Historias de tres

Historias de tres
ILUSTRACIÓN IVÁN MATA

Once relatos de los autores que aceptaron el reto literario de escribir sobre el tema de tríos de personajes

: SANTIAGO AIZARNA

Los juegos literarios -en tantos casos tan sabrosos tanto para los autores como para los lectores (y nada digamos para las editoriales, que también)- se ofrecen muchas veces como retos entre amigos, especie de broma conjunta, medición de condiciones de los distintos autores para este o aquel género, etc.

De lo que ocurrió para que se diese pie a esta antología nos da detalles muy concretos su promotora y prologuista, Paola Tinoco (Ciudad de México, México, 1974), escritora, editora y socióloga. También coordinadora de festivales culturales y gerente de prensa y relaciones públicas para las editoriales españolas Siruela, Acantilado, Páginas de Espuma y Galaxia Gutenberg, y para la editorial mexicana Axial, a través de Colofón.

Es promotora literaria en diversos programas de radio y televisión, y ejerció como coordinadora editorial del proyecto El plan Schreber junto con el escritor y periodista Sergio González Rodríguez. Ha colaborado en Revista 1.9.2., Laberinto, Replicante, Playboy, Destino Central, Capitel, Esquire, La Gaceta del Fondo de Cultura Económica, Luvina, Sinembargo. mx y Revista Chilango, y es columnista de Marvin. Compiló las antologías 'De lengua me como un cuento'. Antología de cuento latinoamericano (2009), 'Cuentos desde el cerro de la silla' (2010), 'Más de lo que te imaginas'. 'Cuentos perversos' (2012) y 'Mexicanos en una nuez: antología de microrrelato' (2015). En 2010 publicó el libro de relatos 'Oficios ejemplares'; algunos de sus cuentos han sido incluidos en diversas compilaciones. Su cuenta de Twitter es @paolatinoco.

Lo que nos viene a decir, en primer lugar, esta muy activa autora y antologista, después de establecer ciertas 'especiales circunstancias' de los tríos, de las trinidades, de las trilogías, de los triángulos, ternas, sus simbologías tanto en lo divino como en lo humano, etc, etc, es que «mentiría si dijera que estaba leyendo a Steiner o la Biblia cuando pensé en un proyecto como este. La única verdad: me encontraba en un bar con una amiga menos bebedora que yo, hablando de esto y aquello. Llevábamos dos tragos, el límite de ella, pero estaba tan buena la charla que no fue difícil convencerla de pedir uno más. No hay dos sin tres, dijo alegremente mientras llamaba al mesero con una señal».

Es decir, facilidad por la espontaneidad de la idea que diríamos que parece que surge como mercado de baratillo, aunque no se sepa bien si creerle cuando nos advierte, por el contrario, que «fue difícil, en cambio, quitar de la cabeza de once escritores, de distintos países y edades, una imagen erótica acerca de la palabra trío al hablar de esto cuando era apenas un bosquejo». Ya que «al que no le brillaban los ojos, le brotaba una sonrisa. Cuando aclaraba que una historia de tres podía ser acerca de un conjunto de músicos panzones en un restaurante para turistas, apuntaban otras posibilidades con esta misma idea y entonces no era complicado empezar a tejer un relato o acordarse de alguno guardado que juntara tres elementos.

Así comenzó el recorrido de este compendio, un grupo de narradores dieron rienda suelta a su imaginación y eligieron abordar la tríada desde ángulos diferentes. El resultado oscila entre lo humorístico y lo dramático, bien con una velocidad trepidante o con la parsimonia que sugieren las películas en blanco y negro (excepto las de Hitchcock, que son pura velocidad). Personajes manipuladores, calientes, entrañables y hasta ingenuos se deslizan por amores platónicos, tramas criminales, fantásticas, eróticas o cotidianas.

Una mujer abandona la vida de pareja y se enfrenta a los cambios que conlleva dejar su antiguo hogar mientras pelea con el fantasma de la antigua inquilina de su nuevo departamento. Un joven matrimonio en apuros económicos resuelve sus problemas (y se hace de otros) incluyendo a un socio poco ortodoxo en su relación. Tres hermanos encargados de una funeraria guardan celosamente la puerta que conduce a un lugar misterioso. Una pareja en crisis recupera su relación gracias a un falso Santa Claus. Un trío sentado en la mesa de una cantina infecta: los dos presentes hablan de su relación con la pérfida ausente. El antes y después de una familia integrada por dos que suma a un tercero, atrapados en un video en formato Super-8. Las peripecias de unos matones que confunden las claves de comunicación entre pandillas, lo que desata una serie de problemas tan arriesgados como jocosos. La dolorosa historia de tres enamorados donde la frustración de uno de ellos tiene mortales consecuencias. Dos adolescentes en medio de un campamento buscan algo más que un placebo en el dispensario médico, pero solo una de ellas puede conseguirlo. Un par de amigos se hacen confidencias en un bar y se explican la vida con la lógica de los boleros mientras una vegetariana pacifista se convierte gradualmente en la manzana de la discordia.

De esta manera, leído que se ha el continente por gracia de la antologista, le queda al lector la curiosidad y la grata tarea de ponerse a leer sin demora los once relatos de los que aceptaron ese reto con o contra la trinidad, etc, etc, de cuya autoría son responsables los españoles Sara Mesa, Luisgé Martin, Andrés Barba y Marta Sanz, los mexicanos Juan Villoro, Alberto Chimal, Mariana H, Yuri Herrera y Antonio Parra, el venezolano Alberto Barrera Tyszka y la chilena Isabel Mellado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos