Kampsa celebra su 25 aniversario con un festival rock en Pasaia

AITOR ZUBIZARRETA SAN SEBASTIÁN.

Bajo la bandera del «hazlo tú mismo», el espacio Kampsa, en la muga entre Pasaia y Donostia, se ha convertido en ejemplo de autogestión, constancia y trabajo en común. Superando hasta dos derribos, los locales levantados en la calle Eskalantegi han acogido desde 1992 sitios para ensayar, de grabación, sala de conciertos, y en los últimos años, se ha conocido principalmente por un skate park hecho sin ayudas y por las gentes de Kampsa, en el que han patinado skaters que gozan de reconocimiento internacional.

La obra y milagros del lugar ya se contaron en el notable documental 'Kampsa, 20 años de sueños y escombro', dirigido por Dani López, y ahora toca celebrar por todo lo alto los 25 veranos que cumple el espacio Kampsa/Ardigorri. Con tal motivo hoy se celebrará el plato fuerte del redondo aniversario, con una concentración skate desde las 15:00 horas -«piruetas, golpes y engorile sobre ruedas», avisan-, y ya a partir de las 22:00 horas, arrancará un magno festival de rock enteramente guipuzcoano, con hasta cinco bandas en cartel.

Sonará el excelente rock del dúo donostiarra Luma; hardcore veloz desde Zarautz con Paniko; de Andoain el 'emocore' de Herena; el ruido visceral vía 'grindcore' será cosa de los tolosarras Ras y desde Eibar, Nor Man pondrá la nota delirante del festival. Tras los conciertos en el propio skate park, varios DJs se encargarán de poner el broche final a la fiesta.

Fotos

Vídeos