El Museo Naval donostiarra empieza una nueva etapa como Museo Marítimo Vasco

Presentación del nuevo proyecto para el Museo Naval donostiarra
Presentación del nuevo proyecto para el Museo Naval donostiarra / Arizmendi

Raúl Pérez Iratxeta asume la dirección del centro, que cerrará durante unos meses para acometer la remodelación del edificio

EFE

El Museo Naval de San Sebastián, de titularidad foral, iniciará próximamente una nueva etapa bajo el nombre de Museo Marítimo Vasco, una denominación que le permitirá "ampliar el foco de atención" hacia "todo lo que tiene que ver con la tradición marítima" de Euskadi, "más allá de la construcción de embarcaciones".

El diputado foral de Cultura y Turismo, Denis Itxaso, ha dado cuenta de este nuevo ciclo del museo donostiarra en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por su nuevo director general, Raúl Pérez Iratxeta, así como de las personas que configuran su equipo de trabajo.

Proceso de renovación

El cambio de denominación del viejo Museo Naval se enmarca dentro de una "renovación integral" impulsada por la Diputación de Gipuzkoa para ampliar "retos, horizontes y objetivos" de esta instalación mediante una innovadora estrategia respecto a sus contenidos, productos y servicios culturales que incorporará además "nuevos modos de transmisión de conocimientos".

Según ha explicado Itxaso, esta renovación, "necesaria" tras 25 años, incluirá una remodelación del edificio del museo, construido a principios del siglo XVIII y que es el más antiguo del muelle de San Sebastián, donde se levantó como almacén del, por aquel entonces, Consulado del Mar.

La reestructuración del inmueble permitirá al museo "salir de sus cuatro paredes" y hacerse presente en el propio muelle e incluso en su lámina de agua para ser más accesible al público y a los turistas, además de "ensanchar su discurso" cultural.

Cierre de varios meses por obras

No obstante, las obras, que permitirán incluir un ascensor, además de mejorar el confort y la movilidad interior, conllevarán un cierre de varios meses, porque se trata de unos trabajos complejos que deberán desarrollarse en un edificio "protegido".

Previsiblemente, estas labores se iniciarán hacia finales de este año, de forma que el nuevo Museo Marítimo Vasco pueda ser inaugurado la próxima primavera con una nueva mirada que le permitirá relacionarse con distintos elementos como la replica de la histórica Nao San Juan que Albaola está construyendo en Pasaia; el festival marítimo que se celebrará en 2018 en esta misma localidad; la próxima celebración en 2019 del quinto centenario de la primera circunnavegación mundial de Juan Sebastián Elcano, o la restauración del astillero tradicional Mutiozabal en Orio.

Asimismo, se buscará "enriquecer" sus contenidos y posicionarlos de una manera en la que consigan una "mayor proyección" mediante el desarrollo de formatos expositivos atractivos en los que primen la "transmisión de ideas" como forma de superar las limitaciones de espacio del edificio.

Itxaso ha precisado que en el nuevo equipamiento tendrá cabida todo lo que tenga que ver con "la memoria marítima" que permita a los visitantes conocer más del "pasado" de los vascos y que, en el plano turístico, "hay vida más allá de la gastronomía".

Por su parte, Raúl Pérez ha explicado que el nuevo equipo directivo del museo dotará a esta infraestructura de un "nuevo rumbo", mediante un proceso "estratégico" que le permitirá posicionarse como una marca "atractiva" para lo que propiciará que distintos "agentes" se acerquen a la instalación con la intención de "enriquecer" la propuesta y configurar un proyecto museológico con el horizonte de 2023.

Fotos

Vídeos