Ibon Aranberri, primer artista del proyecto 'Museo bikoitza'

Insausti, Aranberri, Soto y Mendizabal, ayer en San Telmo. / MICHELENA
Insausti, Aranberri, Soto y Mendizabal, ayer en San Telmo. / MICHELENA

FELIX IBARGUTXI SAN SEBASTIÁN.

El Museo San Telmo ha puesto en marcha 'Museo bikoitza', un programa propuesto por Asier Mendizabal que incorporará al museo intervenciones de artistas invitados.

Se trata de un programa de intervenciones en el museo, con una periodicidad anual y por parte de un artista invitado. El invitado de esta primera edición es Ibon Aranberri (Itziar, 1969), un artista con una fuerte proyección internacional. El objetivo es propiciar a una serie de relecturas de la colección y del relato museográfico por parte de artistas del entono más cercano.

Aranberri firmó ayer el contrato de colaboración, junto al directora del museo Susana Soto y el concejal de Cultura Jon Insausti. El artista manifestó que no está todavía en condiciones de adelantar sus líneas de trabajo, pero confesó que, cuando ha acudido al Museo San Telmo, se ha interesado más por los fondos etnográficos que por la amplia colección de pintura. «El resultado de mi trabajo puede ser una escultura o cualquier otra cosa. Llevará la etiqueta de trabajo artístico, pero quizá sea algo que no difiere mucho de los fondos etnográficos de San Telmo».

Esta iniciativa fue propuesta a San Telmo por el artista Asier Mendizabal (Ordizia, 1973) después de que en el año 2014 mostrara en ese mismo recinto su instalación 'Soft Focus', basada en los objetos etnográficos y artísticos de San Telmo que aparecían en las fotos del inventario del museo, realizadas por Sigfrido Koch.

Según dijo ayer Aranberri, esta iniciativa servirá para «repensar y criticar» San Telmo. La obra artística se incorporará a la colección del museo, y el año siguiente, será Aranera quien designe al artista que le tome el relevo,

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos