«Inquietud» en el Gremio por la llegada de la cadena de Planeta

A.M.

«Inquietud» es la palabra que define el ánimo con el que los establecimientos que forman parte del Gremio de Libreros de Gipuzkoa han acogido el anuncio de la llegada a Donostia de la tienda de la Casa del Libro, cadena perteneciente al Grupo Planeta. Así lo reconocía ayer su presidente, Andoni Arantzegi, que no obstante destacó el trabajo realizado hasta ahora por las librerías guipuzcoanas. «En el Gremio hemos hecho las cosas bien y si viene competencia tendrá también que trabajar para llevarse su trozo del pastel del mercado, que con toda seguridad se llevará», indicó.

Andoni Arantzegi es responsable del establecimiento de la cadena Elkar de la calle Bergara, un local que cuenta con unos 17.000 títulos y que se encuentra precisamente a escasos metros de la futura franquicia de la Casa del Libro. En la tienda de la calle Fermín Calbetón, Elkar ofrece a sus clientes unos 35.000 libros, según las estimaciones de Arantzegi. «Había rumores de que Casa del Libro iba a abrir una librería en Donostia, pero no teníamos confirmación de la noticia, ni sabíamos dónde o cuándo», reconoce.

«En el sector hay inquietud porque Donostia tiene el tamaño que tiene, pero mientras sea competencia leal, no diré que bienvenida sea, pero sí que conviviremos. Desde luego, lo que no creemos es que venga a cubrir un vacío en materia de librerías porque pensamos que la ciudad ya está bien surtida, pero bueno, esto son estrategias comerciales de las grandes firmas», concluye el presidente del Gremio de Libreros de Gipuzkoa.

Fotos

Vídeos