Kerman Arzalluz 'retuerce' la vida cotidana en su libro de relatos

Kerman Arzalluz, con su libro entre las manos. / MICHELENA

El escritor donostiarra publica 'La lluvia horizontal', «colección de novelas en miniatura», según afirma su prologuista, Iban Zaldua

MITXEL EZQUIAGA san sebastián.
Miércoles, 3 enero 2018, 07:47

«A veces los escritores noveles se creen Raymond Carver y se consideran capaces de contar un mundo con solo dos mimbres, pero yo apuesto por historias más elaboradas». Kerman Arzalluz (San Sebastián, 1972) salta al ruedo de la literatura con prudencia. El autor publica su primer libro de relatos, 'La lluvia horizontal' (Arte Activo Ediciones), una colección de historias que «retuercen» la vida cotidiana con sorpresas.

Arzalluz es licenciado en Periodismo y Master en Relaciones Internacionales por la UPV, aunque lleva casi veinte años trabajando en una notaría donostiarra. «La literatura es una de mis pasiones y hace más de diez años empecé a participar en talleres de creación dirigidos por Luisa Etxenike», explica. Luego fue también profesor en la misma materia en cursos de la UNED de Bergara. «Yo a la vez escribía mis historias y fui armando mi primer libro de relatos. Lo sometí a la opinión de gente cercana, quité algunas cosas, reescribí otras, y al final quedó este volumen. Su título, 'La lluvia horizontal', es un homenaje a San Sebastián. Nuestra lluvia es a menudo horizontal, te empapa por muy protegido que vayas y hay que saber convivir con ella. Lo mismo pasa con otras cuestiones de la realidad, que molestan pero están ahí, y es lo que intento contar», añade Arzalluz.

Para publicar el libro el autor quería ser presentado por un prologuista conocido que 'avalara' el resultado. «Admiro los relatos de Iban Zaldua, el escritor donostiarra afincado en Vitoria, y le escribí sin conocerlo. Me pidió mis textos, los leyó y aceptó». Y así, el libro se abre con ese prólogo en el que Zaldua compara la prosa de Kerman Arzalluz con el cruce de la Avenida de la Libertad y la calle Urbieta en el centro de San Sebastián: «Un paisaje conocido al que nos es grato llegar, hasta que un día borrascoso nos revela su naturaleza incómoda, húmeda e incluso tormentosa». En opinion de Zaldua «el libro es una recopilación de relatos que son cada uno una novela en miniatura. Unos lo hacen desde una perspectiva más o menos fantástica, otros desde la traición a las convenciones de lo fantástico. Unos con delicadeza, otros violentamente».

Kerman Arzalluz acepta de buen grado ese diagnóstico. La variedad en los tonos y escenarios marca el libro. Hay una historia fantástica con un pertiguista que se pierde en el cielo, otra inquietante con un posible pederasta en un parque donostiarra, unos vecinos en un suburbio de Manhattan o una pareja que decide experimentar en un barrio marginal de Moscú. «Me gusta a veces el realismo, donde sucede lo inesperado, y en otras ocasiones lo fantástico claramente anunciado. Los temas son universales y trato de sorprender con el estilo más ágil y ameno posible».

Arzalluz confiesa que el proceso de creación es «duro» aunque lo disfruta al máximo. «Llevo tiempo trabajando en una notaría, pero quiero compaginar mi profesión con la cultura, deseo que el arte ocupe cada vez más espacio en mi vida: por eso estudié Periodismo. Leo, escribo en publicaciones como 'Luke', revista de literatura y arte contemporénao, y sigo el cine. En septiembre, por ejemplo, vivo con intensidad el Festival de San Sebastián».

Precisamente en esta edición el Zinemaldi presentó a concurso la película 'El móvil', inspirada en un relato de Javier Cercas que cuenta el esfuerzo de los autores que quieren avanzar en el mundo de la literatura. «Sí, claro que vi la película. Me gustó... aunque resulta inquietante para quienes estamos en esta batalla», bromea.

El salto a la novela

De momento Arzalluz sigue en el tajo. Ya ha terminado su siguiente libro, un volumen de microficciones inspirado en una obra de Max Aub, y coquetea con su primera novela aunque defiende que los relatos «son el campo de juego natural para los que empezamos en la literatura».

El escritor disfruta de la edición de 'La lluvia horizontal' en el sello alavés Arte Activo Ediciones, donde ya han publicado otros autores guipuzcoanos como Juan Velázquez. «Es un primer libro de cuentos que no parece un libro de cuentos», escribe en el prólogo Iban Zaldua. «Es un libro del que su autor no podrá avergonzarse en el futuro», remata. No son malas credenciales para un inicio.

LA LLUVIA HORIZONTAL

Secciones
Servicios