Marijose Recalde muestra 'La parte y el todo' de su obra en Menchu Gal

Marijose Recalde. / DE LA HERA
Marijose Recalde. / DE LA HERA

JOANA OCHOTECO IRUN.

La exposición 'La parte y el todo' de Marijose Recalde cierra el ciclo dedicado a mujeres artistas de la Sala Menchu Gal de Irun. Tras las muestras de Rosa Valverde y María Cueto, la autora navarra toma el relevo con una selección de obras creadas entre 1990 y 2017. «No es una exposición antológica, pero sí un resumen que, mientras lo preparaba, me ha llevado treinta años atrás», explica Marijose Recalde.

'La parte y el todo' se inaugura esta tarde, a las 18.00 horas. La autora «no es una artista que se centre en una sola disciplina, sino que en la exposición podemos ver pintura, escultura o serigrafía; así como trabajos con diferentes materiales como hierro, textiles y demás», explicó la delegada de Cultura de Irun, Juncal Eizaguirre. Estas características confieren a la exposición una identidad «muy especial, y la enriquecen enormemente». La de Marijose Recalde es una muestra de relieves, volúmenes y colores que dibujan, por partes o en su conjunto, la figura humana.

Es el tema principal en torno al que ha desarrollado su obra la artista navarra: «cuando empecé, principalmente como pintora, hacía muchos retratos», explica Recalde. Posteriormente, fue ampliando el tema «al torso, el espacio circundante, introduciendo animales... El marco se fue abriendo», un proceso que ha querido reflejar en 'La parte y el todo'. En total, la exposición recoge 54 obras, varias de ellas realizadas este mismo año. Es el caso, por ejemplo, de un autorretrato que se presenta junto a un retrato del compañero de Recalde, Juan Sukilbide, también artista y que ha redactado el catálogo de la muestra. En la Sala Menchu Gal se expone también la escultura 'Hombre con perro', que data de finales de los noventa y, con sus más de dos metros de alto, destaca entre las obras expuestas.

La comisaria de la exposición, Helena Elbusto, aseguró que Marijose Recalde «ha aportado su genialidad y su humanidad». En su obra «lo que más importa es lo humano: su vida, lo que le rodea, su personalidad, su pareja, sus animales, sus amigos... que vemos representados» en las pinturas y esculturas. La comisaria destacó también el uso que hace la artista de la materia: «es capaz de definirla como algo que vibra, que muere y renace».

Tras la inauguración de esta tarde, la exposición podrá visitarse hasta el próximo 21 de enero en la sala Menchu Gal, situada en la plaza Urdanibia de Irun. El horario de apertura es los viernes y sábados de 18.00 a 21.00 y los domingos y festivos de 11.30 a 13.30. La entrada a la exposición es gratuita.

Fotos

Vídeos