Un 'puente' en forma de cómic

Alfonso Zapico, Eduardo Madina y Fermín Muguruza pasean por el barrio irundarra de 'Mosku'. /HUMBERTO BILBAO
Alfonso Zapico, Eduardo Madina y Fermín Muguruza pasean por el barrio irundarra de 'Mosku'. / HUMBERTO BILBAO

Alfonso Zapico refleja en una novela gráfica el encuentro del socialista Eduardo Madina con el músico Fermin Muguruza. En 2018 Astiberri editará en euskera y castellano un libro que trasladará a viñetas la entrevista publicada por Jot Down

JUAN G. ANDRÉS SAN SEBASTIÁN.

Eduardo Madina ya había entrevistado antes a algún músico para 'Jot Down', pero la propuesta que a finales de 2016 planteó a la directora del magazine tenía un punto diferente. El político socialista anhelaba una conversación para encontrar en Euskadi «parte de lo que siempre faltó: escuchar», y eligió como destinatario de sus preguntas a Fermin Muguruza, al que admiraba desde los tiempos de Kortatu y Negu Gorriak.

Concebida como un puente para acercar dos orillas en principio enfrentadas, la charla se publicó a comienzos del presente año, primero en la revista impresa distribuida junto a 'El País' y después en internet, provocando un reguero de reacciones que oscilaron entre el aplauso más encendido y la crítica más furibunda. Es algo con lo que ya contaban entrevistador y entrevistado, referentes de dos mundos, el PSOE y la izquierda abertzale, que durante años vivieron separados por un muro de violencia e incomunicación

Titulada 'Plaza Roja de Irun: una conversación con Fermin Muguruza', la charla tuvo lugar en una gélida mañana de invierno en el barrio de Mosku. Al encuentro entre Muguruza y Madina, amigos desde que coincidieron ante la cámara de Julio Médem en el documental 'La pelota vasca' (2003), acudieron también Humberto Bilbao, fotógrafo de Jot Down, y un cuarto personaje que apareció en las imágenes de la entrevista pero no salía citado en ella. Era el historietista Alfonso Zapico, Premio Nacional de Cómic en 2012 por 'Dublinés', a quien el todavía diputado socialista se llevó como acompañante para hacer algunos dibujos in situ. Contra todo pronóstico, aquella conversación se convertirá, convenientemente ampliada, en una novela gráfica que la editorial bilbaína Astiberri publicará a comienzos de 2018, seguramente en febrero.

Más que una entrevista

«Yo fui a Irun como 'empotrado' e iba dibujándolo todo: el café previo, la entrevista en la cocina de la casa de Fermin en Mosku, el menú de alubias que comimos después...», recuerda Zapico, autor asturiano residente en Angoulême que conoció a Muguruza en 2015, cuando éste presentó el cómic 'Black is Beltza' en un festival de Argelia. Mientras emborronaba su cuaderno, el dibujante no tardó en percatarse de la fuerza de un encuentro que «igual hace diez años -antes del cese definitivo de ETA- no habría sido posible». Por eso sintió la necesidad de dar un contexto a las ilustraciones y crear un cómic sobre un tema «complejo y anguloso» en el que «no hay blancos y negros».

El guión incluye varios momentos y declaraciones de la entrevista pero es «mucho más amplio», pues Zapico, que también aparece como personaje en algunas páginas, se sirve de Madina y Muguruza para «tirar de hilo» y ver de dónde viene cada uno, comenzando con el terrible efecto que la Guerra Civil tuvo en sus familias. En las primeras viñetas del cómic, a cuyas páginas de prueba ha tenido acceso este periódico, se advierte: «Este no es un libro sobre ETA, el general Galindo, Kortatu o el PSOE, y sin embargo, en algún momento de este libro aparecerán ETA, el general Galindo, Kortatu o el PSOE». También habrá múltiples referencias a las respectivas carreras de sus protagonistas, al asesinato de Yoyes, al cierre de Egunkaria o al brutal atentado de ETA en el que Eduardo Madina perdió una pierna en 2002.

Zapico recuerda que este episodio no aparece en la entrevista de Jot Down pero sí fue abordado en el almuerzo de Irun «de manera indirecta, porque Edu casi nunca habla de ese tema». En el libro, el político vizcaíno cuenta «en primera persona» aquella experiencia y se narran otras como el intento de atentado que Muguruza sufrió en 2001 por parte de un grupo de ultraderecha que terminó condenado a seis años de cárcel. «Hay partes de la realidad que parecen totalmente ignoradas. Yo, al menos, jamás había leído nada sobre ese tema», asegura el historietista, que ha llenado el libro de «conexiones muy interesantes» entre dos personajes en las antípodas ideológicas.

'Zubigileak'

Uno de los momentos cumbre de la entrevista se encuentra al final, cuando Muguruza se mostraba feliz de haber respondido a las preguntas de Madina. «Enseñamos a los que nos lean que estamos aquí sentados en la cocina de mi casa y que nos une una amistad, con nuestras diferencias, con nuestros bagajes, pero que ilustra cómo se puede avanzar, cómo los conflictos se pueden resolver. 'Zubigileak' es la palabra en euskera con la que me gustaría que nos visualizaran: los que construyen puentes», decía el músico.

«Edu Madina y Fermin Muguruza tienen sus defensores y detractores, sus aciertos y sus defectos, pero en sus respectivas carreras han ejercido de puente en muchas ocasiones. El sentido del libro es ese: hoy hacen falta más puentes que muros», incide Alfonso Zapico, que titulará su obra 'Zubigileak' en la versión que Astiberri editará en euskera pero que aún desconoce qué título llevará en castellano porque la traducción literal no le convence. En contacto intermitente con el político y el músico, el autor da estos días da los últimos retoques a su trabajo, que tendrá 180 páginas y espera llevar a imprenta después de Navidad.

Reconoce que es un proyecto «un poco extraño» y que a los datos que le faltan para conocer el contexto vasco se suma lo difícil que es explicar este proyecto, especialmente al público de fuera de Euskadi. «Es una historia que nunca hubiera imaginado dibujar pero me hace muy feliz», añade. Y aunque en cierto modo el proyecto tendrá algo de particular crónica histórica, el asturiano aclara que su intención no es hacer un cómic al estilo de 'Patria', el superventas del donostiarra Fernando Aramburu: «Eso sería una novela y a mí no me interesa utilizar más información que la que me dan Edu y Fermin», remata el dibujante, que el próximo año trabajará en el último tomo de 'La balada del norte', su trilogía sobre la revolución asturiana de 1934.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos