Calavera, el alma pop de los sintetizadores

El cuarteto zaragozano Calavera se presenta en directo esta tarde por primera vez en San Sebastián./
El cuarteto zaragozano Calavera se presenta en directo esta tarde por primera vez en San Sebastián.

El cuarteto zaragozano presenta en directo su primer álbum 'Exposición' en la Cripta del Convent Garden junto a sus paisanos Lo Entiendo Pero A Ver

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

No es que falte música en estos días de Semana Grande en San Sebastián, que la hay abundante y desperdigada por calles y plazas a todas horas. Pero más difíciles de hallar son los sonidos que vayan más allá de lo puramente festivo, y sobre todo las propuestas adscritas al pop 'indie' o el rock alternativo.

Para brindar consuelo a todos los que se sientan desubicados entre txarangas y éxitos populares coreados en masa, está el Convent Garden, que hoy recibe en su insólito escenario (ya saben que antes fue altar, y el recinto de la capilla, ahora sala de conciertos, aún conserva los confesionarios) a dos grupos zaragozanos: Calavera como plato principal, y Lo Entiendo Pero A Ver como entremés.

Los sintetizadores analógicos y el genuino sonido del buen tecno-pop de los años 80, emergen de inmediato al escuchar 'Exposición', el álbum de debut de Calavera, que viene a confirmar y modelar lo que el cuarteto zaragozano había ido apuntando en sus tres EPs previos.

«No vivimos directamente esa época musical, somos nacidos alrededor de 1984, pero sí debemos tener alguna influencia de lo que ponían nuestros padres en el coche cuando éramos niños, como Phil Collins o Mecano», explica Álex Ortega, uno de los cuatro componentes de Calavera, junto a Ignacio Pérez, Iván Fanlo e Isaac Moreira.

Algo quedó en su subconsciente de aquellos primitivos sonidos electrónicos, y «ahora con las posibilidades de internet para comprar cosas de segunda mano, sí que hemos podido hacernos con los cacharros de la época», afirma Álex. «Somos bastante frikis de los instrumentos e intentamos que sean originales de la época, dentro de lo que permiten nuestros bolsillos».

Pero los sintetizadores no los son todo, ni mucho menos. En el pop variopinto, a veces más intimista, otras más efusivo, de Calavera, se combinan diversos estilos. De hecho, el grupo comenzó como «un dúo de 'indie' folk con dos guitarras. Luego como banda el sonido se hizo más rockero. Grabamos los EPs con Hans Kruger», productor también de Delorean o El Columpio Asesino, «y con Carasueño, que ahora también nos ha producido el LP y ha trabajado con los donostiarras Tulsa», relata Álex. «Nos gusta innovar en cada trabajo, que suene a Calavera pero distinto al disco anterior. Ahora nos hemos volcado más en los sintetizadores, pero sin perder de vista el pop, el rock o el folk».

'Exposición' brinda un paso más profesional y cohesionado a una banda que lleva tres años despertando interés y elogios, aunque hasta ahora no había conseguido lanzar un disco con un sello establecido. El álbum de debut lo publicó a finales del pasado abril Mont Ventoux.

A pesar de ese punto ochentero, Calavera no se ve como un grupo emulador del pasado, y en realidad considera que sus influencias son también muy contemporáneas, con grupos como Grizzly Bear, Radiohead o Beach House. Pop ecléctico en el que caben también canciones básicamente folk como 'Sobre todas las cosas'. Aunque sus referentes sean principalmente anglosajones, cantan en castellano unas letras que tratan de cuidar al máximo, con un punto soñador.

Pequeños hombres-orquesta

En directo son como «pequeños hombres-orquesta, todos tocamos varios teclados y 'samplers', además del bajo, la guitarra o la batería», explica Álex.

Calavera actúa hoy por primera vez en San Sebastián, gracias a la iniciativa de Milagros a Lour, la pequeña promotora donostiarra de conciertos y pinchadas de DJs que se han montado Urko Eizmendi y Lorena Otero por pura afición a la música. Cuando Urko afirma que «trabajamos en un circuito que es bastante de andar por casa», hay que tomarlo al pie de la letra: como ocurre en otros casos de promotores voluntariosos, «los músicos que nos visitan se quedan a dormir en mi casa». Pero se trata de «promover cultura y dar a conocer nombres que no están en los grandes carteles».

Y Urko, que además es componente del grupo donostiarra Pet Fennec, tenía que traer a Donostia a Calavera, porque «es un grupazo, los descubrí cuando se publicó el álbum y me parece de lo mejor que ha salido últimamente. Tienen unas melodías estupendas, las letras son buenas y tienen una producción muy orgánica».

También son zaragozanos los muy jóvenes Lo Entiendo Pero A Ver, que solo con su ingenioso nombre ya se han ganado a parte de sus fans. «Los vi en el Double Check del Dabadaba y me fliparon. No tienen ni veinte años y hacen una especie de 'emo' muy de los 90, con cadencias melancólicas. Y son muy graciosos».

El concierto

Grupos
Lo Entiendo Pero A Ver y Calavera.
Lugar
La Cripta del Convent Garden, c/ Easo, 20, San Sebastián.
Fecha
Hoy, 19.30 horas.
Precios
8 euros (anticipada), 10 euros en taquilla.

Fotos

Vídeos