La actuación de Amaia Montero en Piélagos incendia las redes sociales

Concierto de Amaia Montero. /EFE
Concierto de Amaia Montero. / EFE

El Ayuntamiento cántabro estudia reclamar los 25.000 euros que pagó a la cantante tras una desastrosa actuación

R. K. SAN SEBASTIÁN.

Amaia Montero ha regresado con disco en solitario y parece no haberlo hecho con buen pie. Su actuación del sábado pasado en las fiesta de San Antonio, en Renedo de Piélagos (Cantabria), donde el Ayuntamiento le pagó 25.000 euros, ha incendiado las redes.

La donostiarra ya empezó mal. Si el concierto estaba anunciado para las 22.30 horas, a esa hora todavía no había llegado. Cuando por fin parecía que el concierto iba a empezar y se dirigía a subir al escenario, Amaia dijo que necesitaba ir al baño, y el inicio volvió a retrasarse otros diez minutos y no empezó hasta las 23.30 horas. Luego se sucedieron algunas escenas chuscas: su voz, cómo se movía por el escenario, su falta de afinación y cómo se dirigía a los músicos. Ella misma se mostraba cabreada con sus músicos por cómo estaba sonando y les decía en inglés: «Esto es un desastre, chicos. Esto es un desastre absoluto. No sé dónde estoy. No, no, tíos, no».

«¿Están tocando en otro tono sí o no? ¿Sí o no?», preguntó la excantante de La Oreja de Van Gogh al público. Y el público, atónito, respondió con palmas y pitidos. «Debido a la agenda que tenemos, no hemos podido ensayar demasiado», confesó medio avergonzada. «Solo hemos ensayado un día», llega a confesar.

Vídeos en redes sociales

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos