Isabel Coixet abre la Seminci con un canto a las mujeres valientes y a los libros

Isabel Coixet abre la Seminci con un canto a las mujeres valientes y a los libros

«Vivimos unos tiempos muy extraños, para los que no tenemos mapa ni brújula», afirma la realizadora de 'La librería'

MIKEL G. GURPEGUI VALLADOLID.

Con un profundo suspiro recibió ayer Isabel Coixet la inevitable pregunta en la rueda de prensa sobre el abismo catalán, antes de remedar a Umbral: «Yo he venido a hablar de mi librería». Sólo añadiría: «Soy de Barcelona, del barrio de Gracia, catalana, española y europea. Vivimos unos tiempos muy extraños, para los que no tenemos mapa ni brújula».

La realizadora catalana abría ayer la 62 edición de la Seminci de Valladolid y la competición por la Espiga de Oro con la premiere mundial de 'The Bookshop (La librería)', coproducción hispano-británico-alemana rodada en inglés con actores internacionales. Se trata de una película amable, bonita, bien hecha y que se ve con una sonrisa en la boca. Seguramente funcionará en su estreno en las salas, previsto para el 10 de noviembre, especialmente entre el público adulto y femenino, aunque en el marco de un festival resulte algo clásica y comercial.

Adapta el libro de la escritora inglesa Penelope Fitzgerald, con el que Coixet asegura haber sentido siempre una conexión especial. De hecho, se identifica con su protagonista: «Florence Green c'est moi, una versión mía más delgada y con falda plisada. Yo soy esa mujer que quiere hacer algo y lo hace sin medir las consecuencias. Si te amargan la vida, luego te levantas y sigues; eso es vivir».

Florence Green (Emily Mortimer) es una joven viuda que decide montar una librería en un pueblo de la Inglaterra de los años 50, entre la curiosidad y la falta de afición lectora general. Se las tendrá que ver con la oposición de una rica terrateniente (Patricia Clarkson), con el único apoyo de un hombre solitario y antisocial al que da vida Bill Nighy.

El amor por los libros -«me da pena la gente que no lee; se pierden mucho»- y la fuerza de una mujer normal, dulce y valiente frente a un entorno que le ningunea son las bazas de 'La librería', adaptación en la que Coixet no se ha resistido a modificar su final con un punto más esperanzado. «En esta historia y en la vida, necesito pensar que hay luz».

Presente también en Valladolid, Bill Nighy, el alto actor británico al que recordamos como el cantante de 'Love Actually', se muestra encantado con «una adaptación brillante» y elogia que con la realizadora catalana «me he sentido libre y seguro». Su método para preparar sus trabajos, según explica, es «desgastar la moqueta de la habitación caminando y repitiendo las palabras hasta que parezca que es la primera vez que las pronuncio».

Seminci en femenino

'La librería' inició anoche una edición de la Seminci con fuerte presencia femenina: nueve directoras a concurso y un ciclo paralelo dedicado a nuevas realizadoras. Comenzó la 62 Semana Internacional de Cine de Valladolid con una gala presentada por José Corbacho en la que recibieron premios honoríficos Marisa Paredes y Arturo Ripstein, y se recordó a Federico Luppi.

Fotos

Vídeos