Josu Okiñena interpretará temas inéditos de autores vascos en una gira internacional

Josu Okiñena junto al busto de Aita Donostia. / MICHELENA
Josu Okiñena junto al busto de Aita Donostia. / MICHELENA

El músico e investigador presentará en distintos países el CD 'Xuxurlak', que contiene 25 temas para piano

ITZIAR ALTUNA SAN SEBASTIÁN.

Su último trabajo discográfico, 'Xuxurlak', está a punto de publicarse, pero Josu Okiñena ya tiene las maletas preparadas para viajar a Argentina. Ahí ofrecerá varios conciertos que alternará con ponencias científicas en distintas universidades, en las que interpretará las piezas que recoge este disco y explicará el trabajo de investigación que ha realizado para recuperar algunas de las obras que se han incluido. La segunda quincena de noviembre realizará otra gira por Estados Unidos y el año que viene ya ultima su presencia en Nueva York, Canadá y Japón. «Este es el proyecto de mayor envergadura que voy a realizar», admite el músico e investigador.

El CD recoge 25 temas, de las que el 70 por ciento son inéditos. Entre ellos destaca la obra 'Andante Doloroso', una de las últimas composiciones para piano de Aita Donostia (1886-1956), que Okiñena rescató entre unos manuscritos que le dio hace años el pianista Félix Lavilla, y que ha sido definida como «una verdadera joya», «vanguardista» y «muy innovadora para su tiempo». «Ha sido todo un reto reconstruir esta obra», admite Okiñena, a quien le une un estrecho lazo a este compositor, ya que realizó su tesis doctoral sobre la figura de Aita Donostia y ha grabado toda su obra para piano.

La publicación también incluye Seis Danzas de Tomás Garbizu (1901-1989), seis sonatas de clavecinistas vascos, entre las que figura una de Juan Andrés de Lombide (1745-1811), las 'Tres Bagatellas' de Pascual Aldave (1924-2013) y seis piezas para jóvenes pianistas de Félix Lavilla. «Creo que es un pianismo que estaba bastante olvidado y es un trabajo que enriquece muchísimo el repertorio para piano del País Vasco». Okiñena explica que el nombre de 'Xuxurlak' -susurros en euskera-, recoge bien el carácter del proyecto, donde se recuperan «los suspiros musicales que se olvidaron, esos cantos folclóricos que quedaron exclusivamente en las fuentes orales, pero que grandes compositores los recogieron y los armonizaron para piano».

Josu Okiñena emprende ahora la tarea de dar a conocer este repertorio. El sábado lo hará en la Universidad Maimónides de Buenos Aires y el domingo ofrecerá un recital en La Usina del Arte de la capital argentina. La semana siguiente viajará a San Miguel de Tucumán y a San Juan, en el norte de Argentina, y el 3 de noviembre cerrará su gira por Sudamérica en la ciudad de Punta del Este, en Uruguay.

Luego viajará a Estados Unidos, donde el 16 de noviembre estará en el Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Reno, en Nevada, coincidiendo con el cincuenta aniversario de este centro. También actuará en Miami y en la Universidad Jacksonville de Florida, así como en Chicago.

Gira internacional

El investigador e intérprete donostiarra alternará los recitales con ponencias científicas o masterclasses, donde explicará «el proceso que sigo para hacer la interpretación musical y las posibilidades que descubro en las obras, porque cada intérprete lo comprende de una manera diferente». Profesor del Master de metodología de la investigación en Musikene, los últimos años los ha dedicado a la búsqueda de fundamentos científicos para explicar el proceso que sigue para la interpretación.

La gira internacional para dar a conocer las obras que se recogen en el CD 'Xuxurlak' continuará en diciembre por algunas ciudades del centro de Europa como Zurich, Varsovia y Bucarest, y en febrero del año que viene volverá a Norteamérica, primero al Carnegie Hall de Nueva York y luego a Otawa, en Canadá. En marzo tiene previsto actuar en el Teatro Victoria Eugenia, escenario donde los compositores de los temas que interpreta presentaban sus trabajos.

Para otoño de 2018 ya ha confirmado cuatro actuaciones en Japón, país en el que «se han mostrado muy interesados por este repertorio, desconocido para ellos». Okiñena reconoce que la cultura vasca es más conocida a niveles etnográficos o etnomusicológicos. «Se conocen la txalaparta o el folclore, pero no el trabajo que han desarrollado los grandísimos artistas que ha habido en el País Vasco, y que han dejado un gran repertorio».

A pocos días de embarcarse en la «aventura americana», el investigador se muestra muy ilusionado y agradecido por el apoyo que ha recibido por parte de las instituciones -la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Gobierno Vasco, Diputación Foral de Gipuzkoa, Etxepare Institutoa y Mikel Laboa Katedra-. «Esta gira supone un gran reto», remata ilusionado.

Fotos

Vídeos