Diario Vasco

La memoria histórica centra la gala de los Premios Euskadi de Literatura 2016

  • El lehendakari, Iñigo Urkullu, destaca la aportación de los autores galardonados a una sociedad vasca que «pugna por superar un pasado atravesado por la violencia y recomponer los lazos para una nueva convivencia»

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado la aportación de los autores galardonados con los Premios Euskadi de Literatura 2016 a una sociedad vasca que "pugna por superar un pasado atravesado por la violencia y recomponer los lazos para una nueva convivencia".

Urkullu se ha referido en estos términos en la entrega este jueves en el museo San Telmo de San Sebastián de estos galardones en sus siete categorías: literatura en euskara a Luis Garde; en castellano a Gabriela Ybarra; literatura infantil en euskara a Uxue Alberdi; ilustración de obra literaria a Mikel Casal; traducción de obra literaria al euskara a Xabier Olarra; ensayo en euskara a Mitxelko Uranga y ensayo en castellano a Fernando Mikelarena.

En el acto en ha estado acompañado por la consejera vasca de Educación, Política, Lingüística y Euskara, Cristina Uriarte. El lehendakari ha destacado que "buena parte de las obras premiadas en esta edición se acercan o tratan directamente la delicada materia del impacto de la violencia y el terrorismo en nuestras vidas, su incidencia personal y colectiva". "El conjunto de estas obras completa y actualiza la aportación de la literatura y el pensamiento como espacio de elaboración de la memoria y el duelo", ha añadido.

Por su parte, Uriarte ha subrayado que "un país que no se interesa por lo que sus creadores hacen, ni por las aportaciones y creaciones de éstos, es pasivo e inerte, y si no se cuenta y se crea a sí mismo, se reduce a mera geografía".

Garde (Pamplona, 1961) ha explicado que en su obra 'Ehiztariaren isilaldia' hace "un ejercicio personal de recuerdo" y a "cómo éste se construye". Por su parte, Ybarra (Bilbao, 1983) ha indicado que 'El comensal' aborda "el ritual de dos duelos" el de su abuelo, Javier Ybarra, asesinado por ETA y el de su madre que murió de cáncer, temas "personales y muy sensibles".

Alberdi (Elgoibar, 1984), bertsolari además de escritora, ha destacado la importancia del euskara y ha agradecido a sus padres que le hayan dado "la palabra", para "contar y cantar" en euskara, algo que ha confesado viene haciendo desde niña.

Olarra (Tolosa, 1953) ha señalado que su traducción del 'Ulises' pretende ser una "apología a Joyce", a su obra y también "al euskara"; mientras que Casal (San Sebastián, 1965) que ilustra una obra infantil 'Así es la dictadura', sobre los dictadores, ha puesto en valor que este libro supone "un pequeño esfuerzo" para explicar a los más pequeños "qué fue y puede ser una dictadura" porque "hay que tener mucho cuidado".

Uranga (Berango, 1978) ha indicado que escribió 'Tartaroa. Mina, boterea eta egia' como "una crítica social" para animar también el "espíritu crítico" de sus alumnos de filosofía, mientras que Mikelarena (Bera, 1962) ha explicado que su ensayo 'Sin piedad. Limpieza política en Navarra, 1936' es un libro "duro, crudo y contundente que toca aspectos que hasta ahora nunca se habían tocado" y ha criticado a quienes todavía hoy en la comunidad foral intentan elaborar un "relato parcial" de la historia, desde una "línea negacionista". "Es hora de que los historiadores y la sociedad colmemos las peticiones de verdad, justicia y reparación", ha defendido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate