«Este Mojo tiene fecha de caducidad: habrá que replantearlo o dejarlo»

The Original Vandellas, en una imagen promocional./DV
The Original Vandellas, en una imagen promocional. / DV

Spencer Wiggins, La La Brooks, Little Jerry Williams y The Original Vandellas son las leyendas vivas invitadas a cantar los días 16 y 17 en Gazteszena. El festival de soul y R&B última los detalles de su novena edición mientras planea reinventarse

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Tras el exitazo del año pasado con The Contours, Arkaitz Kortabitarte sentía cierto «miedo» ante la novena edición del Mojo Workin'. «Parecía que habíamos tocado techo y que con los medios que teníamos sería difícil traer algo mejor. En su actual fórmula el festival tiene fecha de caducidad porque cada vez quedan menos leyendas vivas, pero creo que hemos mantenido el tipo con The Original Vandellas, que ya han agotado las entradas del sábado. Además, hemos logrado traer a dos representantes de estilos que nos faltaban: el soul más góspel de Spencer Wiggins y el rhythm and blues de los 50 de Little Jerry Williams», explica el responsable de la cita del 16 y 17 de marzo en Gazteszena, donde también actuará La La Brooks: su directo, advierte, será quizá el «más poderoso».

Tanto los músicos locales que forman la banda del Mojo Workin' y la sección de vientos como las coristas trabajan ya en el repertorio que les han enviado los artistas estadounidenses. El sonido auténtico que logran es parte del secreto del éxito de un evento que funciona por varios motivos, a saber: «un cartel atractivo lleno de leyendas y temas conocidos»; el respeto y fidelidad al «espíritu original» de las canciones, y el «formato reducido» que da como resultado un «festival familiar» que disfrutan 700 personas por día

Programa de pago

Viernes 16
Los Jambos, Spencer Wiggins y La La Brooks (en la imagen) + Djs. En la Sala Gazteszena a las 21.00 horas. 22 euros.
Sábado 17
Las Kasettes, Jerry Williams y The Original Vandellas + Djs. En la Sala Gazteszaena a partir de las 21.00 horas. 24 euros.

Como novedad, este año habrá tres grupos actuales que no practican soul ni rhythm and blues, pero que se animarán a versionar a los héroes de la música negra: el trío pamplonés Los Jambos y Las Kasettes, de su misma ciudad, abrirán las noches del viernes y el sábado en Gazteszena, respectivamente, mientras que Urko Eizmendi (Pet Fennec) hará lo propio el sábado a mediodía en Tabakalera.

Todos los abonos se han vendido ya, tampoco hay entradas de día para el sábado y sólo quedan unos 200 tickets para la noche del viernes (22 euros). Todo apunta a que, como ya ha sucedido en ediciones precedentes, se colgará el cartel de «no hay más entradas».

El viernes

Esta vez Kortabitarte se ha quedado solo al frente de Gure Gauza, el colectivo organizador del Mojo, porque su principal socio, Jokin Arizmendi, está en el extranjero por motivos laborales. Junto al resto de compañeros, ha tenido que trabajar el doble de lo habitual, especialmente para seducir a Spencer Wiggins (Memphis, Tennessee, 1942), uno de los grandes héroes del southern soul y del deep soul. «Ha sido quien más nos ha costado porque está un poco retirado, pero nos enteramos de que había hecho un par de actuaciones en Inglaterra y le lanzamos el anzuelo», dice. También fue duro 'negociar' el repertorio, pues al parecer, el estadounidense ha sido diácono de una iglesia baptista de Florida y en su día prometió a Dios no volver a cantar música secular. Finalmente, en Donostia interpretará temas que en los 60 grabó durante su etapa en Goldwax Records, un sello de Memphis en la onda de Stax.

Como el de Wiggins será un concierto «más para ver y sentir que para bailar», La La Brooks (Brooklyn, New York, 1947) encabezará la noche del viernes con su soul festivo. La cantante repasará algunos temas míticos como 'Da Doo Ron Ron' o 'Then He Kissed Me', grabados cuando apenas era una adolescente junto al 'girl group' The Crystals. Trabajó en él hasta 1968 a las órdenes del ingobernable Phil Spector y luego empezó a cantar en musicales de Broadway. Se retiró para dedicarse a su familia y hace cuatro años regresó a los escenarios con el disco 'All or Nothing', producido por Mick Collins. «Está en activo y tiene un directo bastante poderoso. Creo que será uno de los platos fuertes, si no el más fuerte, porque está verdaderamente en forma», promete Arkaitz Kortabitarte.

El sábado

La primera figura internacional del sábado será Little Jerry Williams (Portsmouth, Virginia, 1942), artista con varias encarnaciones musicales y más conocido por el soul sofisticado que practicó a partir de los 70 bajo el alias de Swamp Dogg. Para el Mojo, sin embargo, ha preparado un programa que «jamás interpreta en directo» y que estará centrado en el rhythm and blues y rock and roll que cultivó en los años 50 y 60 en sintonía con artistas como Little Richard o Jerry Lee Lewis. «Aquí también vendrá con piano y será una ocasión única», asegura el responsable del festival, que para este 'fichaje' ha contado con la complicidad de dos estrellas que ya pasaron por Gazteszena: Billy Prince y Spyder Turner.

Los tentáculos del Mojo son cada vez más alargados y los músicos que han visitado Donostia cuentan maravillas de la ciudad y del festival a sus colegas de EEUU. Precisamente, con recomendación de The Contours vendrán The Original Vandellas a cerrar el festival. Las ilustres representantes de Motown cantarán sin Martha Reeves, que lideró el trío durante varios años y que, curiosamente, actúa este jueves en Bilbao junto a otras Vandellas que no son las originales, sino sus hermanas. Según aclara Kortabitarte, las reales, las de verdad, son las que brillarán en Gazteszena, Annette Beard y Rosalind Ashford, que en 1957 fundaron el trío vocal de soul al que más tarde se incorporó Reeves para inmortalizar éxitos como 'Dancing in The Street', 'Heat Wave', 'Come and Get These Memories' o 'Nowhere to Run'. En esta nueva etapa recuperan el espíritu original con una nueva vocalista, Roschelle Laughhunn. «Hemos preferido traer esta formación porque creemos que la gente va a salir con subidón. En cambio, traer a Martha Reeves era más arriesgado: por lo que hemos sabido, está un poco justa de voz», apunta.

Futuro y décimo aniversario

Alguna vez han fantaseado con contratar a estrellas como Stevie Wonder o Smokey Robinson pero es obvio que con un presupuesto de 60.000 euros -la mitad se les va en pagar los vuelos- es imposible dar el salto. «Este año hemos tenido alguna subvención más pero andamos siempre muy pelados, y además del tema económico, está el de la edad: se nos van retirando y muriendo los artistas y, por ejemplo, después de The Original Vandellas, no sé si vamos a poder traer a alguien más de Motown», asegura el director del festival.

En esta tesitura, cabe pensar que se impone una reinvención del Mojo Workin', pues como reconocen sus organizadores, «la fórmula actual tiene fecha de caducidad de unos pocos años». «Hemos pensado mucho en ello: tendremos que replantearlo o dejarlo, pero aún no sabemos cómo porque es complicado. Tampoco podemos aspirar a gente actual que mantiene el espíritu de la música negra como la gente de Daptone Records porque se nos sale de presupuesto y porque alguien como Lee Fields ha estado ya tres veces aquí. Lo mismo sucede con grupos españoles de ese estilo como The Excitements o The Limboos, que son geniales pero han pasado cien veces por aquí. Nosotros buscamos la exclusividad, sorprender y traer gente que no es fácil de ver», subraya.

Mientras se estrujan las meninges para dar con la mejor fórmula, una idea la tienen clara: en 2019 les gustaría celebrar el décimo aniversario con una edición especial. «Quisiera organizar una especie de votación popular para que cada persona pueda elegir a uno de los artistas a los que querría ver en el Mojo de nuevo: cantantes como Billy Prince, Spyder Turner o The Contours dejaron el pabellón muy alto y la gente les cogió mucho cariño porque luego charlaron con el público, firmaron discos... Me gustaría que dos de los nombres internacionales fueran elegidos por votación popular y los otros dos, por la organización para mantener el factor sorpresa», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos