Arretxe y Arriola vuelven con novelas negras «a la vizcaína»

Arretxe y Arriola, mostrando los libros intercambiados. / I. HUEGUN
Arretxe y Arriola, mostrando los libros intercambiados. / I. HUEGUN

Por primera vez Arretxe ha situado la acción en su Basauri natal, y Arriola incorpora a su trama la desaparición de obras de Newton y Erasmo

FELIX IBARGUTXI SAN SEBASTIÁN.

Jon Arretxe y Anton Arriola Boneta han aportado sendos títulos a la colección de novela negra Cosecha roja, que llega así al número 31. El escritor de Basauri es ya un clásico en esta colección de la casa Erein; para el de Durango es su segunda entrega -tras 'El Negro y la Gata'- si bien tiene publicadas novelas de otro tipo.

En esta ocasión, Jon Arretxe sitúa el desarrollo de la novela 'La banda de Arruti' en su localidad natal, Basauri. Es la primera vez que escoge ese escenario, frente a las cinco novelas negras ambientadas en el barrio bilbaíno de San Francisco.

La nueva entrega de Arretxe narra las peripecias de unos delincuentes bastante cutres. La tentativa de apropiación de un hipotético botín, resultado de un atraco con final un tanto confuso, da pie a una serie de acontecimientos que desembocan en un desenlace inesperado. Una trama repleta de intrigas, embrollos y mentiras secuenciados con un marcado carácter cinematográfico, y que, sin embargo, culmina en una persecución fuera de todos los esquemas. Arruti, Urrutxurtu, Delgado y Ereño son los personajes, amigos desde su paso por el instituto, que conforman esta singular banda. Ereño es un desgraciado que acaba siempre en manos de la policía, y Urrutxurtu, por su parte, un guardia municipal de lo más corrupto. Este libro no pertenece a la saga de Touré.

Por su parte, Anton Arriola ha publicado 'El caso Newton', del género negro, pero, al igual que su anterior 'El Negro y la Gata', con un revestimiento de cultura. En la nueva obra sigue algunos de los personajes, como el excura Ander Azurmendi, que ahora es profesor de Antropología con los jesuitas, su novia la herborista Ane y su extravagante amigo Kundera. También ahora colabora el subcomisario de la Ertzaintza Barrutia.

'El caso Newton' está ambientado en Bilbao, en noviembre de 2001. Transcurridos apenas dos meses desde la destrucción de las Torres Gemelas, se desata en la ciudad vasca una cadena de extraños atentados. Uno tras otro, los pilares de la sociedad se ven golpeados: símbolos religiosos, centros culturales, patrimonio científico... Mientras la ciudadanía se va sumiendo en el desconcierto, el asalto a la biblioteca de un catedrático de la Universidad de Deusto ha dado inicio a una segunda cadena de crímenes. En el robo han desaparecido originales de Isaac Newton, junto con el 'Elogio de la locura' de Erasmo de Rotterdam. Es entonces cuando la universidad solicita la colaboración del profesor Ander Azurmendi.

«Hay dos grandes temas en este libro: la pasión contra la razón y la influencia de la ficción en la realidad objetiva», asegura Arriola, un escritor con un curriculum peculiar, pues antaño se dedicó al mundo del análisis financiero en entidades de varios países.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos