Iñigo Sesma, seleccionado por la National Gallery Portrait de Londres

Óleo sobre madera 'John John', de 83,5 por 122 centímetros.

El artista donostiarra es uno de los 50 pintores seleccionados entre los 2.580 que presentaron obra

R. K. SAN SEBASTIÁN.

El pintor donostiarra Iñigo Sesma ha sido uno de los seleccionados por la National Gallery Portrait de Londres para el The Portrait Award BP 2017, uno de los más prestigiosos concursos de retratos del mundo. Al concurso concurrieron 2.580 obras de artistas de 87 países y entre las elegidas, se encuentra la obra del joven donostiarra 'John John', un óleo sobre madera de 83,5 x 122 centímetros.

La National Gallery Portrait alberga la colección más extensa de retratos en el mundo. La exposición abierta el pasado 21 de junio permanecerá en Londres hasta el 24 de septiembre, para posteriormente abrirse en Edimburgo hasta final de año y en Sunderland, entre marzo y junio de 2018.

El artista donostiarra estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona y años más tarde se trasladó a Nueva York para continuar con su carrera, completando su formación en la National Academy de Nueva York y en la School of Visual Arts, así como en Berlín. No gusta de encasillarse en ningún estilo pictórico porque «la pintura es un proceso de búsqueda que no tiene fin. Prefiero mezclar en mis obras el estilo figurativo con la abstracción, pero sin olvidarme del paisaje -ha declarado-. Mis creaciones destacan por la combinación de diferentes elementos, que aparentemente no tienen nada en común, pero que unidos configuran una escena en la que todos los elementos acaban relacionados». Sus referentes pictóricos son Gerhard Richter, Michael Borremans, Luc Tuymans y Adrian Ghenie.

Escenas en la calle

En este sentido, ha señalado que su obra «se basa en escenas que contemplo en la calle, generalmente en lugares de paso, como una estación de autobús o de tren. Siempre llevo conmigo encima una cámara de fotos para retratar una buena escena en el momento preciso y para que así no se me escape ningún detalle a la hora de plasmar el plano en un lienzo».

Una parte de su obra permanece expuesta en la galería donostiarra Vetusart, cuyos responsable subrayan en su obra la convivencia de lo pictórico, lo fotográfico y lo digital. «Esta circunstancia tiene gran importancia en el trabajo de Iñigo Sesma, puesto que influye de fuerte manera tanto en la estrategia de creación de la imagen como en el modo de recepción y circulación de la misma. Personalmente percibe un claro interés hacia los vínculos posibles entre la realidad cotidiana y la ficción cinematográfica, generando así algo intermedio entre ambas», señalan desde la galería.

Fotos

Vídeos