«Buscamos que la experiencia de venir a escucharnos sea cada vez más rica»

Robert Treviño afronta «lleno de orgullo» su segunda temporada al frente de la OSE, con la idea de posicionarla a nivel internacional

I.A.SAN SEBASTIÁN.

Robert Treviño transmite su pasión por la música en todas sus comparecencias públicas. Ya lo hizo el año pasado en la presentación de la que era su primera temporada al frente de la OSE, y lo volvió a hacer ayer en una comparecencia en la que destacó, en repetidas ocasiones, la importante labor que lleva a cabo la orquesta como «institución que trabaja para todo un país». El director norteamericano admitió que durante su estancia en el País Vasco ha podido comprobar la «riqueza» de su orquesta, que se ve reflejada en el número de entidades -tanto públicas como privadas- y personas que apoyan este proyecto. «Cuando me preguntan sobre la orquesta en el extranjero hablo de ella como mucho orgullo».

El director insistió en la idea que la música «no es algo elitista», sino que «permite encontrar aquello que tenemos todos en común», dijo. «Nosotros buscamos que la experiencia de venir a escucharnos sea cada vez más rica. Que el público sienta la conexión con nosotros a todos los niveles, que nos vea como un hogar donde pueden abrir sus corazones al amor y a la música», manifestó.

En este sentido, el maestro agradeció el apoyo del Gobierno Vasco a la orquesta, y puso en valor la labor que se realiza desde la sinfónica para atraer a nuevos públicos a través de los distintos programas que se llevan a cabo, así como la estrecha colaboración que mantiene con la entidades musicales del entorno. «Deberíamos sentirnos orgullosos con lo que tenemos y en lo que se está convirtiendo la orquesta». Treviño también tuvo palabras de elogio hacia los trabajadores y músicos de la OSE, y hacia su director general, Oriol Roch, en el que «ha encontrado un socio con el que emprender este viaje musical».

Grandes embajadores

Sobre el programa de la próxima temporada, Treviño aseguró que el espectador tiene que «abrir su mente». «Todos emprendemos un mismo viaje en la vida, nacemos, vivimos y morimos. Pero cada uno lo vive a su manera, con sus variaciones. Y eso es lo que queremos transmitir al público».

El director estadounidense destacó el primer programa de la temporada, «muy importante para mí», y que incluye una pieza del compositor Ramon Lazkano, 'Hilarriak'. Treviño contó que durante los últimos meses ha repasado unas 300 partituras de distintos compositores vascos, y en esa «inmersión» en la cultura vasca descubrió la «increíble» obra de Ramon Lazkano -el programa que durante esta semana ofrece la orquesta también incluye un pieza del músico donostiarra-.

«Deberíamos sentirnos orgullosos de en lo que se está convirtiendo la orquesta»

«Los solistas que nos visitan son de primer nivel y se han llevado una muy buena impresión»

La batuta titular de la OSE también habló sobre las «variaciones en su personalidad» de tres de los artistas invitados que participarán en la próxima temporada, ya que combinan distintas facetas. Es el caso del violinista Pinchas Zukerman o del trombonista Christian Lindberg, quien dirigirá a la orquesta, y ésta a su vez, interpretará una pieza compuesta por él. En el caso del pianista Stephen Hough, intentará «encarnar a la cultura vasca» a través de una de sus composiciones.

La sinfónica vasca está trabajando en una posible gira en el extrajero para el año que viene, aunque sus responsables no quisieron ayer adelantar ningún detalle. En este sentido, el director titular destacó el «fuerte esfuerzo» que está haciendo la entidad para incluir en sus programas «artistas de gran calidad». «Muchos de los solistas que nos visitan son de primerísimo nivel y se han llevado una muy buena impresión de la orquesta». Por eso confía en que sean ellos quienes ejerzan de «embajadores» de la OSE y den a conocer en el exterior a la formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos