Entre México y Donostia

El reencuentro con la escultura ha sido un acicate para Eduardo Chillida Belzunce. La recuperación de su faceta de escultor con el moldeado entre 2015 y 2016 de las seis grandes esculturas que adornarán a partir del jueves la Plaza del Louvre ha dado alas a su creatividad. El benjamín de los Chillida viene de realizar tres exposiciones en México, país que ha acogido su obra con los brazos abiertos. El paso de 'Diálogos entre luz y materia', el nombre de su exposición, por Los Cabos, Querétaro y Ciudad de México le ha situado entre los artistas más cotizados de los aficionados aztecas, que han empezado a disputarse sus obras. La exposición de París le devuelve a la realidad del viejo continente. En el horizonte asoma además la muestra que marcará su reencuentro con San Sebastián, prevista para mayo del próximo año en la galería donostiarra Ekain.

Fotos

Vídeos