Diario Vasco

El amor en tiempos del terror

Nuria Labari.
Nuria Labari. / R.C.
  • Nuria Labari escribe una novela con ingredientes de la crónica periodística sobre los atentados del 11-M

  • 'Cosas que brillan cuando están rotas' es un relato trufado por una historia intimista sobre el amor y el desamor

Con apenas 24 años, Nuria Labari participó activamente en el seguimiento informativo de los atentados del 11 de marzo en Madrid. Doce años después, Labari ha querido volver a esos días terribles a través de la ficción, y lo ha hecho con una novela que transita entre la crónica periodística y el relato intimista. Se trata de ‘Cosas que brillan cuando están rotas’, publicada por la editorial Círculo de tiza y que ya va por la tercera edición. La autora da voz a dos mujeres, Clara, una adolescente que empieza a pensar por sí misma y Eva, su madre, una periodista curtida que debe enfrentarse al reto profesional más importante de su carrera mientras atraviesa una profunda crisis personal y matrimonial.

Esos ocho días de marzo que trastocaron el mundo de cientos de personas, cambiará también para siempre las vidas de Eva y Clara. Eric, su marido y padre, hijo de alemanes, decide tomarse unos días para pensar en su matrimonio. Así, justo antes de que los trenes estallen en Madrid, Eric y Clara viajan a Berlín, el lugar donde Eric y Eva fueron felices. Quiere pensar en su relación, una relación que ha ido muriendo a golpe de cotidianeidad y silencios. Y quiere conocer a su hija. También para Clara es un viaje importante. No solo porque escapará durante unos días del colegio y de un amor perdido, sino porque de la mano de su padre al visitar distintos enclaves que recuerdan la barbarie nazi, se enfrentará a emociones que nunca hubiera imaginado tener y empezará a convertirse en una mujer adulta.

Mientras Eric y Clara están en Berlín, Eva mantiene con su marido una conversación por correo electrónico mucho tiempo aplazada a la vez que se sumerge en la realidad de los atentados. Asistirá al dolor de los familiares, al desconcierto de toda una ciudad, a la espera desesperanzada, incluso llevará a cabo una entrevista estremecedora a la madre de uno de los terroristas, una entrevista que la autora realizó realmente en aquellos días convulsos.

La novela es un privilegiado testimonio de esas primeras horas y días de la mano de alguien que estuvo allí y vivió en primera persona la incertidumbre, la angustia, el dolor y la rabia de víctimas, familiares y amigos. Nuria Labari, entonces una jovencísima periodista, lo cuenta ahora con la sabiduría que da el paso del tiempo, pero también con una emoción y una verdad que trascienden la distancia.

Han tenido que pasar doce años para que la autora procesara toda la experiencia que vivió durante esos días para crear una novela que se podría denominar de iniciación y de reinicio. Dos voces, la de Clara, ingenua y apasionada, que da sus primeros pasos como adulta. Y la voz de Eva, experimentada y desilusionada, intentando dar un nuevo curso a su vida. Dos caras de la misma moneda, dos mujeres que quizá son la misma mujer en dos etapas distintas de su vida.

Labari es capaz de utilizar un estilo limpio, profesional y periodístico para pasar sin estridencias a un tono poético de bellas imágenes. La sensibilidad de Nuria Labari, su capacidad narrativa y su magnífica disección de las emociones humanas y del duro oficio de vivir hacen de este libro todo un documento histórico y a la vez una bella y poética historia de amor y desamor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate