Posteguillo rinde homenaje a los escritores malditos y a las autoras olvidadas

Santiago Posteguillo ha publicado su último trabajo, 'El séptimo círculo del infierno', un homenaje a los escritores malditos y las escritoras olvidadas

JOSÉ ANTONIO MUÑOZ

El exitoso autor, que cuenta sus ventas por millones, Santiago Posteguillo ha publicado su último trabajo, 'El séptimo círculo del infierno', un homenaje a los escritores malditos y las escritoras olvidadas

Es, indiscutiblemente, uno de los 'reyes Midas' del panorama editorial en lengua española. Santiago Posteguillo (Valencia, 1967) presenta ahora su último trabajo, 'El séptimo círculo del infierno' (Planeta), el cual continúa la saga iniciada por 'La noche que Frankenstein leyó el Quijote' y 'La sangre de los libros', y versa en torno a los vericuetos de la historia literaria.

Estamos, pues, ante metaliteratura, aunque el término no gusta mucho al escritor, ya que «puede dar la imagen de que estamos haciendo teoría en torno a lo escrito, algo rocoso y difícil de entender, cuando lo que estamos haciendo en realidad es desvelando misterios en torno a los porqués, los cuándos y los cómos de grandes obras literarias». A ello responde el acto de poner a esta trilogía títulos atractivos, que interesen al lector incluso antes de abrirlos y descubrir -las ventas lo demuestran-, que tienen un interior más que interesante.

En esta tercera entrega, Santiago Posteguillo propone una vez más historias sobre cómo se escribieron algunas de las obras más importantes de la literatura universal, a través de la peripecia de sus autores. Entre la selección de literatos que aparecen en estas páginas se encuentra una granadina, Emilia Serrano, Baronesa de Wilson, un personaje cuyo atractivo, aparte de la historia personal que mantuvo con Zorrilla, reside en haber sido la gran escritora de libros de viajes del siglo XIX. Y es que este tercer título se centra en escritores malditos -perseguidos por instituciones como la Inquisición, el régimen nazi o el estalinista, por ejemplo-, capaces de generar obras extraordinarias en las peores circunstancias, y también en escritoras olvidadas. «No se trata de reescribir la historia de la literatura inventando literatas, sino de redescubrir a mujeres que estaban ahí, como Zenobia, mucho más que la musa de Juan Ramón Jiménez, o Cristina de Pizán, la primera mujer que vivió de la literatura, gran biógrafa del siglo XIV, que tuvo entre sus clientes a la Casa Real de Francia. «Me incomoda que no se tome en cuenta a mujeres de tal valía», asegura el autor.

Escribir sigue siendo un riesgo hoy en día. «Pregúntele a Juan Marsé, perseguido hoy en Cataluña por decir la verdad, o a cualquier escritor opositor en Venezuela», comenta Posteguillo. Además, esta obra redimensiona figuras como la de Eduardo Galeano, convertido en paradigma de una ideología. «Los escritores somos víctimas de quienes nos regalan», bromea el autor. Sin duda, 'El séptimo círculo del infierno' supone un acercamiento a la literatura y a quienes tienen la, a veces, complicada -hasta la muerte- e ingrata tarea de educar nuestro intelecto con sus letras.

Fotos

Vídeos