siendo lo que éramos: una reunión de amigos. Multiplicamos las alegrías y dividimos las tristezas».

Los cinco músicos (Leire Martínez, Xabi San Martín, Haritz Garde, Álvaro Fuentes y el propio Benegas) disfrutan estos días en Donostia de un leve descanso tras un intenso año de gira. El tour ‘El planeta imaginario’ comenzó en diciembre de 2016, hace exactamente un año, en el Kursaal donostiarra. Desde entonces han recorrido América de arriba abajo y España. «Ha sido una gira como las que hacíamos en los viejos tiempos, sin parar, con conciertos en las grandes ciudades de Estados Unidos o un nuevo lleno en el mítico Auditorio Nacional de Ciudad de México, ante más de 10.000 espectadores», apunta Benegas, pero lo dice sin querer darle importancia, en la línea sobria marca ‘Oreja de Van Gogh’. «Somos así, tranquilos», parece disculparse.

Funcionar como grupo sirve para multiplicar nuestras alegríasy dividir las tristezas»

El año tendrá un broche especial la semana que viene, el martes 26, en el WiZink Center de Madrid. «Es otro regalo para el público en general y para nosotros mismos, otra fiesta de fin de año aunque la gira sigue. En 2018 tenemos ya varios conciertos comprometidos, pero estamos deseando también parar un poco y escribir nuevas canciones», agrega Pablo Benegas.

Para enseñar a los nietos

Los propios componentes de La Oreja explican así la génesis del libro. «La idea surge como un autorregalo para poder explicar mejor a nuestros nietos, dentro de mucho tiempo, la maravillosa aventura que fue La Oreja de Van Gogh. Hemos querido retratar al grupo desde dentro hacia fuera y contar, con esos matices que solo la fotografía permite, la historia de este disco y la relación entre nosotros. Para ello hemos querido que hubiera una cámara siempre capturando los momentos más íntimos y personales del grupo. Esos que solo nosotros cinco vivimos y que ahora compartimos», dicen los músicos donostiarras. «Esperemos que quienes nos siguen disfruten el libro igual que nosotros y se sientan parte importante, porque lo son, de la vida y el recuerdo de ‘El planeta imaginario’».

El susto de Times Square, el calorde Sagüés, la leyenda del Luna Park

La gira también ha tenido sus sustos. En mayo Xabi San Martín se salvó «por apenas unos metros» del incidente ocurrido en Times Square, en Nueva York, cuando un conductor atropelló voluntariamente a varias personas. Pero el año ha tenido mejores momentos. Pablo Benegas destaca «los conciertos en casa», dos en el Kursaal y el de Semana Grande en Sagüés, como hitos especiales. «Actuar ante nuestra gente nos encanta. En Sagüés, por ejemplo, fue una maravilla reunir a tanta gente sin que hubiera problemas y con un clima de fiesta tan divertido».

Los conciertos en el mítico Auditorio Nacional de México DF («ya lo hemos llenado diez veces») o en el no menos emblemático Luna Park de Buenos Aires son otros momentos que Benegas destaca del año, sin olvidar un tour por Estados Unidos «que no olvidaremos nunca».

«Este disco nuevo funciona muy bien en directo. La idea de trasladar al escenario el concepto del local de ensayo, de representar el punto donde nacen las canciones, ha conectado con el público. Nos lo pasamos muy bien: la tranquilidad de no estar pendientes de los números ni de grandes metas nos sirve para salir al escenario a disfrutar. Y eso los espectadores lo notan. Así disfrutamos todos...».

«Está recogida la gira, sí, pero también momentos especiales en el estudio», especifica Benegas. «Las fotos cuentan a veces más que las palabras, pero también nos hemos volcado en escribir unos textos sinceros, paridos en grupo, como casi todo lo que hacemos».

Porque Pablo Benegas resalta que «hemos desnudado la relación que tenemos entre nosotros. Hablamos de compartir nuestras vidas, de cómo hemos ido aprendiendo y entendiendo de qué va esto y de lo emocionante que es sentir que los cinco avanzamos en la misma dirección. Nos gusta decir que nuestras alegrías se multiplican gracias al grupo y que, al mismo tiempo, esa unión nos sirve para dividir las tristezas. Cuando uno está más bajo de ánimo el resto tira de él. Nos vamos protegiendo y ayudando. En la grabación en el estudio, por ejemplo, el apoyo del resto parece que saca lo mejor de ti en el momento en que te toca hacer tu parte».

Una profunda amistad

Pablo Benegas continúa su ‘strip-tease’. «Veinte años después nos seguimos llevando muy bien. Tras tantos años sería imposible esconder malos rollos. Está claro que en una relación de dos décadas hay momentos complicados por la tensión o el cansancio, y altibajos, como en cualquier relación, pero mantenemos una profunda amistad, respeto y admiración que está por encima de los bajones coyunturales».

El libro se conforma con 208 páginas ilustradas con más de 400 fotografías y testimonios escritos por la propia banda. Son imágenes de la grabación, los ensayos generales, la promoción, el directo o los pasos por América que fueron tomadas por el equipo de fotógrafos formado por Mario Cuevas, Javier Bragado y J. M. Rodríguez, que siguieron a la banda por camerinos, estudios, conciertos y viajes. La obra está distribuida en grandes superficies y librerías desde ayer.

‘El planeta imaginario’ es el séptimo álbum de estudio de La Oreja De Van Gogh. El grupo celebró así sus 20 años. Según el sello que lo edita, «es un álbum luminoso, optimista y realmente innovador, repleto de bombazos con su estilo inconfundible».

La gira comenzó en diciembre de 2016, con todas las entradas ya agotadas desde el mismo inicio, en los dos primeros conciertos celebrados en el Kursaal donostiarra. En este tiempo han realizado cinco viajes al continente americano. En febrero estuvieron en Puerto Rico y Miami y en mayo vivieron una gira por 14 de las principales ciudades de Estados Unidos. Dallas, Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Washington o Chicago. «Para alguien que se dedique a la música en cualquier lugar del mundo girar por Estados Unidos es el momento soñado. Lo disfrutamos muchísimo», recuerda Benegas.

La gira sigue en 2018 «aunque ya queremos parar un poco y escribir nuevas canciones»

En junio pasaron por la República Dominicana, Perú, Argentina, Chile o Uruguay, y en verano recuperaron un ‘tour’ por España. «Hacía ya cinco años que no dábamos una gira por España y también resultó apasionante volver a tantos lugares y ser tan bien recibidos». Fueron más de 50 fechas entre julio, agosto y septiembre.

En octubre La Oreja colgó un ‘sold out’ en el Auditorio Nacional de Ciudad de México y siguió por Mérida, Torreón, Tijuana, Guadalajara o Morelia. Y en ese ‘mapamundi’ de La Oreja llegó en noviembre una última visita internacional por Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Colombia y Ecuador.

Han sido 100 actuaciones que terminan el 26 de diciembre en el mencionado Wizink Center de Madrid. «Ha sido una gira como las que vivíamos en los primeros tiempos», dice Benegas. «Entonces no éramos conscientes de lo que estábamos experimentando, todo iba rápido y éramos muy jóvenes».

La Oreja ve que su público sigue creciendo al mismo ritmo que ellos. «Nuestra sensación, cuando miramos desde el escenario, es que la mayoría ha crecido con nosotros y tiene nuestra edad y nuestros problemas... aunque también hay muchos más jóvenes. Nuestras canciones son autobiográficas o de gente cercana». Como este libro, que ahora ve la luz y desvela también el lado íntimo de la banda donostiarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos